| Artículos | 01 NOV 2001

"Las tecnologías inalámbricas posibilitan mayores experiencias a los usuarios"

Tags: Histórico
Dieter Kossessa, director de marketing estratégico y soluciones de Toshiba
Miguel A. Gómez.
No se puede hablar de la nueva era de la informática y las comunicaciones sin dedicar un momento a la tecnología inalámbrica. Pese a que no lleva mucho tiempo entre nosotros, no es una tecnología de nueva aparición, y en aquellos segmentos donde ha tenido mayor presencia ha demostrados sus capacidades y las posibilidades que ofrece. Uno de los fabricantes del mundo informático que más está apostando por este tipo de tecnología es Toshiba y, por este motivo, quisimos mantener una entrevista con Dieter Kossessa, director de marketing estratégico y soluciones del fabricante, para adentrarnos con él en el mundo de posibilidades que nos ofrece la tecnología inalámbrica, así como las previsiones de futuro que se tienen en este concreto segmento del mercado que, pese a que no ha venido para sustituir plenamente a nadie, sí ha venido para quedarse.

La tecnología inalámbrica es toda una novedad en el mercado informático. ¿Cómo evolucionarán los diferentes estándares?¿Qué ocurrirá en los próximos años? ¿Podemos afirmar que se trata de tecnologías independientes?
- Por descontado, todas las tecnologías inalámbricas son posibilitadoras de mayores experiencias para los usuarios, comunicaciones más sencillas y más flexibles, así como un trabajo más ameno.
Al igual que hace diez años los teléfonos móviles revolucionaron la forma en que las comunicaciones de voz llegaban a todos los rincones, el acceso inalámbrico a los contenidos y los servicios de comunicaciones de datos móviles también se revolucionarán a lo largo de esta década. Los estándares Wireless LAN y Bluetooth han resultado una primera forma de compatibilidad e interoperatibilidad entre productos, pero esto es sólo el comienzo de un nuevo rango de soluciones. Sencillez de uso, mayor capacidad para la transmisión de datos y varios niveles de seguridad, ya están siendo preparadas para próximas generaciones de este tipo de productos.
Como los dos estándares coexistirán en el futuro, la combinación de módulos que integren tecnología Wireless LAN y Bluetooth aparecerán también. En un primer momento, no obstante, ambas tecnologías mantendrán su posición actual. Bluetooth es una tecnología de comunicación entre dispositivos y de reemplazamiento del cable. Por su parte, Wireless LAN es una tecnología para un acceso más rápido y flexible en las comunicaciones en los ambientes de negocio, la oficina, y el hogar.

¿En qué tipo de ambientes es posible la utilización de este tipo de productos?¿Cómo será su adaptación en otros entornos?¿Qué ocurrirá en el segmento de consumo?
- Como suele ser habitual en la irrupción de nuevas tecnologías, las nuevas aplicaciones y escenarios se implementarán en mercados verticales y en nichos de mercado. Posteriormente, con la disponibilidad de más aplicaciones y productos compatibles, el volumen de fabricación se incrementará mientras que comienzan a disminuir los costes de desarrollo. En ese momento, estarán disponibles diferentes modelos de uso donde Bluetooth, por ejemplo, podría integrarse en los vehículos para ofrecer un sencillo modelo de telefonía inalámbrica, control de acceso, y transferencia de datos a pequeños dispositivos tales como teléfonos, PDA o, incluso, cámaras digitales.
Esperamos una natural expansión al rango de productos de consumo con Bluetooth, porque si bien se trata de una tecnología desconocida, su funcionalidad se está incrementando. Por tanto, Bluetooth supondrá el reemplazo de una gran cantidad de cables en el futuro, tanto en la oficina como en el hogar.

¿Por qué deberían adoptar los consumidores esta tecnología?¿Qué es nuevo en ella realmente?¿Qué mejoras ofrece frente a la tecnología cableada?
- No es que deban adoptar esta tecnología, pero es la conveniencia de los propios usuarios la que redirige la demanda. Imagina que no existieran los teléfonos móviles o que los únicos de los que pudiéramos disponer es de aquellos tan grandes de principios de los noventa. Es realmente el espectro de nuevos servicios y posibilidades lo que crea e incrementa la demanda. Los móviles no serían tan populares sin servicios como SMS o WAP, por ejemplo. La posibilidad de conectar y de estar enganchado a otra persona en diferentes lugares, el acceso a contenidos y la entrada a un mundo de servicios sin las limitaciones de las conexiones por cable han conducido la demanda de los teléfonos móviles y harán lo mismo con otro tipo de dispositivos móviles y aplicaciones de estos productos.

¿Cómo está previsto que evolucione este mercado en los próximos años?
- Por el momento, hemos tenido acceso a diferentes informaciones de analistas de mercado sobre cómo crecerá el mercado inalámbrico y las tecnologías con él relacionadas en los próximos años. En este sentido, los ratios de crecimiento interanuales están situados entre el 25 y el 30 por ciento, lo que significa que el mercado podría doblarse en los próximos cuatro años.

¿Considera que este crecimiento será similar en Estados Unidos, Japón y Europa? ¿Cómo evolucionarán estos mercados?
- Según las previsiones que manejamos, Europa estará a la cabeza del desarrollo de Bluetooth y las soluciones y productos asociados, seguida de Japón. Por lo que respecta al mercado estadounidense, éste es más partidario de la tecnología Wireless LAN, donde algunas soluciones ya están plenamente establecidas.

En opinión de algunos analistas, la seguridad y la velocidad son los dos grandes problemas de la tecnología inalámbrica. ¿Cuál es su opinión al respecto?
- Yo no puedo compartir este punto de vista. En primer lugar, la velocidad es siempre relativa, si bien, por supuesto, las líneas cableadas ofrece típicamente un mayor ancho de banda. Por el contrario, esta velocidad limita la flexibilidad en gran medida. Los clientes deben aceptar un compromiso en ambos conceptos. Deben aceptar una limitación de la velocidad a favor de una mayor flexibilidad, y los teléfonos móviles son un buen ejemplo. En el futuro, la velocidad de Wireless LAN se incrementará por encima de los 50 Mbps y en lo referente a Bluetooth de 2 Mbps a 10 Mbps, si bien para ello deberemos esperar a la próxima generación de dispositivos móviles que llegarán al mercado en el año 2003.
En cuanto a la seguridad, he de comentar que se trata de un elemento que es tan bueno como se quiera hacer uso de él. Tenemos la experiencia de un gran número de personas de los departamentos de Tecnologías de la Información que no están adoptando las posibilidades que las tecnologías de seguridad les están ofreciendo actualmente. Esta decisión depende de la confidencialidad de la información a la que están dando curso, y así las inversiones requeridas para proteger estos datos, con tecnologías como, por ejemplo, identificaciones de usuario, acceso a VPN, que también son accesibles en entornos inalámbricos.
Por su parte, Bluetooth tiene disponible un mayor nivel de seguridad y soporta, por ejemplo, encriptación. Además, próximamente, aparecerán nuevas capacidades en el IEEE 802.1X que incrementarán las posibilidades de seguridad.

Ahora en el mercado nos
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información