| Artículos | 01 JUL 2001

La guerra de la banca on-line

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
Internet se está convirtiendo en el campo de batalla de las entidades bancarias. De hecho, la lucha por ganar nuevos clientes es cada vez más palpable y las ofertas se precipitan a un ritmo vertiginoso.
El último en hacer su apuesta on-line ha sido ActivoBank de la mano del Banco de Sabadell y el Banco del Comercio Portugués y centrará su línea de negocio en la gestión de patrimonios. El banco, que invertirá más de 12.000 millones de pesetas en los dos próximos años y prevé captar 100.000 clientes hasta el año 2004, llega a España con la oferta de un depósito a un 10 por ciento TAE con vencimiento a seis meses, unido a otro referenciado al Euro Stoxx 50 a treinta meses. Así, su compromiso es ofrecer a sus clientes el producto de inversión que mejor se adapte a sus necesidades en cada momento. Su apuesta se llama Doble Activo y es un depósito que supera los dos años y liquida los intereses al vencimiento, lo que, según la compañía, se traduce en importantes ventajas fiscales.
Ésta es sólo una opción dentro de todo el entramado de inversiones que propone la banca on-line. Ahora, los principales líderes del sector, como ING Direct, Patagon y Uno-e, empiezan a preocuparse por la forma de fidelizar a estos clientes, que han conseguido a base de ambiciosas campañas de publicidad en la Red. Así, y según confirman los analistas de este sector, la banca on-line puede llegar a sacrificar sus márgenes financieros a cambio de ganar clientes, pero está previsto que, a finales de este mismo año, sus fondos se vean restringidos. Por ello, los departamentos de producto de estos bancos están trabajando para ofrecer a sus clientes productos alternativos, así como servicios de asesoramiento para conseguir diferenciarse de las entidades tradicionales.
Otro estudio de Merrill Lynch al respecto señala que los bancos que operan de manera exclusiva por Internet y no cuentan con oficinas físicas probablemente desaparecerán o serán comprados "al coste de la inversión" realizada por entidades que ya poseen establecimientos bancarios y optan por adquirirlos para crecer en el negocio. La firma de análisis recomienda a los bancos on-line alcanzar acuerdos con empresas no financieras y de servicios que les permitan contar con una red física de atención a los clientes. Según su opinión, para conseguir el apoyo físico tendrán que apoyarse en las compañías de distribución minoristas y de servicios. Para Merrill Lynch la consecución de este tipo de acuerdos es la "única manera de que los bancos por Internet alcancen la suficiente cartera de clientes a un precio razonable". En términos generales, los analistas se decantan, sin embargo, por las alianzas con empresas de telecomunicaciones y auguran "colaboraciones más estrechas entre ambas industrias" en el futuro.
Realmente no todo va sobre ruedas en este sector y ya empiezan a emerger las primeras críticas. Este es el caso de Uno-e en el que los usuarios fracasan en más de la mitad de las tareas que realizan en el banco Uno-e, según un test de usabilidad realizado por Emergia.net. En el test a usuarios reales del banco Uno-e realizado por la consultora Emergia.net los participantes sólo pudieron realizar con éxito el 43 por ciento de las tareas que se les solicitaron.
Según la compañía, el objetivo de este test era descubrir los principales problemas para realizar tareas típicas de un usuario de banca on-line. Para ello se utilizó un método de análisis simplificado, que permite descubrir la mayor parte de problemas con pocos usuarios.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información