| Artículos | 15 OCT 2004

La elección de Kerry o Bush tendrá su efecto en política tecnológica

Tags: Histórico
Bárbara Madariaga.
El próximo 2 de noviembre, Estados Unidos elegirá a su próximo presidente. El demócrata John Kerry intentará llegar a la Casa Blanca arrebatándole la posibilidad de un segundo mandato al republicano George W. Bush. Aunque la política tecnológica de uno y otro no dan grandes titulares, sí que tienen diferencias. Kerry apuesta por que el gobierno se involucre más en temas como la adopción de banda ancha, ciberseguridad y spam, mientras que Bush seguirá optando por una mayor autorregulación de la industria. Así al menos lo aseguran los expertos.
De esta forma, el demócrata emplearía incentivos fiscales y otros programas gubernamentales para promover la banda ancha e incrementar su velocidad, mientras que la posición de Bush ha sido siempre la de reducir la regulación en los proveedores de banda ancha para que sean estos los que den respuesta a las necesidades que plantee el mercado.
Para algunos, las iniciativas tecnológicas durante los últimos cuatro años han partido del Congreso y no del gobierno Bush. Para otros, esto no es verdad, ya que la administración republicana ha dado importantes pasos para ayudar a las industrias tecnológicas y de telecomunicaciones, como dar espectro para 3G y resolver problemas legales. Hay quienes denuncian lo poco que se ha hecho en materia de seguridad electrónica, como el spam o los programas espías (spyware), más aún teniendo en cuenta que la seguridad, aunque sea física y militar, está presente en todos los discursos.
Sea como fuere, los expertos reconocen que la elección del próximo presidente de los Estados Unidos tendrá repercusiones en materia tecnológica, aunque nadie se atreve a aventurar el alcance de estas consecuencias.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios