| Noticias | 31 MAR 1999

La UE pone condiciones a la alianza entre BT y AT&T

Tags: Histórico
Un gesto por parte de AT&T es el único requisito que falta para que la UE apruebe de forma definitiva su join venture con BT.
Miguel Angel Gómez

La Comisión Europea, brazo legal de la Unión Europea, ha emitido un comunicado dando su aprobación a la join venture formada por British Telecommunications y AT&T, con la única condición de que esta última se deshaga de su operadora de larga distancia en el Reino Unido.

Esta unión viene de lejos. De hecho, la misma se anunció el pasado mes de julio, momento en el que se indicó que se trataba de una alianza para proveer servicios de telecomunicaciones multinacionales que generaría unos beneficios de 1,8 billones de pesetas, unos 11.300 millones de euros, en el año 2000.

El pasado mes de diciembre la Comisión Europea puso en marcha una investigación para asegurarse, según su propio comunicado, de que ambas compañías no adquiriesen una posición de privilegio en el mercado británico. Ahora otorga su bendición al acuerdo con condiciones, una lista encabezada por la que señalábamos en la apertura de esta información. Así, AT&T se verá obligada, si quiere seguir adelante, a deshacerse de ACC Long Distance UK, la subsidiaria británica de ACC, una compañía multinacional con sede en Estados Unidos. Pero este es sólo el primer paso, porque pese a que consigan la aprobación de la Comisión Europea, ambas compañías se encuentran a la espera de saber la decisión que toman las autoridades norteamericanas.

Volviendo a las condiciones puestas por la Comisión Europea, AT&T debe establecer una clara separación entre ella y Telewest Communications, el segundo operador de cable de Gran Bretaña de la que la firma posee un 22 por ciento, adquirido tras su compra de TeleCommunications (TCI), así como buscar otro distribuidor que no sea el formado por ella misma y por Unisource NV, AT&T-Unisource Comunications Services.

Con este acuerdo, y a escala global, BT y AT&T controlan entre el 30 y el 50 por ciento de los servicios de telecomunicaciones, lo que para la Comisión Europea "no supone una posición de dominio". En las comunicaciones entre Estados Unidos y el Reino Unido, ambas compañías generan la mitad del tráfico, pero menos del 20 por ciento de la capacidad, según la Comisión.

Según los términos del acuerdo, ambas compañías pueden hacer uso de sus respectivas redes de comunicaciones internacionales, incluidas las líneas de cable submarino o estaciones de cable.

Con la vista puesta en las grandes corporaciones, ambas compañías están desarrollando un sistema de gestión inteligente de red basado en protocolos Web.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información