| Artículos | 01 NOV 2000

La evolución de los chipsets

Tags: Histórico
El futuro inmediato
Ramón A. Fernández.
A pesar de todas estas novedades y la cada vez mayor variedad de productos en cada unos de los sectores del mercado, el futuro impone nuevos y mayores retos. Por lo tanto, ninguna empresa que pretenda seguir haciendo negocio en esto de la informática puede permanecer ni un sólo instante con los brazos cruzados disfrutando de sus logros. Igualmente, la mayor competitividad reinante en el sector ha generado una mayor y más frenética actividad provocado que en los departamentos I+D de cada una de las empresas mencionadas en este artículo, salten todo tipo de chispas, figuradas y reales.

Ante la inminente llegada de nuevos proyectos y productos, nos hemos propuesto dar un rápido repaso al panorama que se avecina, con el objetivo de mantener informados a nuestros dealers para que estos sepan dar una eficaz respuesta a los innumerables interrogantes que los clientes acostumbrar a plantear en día a día. Pero como el mundo no se detiene, será necesario seguir ampliando esta información a través de nuestro servicio electrónico de noticias Dealer World News y nuestra página Web www.idg.es/dealer. porque haciendo caso del dicho popular, nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Intel Pentium 4
Puede ser que según estoy escribiendo estas líneas, a unos días vista de la celebración de la feria informática más importante que acontece en nuestro país, el SIMO, la exitosa carrera de los actuales Pentium III se vea relegada al absoluto ostracismo. El motivo no es otro, y tal como este mismo procesador hizo con su antecesor, que la presentación en sociedad de la nueva rutilante estrella de Intel, Pentium 4, el cual tendrá que compartir parte de su protagonismo con el más ambicioso de los proyecto de Intel, Itanium, bajo arquitectura IA-64
Según parece y ya van cuatro, la nueva generación de Pentium, cuyo nombre en clave hasta hace bien poco era Willamette, comenzará, nada más y nada menos, rondando los 1,5 GHz. Es decir, muy por encima de la ficticia barrera del gigahercio que tantos ríos de tinta ha provocado y que tantos quebraderos de cabeza ha traído a este fabricante. Además, parte desde una inmejorable y privilegiada situación para establecer otro nuevo record mundial de velocidad, ya que se espera que pronto alcance los 2 GHz.
Obviamente, muchas de las nuevas características y capacidades de este nuevo motor han sido concebidas para contrarrestar las cada vez más poderosas armas de su rival. Por ejemplo, el magnifico bus de sistema EV6 a 200 MHz que se utiliza en los Athlon de AMD, queda relegado por los 400 MHz que es capaz de desarrollar el bus principal del Pentium 4.
Asimismo, como ya ha sucedido en más de una ocasión, las primeras versiones de una generación de procesadores se suelen fabricar con una tecnología mientras que los últimos y más veloces modelos implementan otra tecnología más avanzada. Lo mismo sucederá con el Pentium 4, que verá la luz fabricado bajo la actual tecnología de integración de 0,18 micras, pero seguramente que a lo largo del año que viene se pase a la tecnología de 0,13 micras.
Por otro lado, no hay nada mejor para aumentar el rendimiento de cualquier procesador que la integración de un mayor número de pipelines, es decir, más líneas de proceso en paralelo. Asimismo, parece ser que Intel ha introducido sustanciales cambios en la unidad aritmética, así como en la memoria caché de primer nivel (L1) que adoptará una nueva denominación. Por lo que respecta a la memoria caché L1, ésta reducirá su tamaño a tan sólo 8 KB pero, por el contrario, doblará su velocidad de funcionamiento. Asimismo, y en esta línea de máxima velocidad, la unidad aritmeticológica también funcionará al doble de velocidad que el núcleo del procesador, características que ayudan notablemente a mejorar las prestaciones de esta nueva familia de procesadores.
Aunque las características oficiales todavía no han sido publicadas, distintas informaciones indican que el Pentium 4 dispondrá frecuencias de trabajo a partir de 1,4 GHz y un núcleo con 42 millones de transistores.
Por último, y como punto más relevante del Pentium 4, su nueva microarquitectura NetBurst, la primera de Intel desde Pentium Pro en 1995, con la cual vence muchas de las trabas físicas de los actuales Pentium III y de este modo conseguir un eficiente y fiable funcionamiento con elevadas velocidades de reloj. Sin entrar en demasiados tecnicismos, una de estas novedades se centra en la mayor división en fases, hasta 20, en la ejecución de las instrucciones y en la utilización de una nueva memoria caché denominada Advanced Trace Caché con la que mejorar el tiempo de respuesta en la ejecución especulativa de las instrucciones. También parece ser que va a incorporar un sistema de bus a 400 MHz que permite una velocidad de transferencia de 3,2 GBps entre el procesador y la memoria RDRAM. Asimismo, debido al gran peso específico que tienen las aplicaciones multimedia, Intel no ha descuidado esta faceta en el diseño de Pentium 4, añadiendo la segunda versión de la extensión SSE 2, que tiene como finalidad mejorar el rendimiento de las tareas multimedia, gráficas e Internet. Las extensiones SSE 2 añaden la posibilidad de trabajar al mismo tiempo con dos datos en formato de coma flotante de doble precisión, gracias a los nuevos registros de 128 bits de los cuales dispone el Pentium 4.
Por lo que respecta al aspecto externo de esta nueva generación, Pentium 4 se presenta en un nuevo encapsulado FC-PGA2, con el cual conseguir una mejor disipación del calor. Además, dispone de un nuevo socket, el 423, circunstancia que origina la construcción de nuevas placas dotadas, cómo no, de un nuevo chipset capaz de soportar las nuevas características del Pentium 4. En este sentido, Intel ya tiene casi a punto el chipset i850 (Tehama) que, en principio, sólo iba a soportar módulos de memoria RIMM con chips RDAM (Rambus). Pero las malas lenguas ya hablan de un chipset denominado Brookdate que muy posiblemente ofrecerá soporte para la barata y funcional SDRAM como la más competitiva DDR SDRAM.
Pero todavía hay más, quien opte por montar un equipo dotado de un Pentium 4, se verá obligado no sólo ya a la renovación de la placa base, sino que, además, tendrá que cambiar de caja, ya que Intel ha desarrollado una nueva especificación al respecto para la fabricación de nuevas cajas con una fuente de alimentación de 300 vatios y mayor número de ventiladores.

AMD para rato: Sledgehammer, Mustang, Palomino y Morgan
Por su parte, AMD aprovechando los vientos que soplan a su favor, no quiere dejar pasar tan propicia ocasión para seguir navegando a toda vela en pro de mayores y más lejanas metas, por lo cual, se ha embarcado en nuevos y ambiciosos proyectos que están poniendo en jaque a los ingenieros de Intel con sus últimos logros.
Para empezar, AMD el rival por antonomasia de Intel, lleva tiempo anunciando que se siente capaz de perseguir y vencer a las últimas creaciones de Intel, con independencia del sector o escenario en el que se quiera batir. Como respuesta al Itanium de Intel, AMD propone, el SledgeHammer, procesador de octava generación que funciona a 64 bits, cuya principal peculiaridad es que, a diferencia del modelo de Intel que será fabricado con una arquitectura totalmente nueva, estará basado en la arquitectura x86.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios