| Artículos | 01 FEB 2005

Las nuevas tendencias incrementarán el coste del software

Tags: Histórico
El coste de las licencias de software podría aumentar un 5 por ciento para 2006
Amaia Monroy.
Las empresas de todo el mundo podrían ver como se incrementan sus costes por licencias de software al menos un 50 por ciento para el próximo año 2006, a menos que reaccionen pronto y renegocien sus contratos existentes, en opinión de Gartner.

Según la consultora, esta situación se debe a la aparición de cuatro tendencias en hardware que amenazan el modelo tradicional de precios utilizado por Oracle, IBM, Sybase y muchas otras compañías de software basados en la capacidad hardware o en unidades de procesamiento central (CPU).
Unas tendencias que incluyen un giro hacia las arquitecturas de chip de múltiple núcleo; hacia los recursos hardware virtuales a través de los servidores físicos; el incremento en la disponibilidad de servidores para apoyar la capacidad en la demanda; y, en cuarto lugar, un mayor interés en herramientas de suministro rápido.
“Cada una de estas tendencias presentaría un gran reto para los fabricantes de software a la hora de mantener una política de precios aceptable”, comenta Alexa Bona, directora de investigación de Gartner. Y añade que el hecho de que los cuatro estén teniendo lugar al mismo tiempo puede provocar el caos de los precios.
“La compañías de software generarán cargos por el potencial total de la capacidad CPU en función del uso que se haga. Tendrán que cambiar sus políticas, pero ese cambio no se producirá rápidamente. Por tanto, es crucial para las empresas entender los riesgos y protegerse iniciando negociaciones de contrato con sus fabricantes ya”, continua diciendo.

Los tiempos cambian
Hasta no hace mucho tiempo, los servidores se hacían más poderosos mediante el incremento en la frecuencia de ejecución -velocidad- del procesador. Sin embargo, cuando los procesadores corren más rápidamente, ellos también requieren más energía y generan más calor.
Las arquitecturas de chips de múltiple núcleo han emergido para incrementar el rendimiento de los servidores sin requerir más energía o generar más calor. En este sentido, Gartner advierte que las arquitecturas de múltiples núcleos no doblarán el rendimiento del sistema. A pesar de ello, la mayoría de los fabricantes de software encuestados por la consultora pretenden cargar el actual coste CPU para cada uno de los núcleos del chip. Por ejemplo, si un único núcleo CPU ahora cuesta 40.000 dólares por CPU, un chip de núcleo dual costará 80.000 dólares.
“Los actuales modelos de licencias no ofrecen a los fabricantes de software la iniciativa de escribir códigos más eficaces. Ello también impide a los usuarios controlar los costes cuando los sistemas de un único núcleo no están disponibles, lo que podría ocurrir quizá tan pronto como a finales del próximo año 2006. Para ese momento, muchas empresas pagarán al menos un 50 por ciento más en tarifas de software procedentes de numerosos fabricantes de software que actualmente cuentan con licencias basadas en CPU”.

Informática virtual
VM (Virtual Machines) virtualiza los recursos hardware de manera que múltiples sistemas operativos puedan compartir recursos y escalar dinámicamente la cantidad de recursos disponibles. En los últimos tres años, el mercado para en servidores Intel ha estado en pleno auge debido a la gran utilización de los servidores Intel en pequeñas aplicaciones. Aunque VM no reduce los gastos administrativos, el hardware de consolidación en menos servidores puede reducir los costes significativamente.
Gartner advierte, sin embargo, que cada ahorro que las empresas obtienen del hardware o de la reducción de personal, será más que compensado por el incremento en las tarifas de software debido a que la mayoría de los fabricantes de software no reconocerá la partición lógica CPU en sus licencias, lo que significa que las empresas deberán pagar por el potencial total de la capacidad del servidor, independientemente del uso que hagan de él.
Las herramientas de suministro rápido y migración pueden ser utilizadas para mover o escalar software entre servidores con mayor o menor capacidad, basándose en los requerimientos del volumen de trabajo. Este tipo de tecnología expande el reino de la virtualización desde el servidor a un grupo de servidores distribuidos. Sin embargo, los fabricantes de software requieren que su software sea licenciado y que su precio se establezca basándose en cada servidor que pueda ser utilizado, haciendo que estas herramientas tengan un coste prohibitivo en muchos casos.

Informática a medida
Por otro lado, los grandes fabricantes de hardware han comenzado a incrementar la capacidad de los servidores de gama alta. La habilidad de desempeñar capacidad instantánea on demand (COD) ha aparecido más recientemente, lo que significa que las empresas ya no tendrán que ampliar el tamaño de sus servidores cuando haya grandes volúmenes de trabajo.
Aunque estos desarrollos pueden reducir el coste del hardware, no afectan a los cargos por licencias software. De nuevo, los fabricantes de software generalmente cargan por el total de potencial, sin tener en cuenta cuánto se use. Ni existe una aproximación al método de precios basados en el uso, ni mecanismos para que los fabricantes de software midan cuándo y durante cuánto tiempo esos procesadores COD temporales están activos. Consecuentemente, los potenciales ahorros en hardware pueden ser eliminados aumentando las tarifas de software que se basan en la capacidad total de la potencia del sistema.
“La mayoría de los usuarios con los que hemos hablado están al tanto de una o dos de las cuatro tendencias, pero no conocen su impacto combinado”, comenta Bona. “Las empresas necesitan solucionar esta convergencia rápidamente. Para finales del próximo año 2006 los fabricantes de chips de un único núcleo desaparecerán. Si los contratos o las políticas de precios sobre este tema no están solucionados, las empresas no tendrán otra opción que pagar mucho más. Los sistemas de único núcleo no volverán a estar disponibles”, concluye.
Son muchos los fabricantes que aún no tienen decidida cuál será su política. Por esta razón, Gartner recomienda a sus clientes que comiencen a mantener conversaciones con los fabricantes para acelerar los cambios en las políticas de precios.
Algunos fabricantes han reaccionado ya positivamente sobre este tema. Microsoft, por ejemplo, ha anunciado recientemente su intención de cargar únicamente por cada CPU independientemente del número de núcleos. BEA, por su parte, piensa cargar un 25 por ciento adicional por cada núcleo dual, en vez de un 100 por ciento.


Gartner recomienda…
-------------------------------
Entre las recomendaciones inmediatas de Gartner se incluyen las siguientes:
- Tratar de negociar un máximo del 25 por ciento más por los procesadores de núcleo dual.
- Negociar los contratos que reconocen la partición de los servidores.
- Demandar el conocimiento de las estrategias de precios utilidad/virtualización de los fabricantes de software.
- Investigar otras métricas de licencias alternativas ofrecidas por los fabricantes.

Sin embargo, la consultora advierte que algunas de las recomendaciones sólo son válidas a corto plazo, ya que aún no existen los estándares necesarios para permitir
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios