| Artículos | 01 SEP 2001

Las claves de Windows XP, un sistema operativo de nueva generación

Tags: Histórico
Nuevas capacidades sin renunciar a una mayor facilidad de uso
Miguel A.Gómez.
El próximo 25 de octubre llega al mercado Windows XP, el nuevo sistema operativo de Microsoft, y con él nuevas posibilidades, tanto para usuarios como para empresas. Por este motivo, desde Dealer World, como publicación colaboradora en el lanzamiento de este producto, hemos querido ir adelantándoles algunas de sus posibilidades.

Así, desde este número y durante los próximos ejemplares de Dealer World y Dealer World 15, hasta la fecha del lanzamiento de Windows XP, iremos ofreciendo información técnica exclusiva de Microsoft, así como la posibilidad de adquirir el Windows XP Preview Program para el canal de distribución.
Poco menos de dos meses antes de la llegada al mercado de Windows XP, se abren una serie de alternativas y posibilidades que conviene ir aclarando. Con el fin de que cuando los clientes empiecen a preguntar por el nuevo sistema operativo el canal de distribución sepa qué contestarle, queremos desvelar ahora algunas claves del nuevo miembro de la familia Windows, un sistema operativo que buscará su hueco entre el segmento profesional, a cuyos usuarios dará más capacidades y potencia, sin olvidar un incremento en la sencillez de manejo.
El posicionamiento del producto es claro, Windows XP Professional para empresas de cualquier tamaño, y Windows XP Home Edition para usuarios domésticos. En estas páginas encontrarán las principales posibilidades que ofrece la versión orientada a los profesionales.

Nueva generación de sistemas operativos para clientes empresariales
Pero vayamos por partes. Windows XP Profesional es la nueva generación de sistemas operativos para usuarios profesionales. Ofrece herramientas de productividad avanzada para las necesidades que en el día a día se plantean en la empresa, y ofrece unas posibilidades de gestión, desarrollo y soporte que permiten realizar una gestión del entorno mucho más eficiente que hasta la fecha. Está pensado para ofrecer las más recientes posibilidades en seguridad y privacidad, sin descuidar la sencillez de manejo, muy apreciada en diferentes entornos corporativos.
Otras mejoras introducidas en este sistema operativo afectan a las comunicaciones y a los trabajadores remotos y móviles, a los que se les incrementan las posibilidades. Asimismo, conviene destacar que Windows XP se integra perfectamente en los entornos donde exista Windows 2000 Active Directory, lo que facilita la migración a esta nueva plataforma.
Como son muy variadas las novedades incorporadas a esta nueva versión del sistema operativo Windows, vamos a tratar de agruparlas en diferentes áreas, tales como fiabilidad, capacidad, seguridad, sencillez de uso, movilidad, ayuda y soporte, comunicaciones, y gestión y desarrollo.

Mejoras en fiabilidad
Windows XP Profesional ha sido diseñado partiendo del código fuente de Windows NT y Windows 2000, lo que le permite desarrollarse sobre una arquitectura de 32 bits, así como mantener un modelo de memoria protegida. Asimismo, aunque parte de lo alcanzado por Windows 2000, esta nueva plataforma ha visto mejorada su capacidad para reconocer unidades conectadas al sistema, así como en lo que a la gestión de controladores se refiere.
Para mantener la instalación, Windows XP no permite que se corrompan las estructuras de datos críticos en el kernel, así como los datos de sólo lectura en controladores y aplicaciones. Asimismo, todos los códigos de los controladores de unidades conectadas al sistema son sólo de lectura.
Windows XP provee un mecanismo para la instalación y funcionamiento de múltiples versiones de componentes de la propia plataforma, empleándose de forma independiente. Además, protege los ficheros claves del sistema contra escrituras motivadas por la instalación de aplicaciones y, en el caso de que un fichero haya sido modificado, Windows File Protección reemplazará el fichero modificado por la versión correcta.
Otra facilidad ofrecida es Windows Installer, que facilitará a los usuarios las instalaciones, configuraciones, actualizaciones y borrado de programas de forma correcta.
Por último, pero quizá como uno de los aspectos más destacados, Windows XP permite incrementar el control sobre las aplicaciones empleadas en el entorno y sobre los permisos del usuario para hacerlo, con lo que se incrementa el control sobre virus y troyanos que se hayan introducido en el sistema.

Un sistema operativo con más capacidades
En este aparatado son dos los aspectos más destacados de la nueva plataforma. En primer lugar, destaca que Windows XP ha sido diseñado para el funcionamiento de múltiples aplicaciones de forma simultánea, mientras que se mantiene la estabilidad del sistema. Asimismo, este sistema operativo ofrece soporte para 4 gigabytes de memoria RAM así como para multiproceso simétrico.

Un sistema operativo más seguro
Las principales novedades en el área de seguridad se resumen en cuatro apartados; soporte para tarjetas inteligentes, soporte para Kerberos, IPSec, y Encrypting File System (EFS) con soporte multiusuario.
Empezando de forma inversa, EFS permite encriptar cada fichero con una clave aleatoria en un proceso que es transparente para el usuario. Además, el sistema operativo permite el acceso de múltiples usuarios a un fichero encriptado.
IPSec ayuda a la transmisión protegida de datos a través de la red. Es uno de los elementos más destacados de la seguridad de las Virtual Private Networks (VPN, Redes Privadas Virtuales), que permitirán a las empresas la transmisión de datos seguros a través de Internet.
El tercero de los puntos destacados es el soporte Kerberos. Windows XP ofrece un sistema de autentificación basado en un simple log-on para el acceso a las aplicaciones y recursos de un sistema basado en Windows 2000. Kerberos es un estándar eficiente para redes basadas en sistemas operativos diferentes, como Unix, por ejemplo.
Por último, destaca la incorporación en el sistema operativo de soporte para tarjetas inteligentes, incluido el acceso basado en estos dispositivos a sesiones de Terminal Server mantenidas sobre Whistler Server (la siguiente versión servidor de Windows 2000).

Sencillez de uso
Casi tan importante como la potencia es la sencillez de uso, y Microsoft es consciente de ello. Por este motivo, las nuevas capacidades de esta plataforma han sido revestidas con un incremento en la facilidad de uso, pensando, sobre todo, en aquellos usuarios que no tienen un amplio conocimiento de informática.
Lo primero que llama la atención a los usuarios de Windows XP es su nuevo diseño visual, porque si bien el sistema operativo mantiene el corazón de Windows 2000, el apartado de diseño ha sido modificado sustancialmente, aportándole más frescura al mismo. Las tareas comunes se han visto consolidadas, a la par que simplificadas, además de mejorar la navegación por el sistema, que ahora es más intuitiva para el usuario. De todas formas, y pensando en aquellos usuarios acostumbrados a la apariencia de Windows 2000, el sistema operativo permite a los administradores y los usuarios elegir entre esta renovada apariencia y la convencional de Windows 2000, simplemente haciendo clic en un botón.
Otra posibilidad de la que podrán disfrutar los usuarios es la de que el entorno se adapte a su forma de trabajar. En el rediseñado menú de inicio aparecen las aplicaciones que más frecuentemente emplea el usuario. Además, si una aplicación se abre en múltiples ventanas, por ejemplo varios mensajes de correo elec
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios