| Artículos | 01 JUL 2005

La complejidad de las TI permite a las empresas ser más competitivas

Tags: Histórico
Los analistas de Gartner han examinado tanto las oportunidades como los retos que conlleva la complejidad
Amaia Monroy.
Las Tecnologías de la Información (TI) cada vez se enfrenta a más retos de gestión, pero esta complejidad puede proporcionar beneficios a las compañías, o al menos así se apunta desde la firma consultora Gartner. Las complejidades en las TI crean muchos problemas, sin embargo, cuando las compañías entiendan cómo gestionar la complejidad se podrá crear un entorno más simple y efectivo tanto para los trabajadores como para los clientes. Los analistas de Gartner han examinado tanto las oportunidades como los retos que conlleva la complejidad, tanto para los proveedores como para miles de personas encargadas de la toma de decisiones; todos ellos están presentando y analizando las nuevas estrategias y tecnologías para reducir la complejidad. ?Una de las razones por las que la complejidad produce tanta ansiedad es que es cíclica; los cambios sociales y tecnológicos se suceden constantemente los unos a los otros a lo largo del tiempo?, en opinión de Colleen Young, vicepresidente y analista distinguido de Gartner. ?Sin embargo, la complejidad también proporciona beneficios. Puede reforzar la funcionalidad, incrementar el control personal y, paradójicamente, mejorar la calidad y el tiempo de reacción?, añade. Las compañías necesitan un marco de trabajo para considerar la buena complejidad frente a la mala complejidad. Los analistas de Gartner dicen que las compañías deben desarrollar una disciplina para considerar si un cambio será positivo o negativo para el valor de la complejidad. Algunas aspectos que deberían considerar las compañías antes de examinar los cambios son evaluar cada complicación propuesta o elemento añadido para determinar si tiene un retorno positivo en la complejidad, y si no es así rechazarlo; y evaluar este cambio sobre el ciclo de vida, no sólo en un momento determinado de tiempo. Las compañías pueden también añadir complejidad para mejorar la calidad. ?Por ejemplo, los sistemas operativos han obtenido claramente más complejidad, y el resultado es una mejora en la disponibilidad, funcionalidad y calidad?, comenta Young. Los analistas de Gartner insisten en que conquistar la complejidad no es sólo un reto de ingeniería. La gente difiere ampliamente entre lo que creen que es complejo y simple. ?No es sólo que la gente tiene diferentes niveles de tolerancias para la complejidad; lo que tiene sentido en la balanza entre la tecnología y la necesidad y capacidades de los cambios individuales en el tiempo?, comenta Ray Paquet, vicepresidente y analistas distinguido de Gartner?. Mientras la complejidad brinde aprehensión entre muchas compañías, no desaparecerá. De hecho, los analistas de Gartner apuntan a que las compañías que abracen la complejidad serán las que obtengan las mayores recompensas. ?La complejidad es casi siempre algo positivo que conlleva un beneficio, especialmente cuando el incremento de la complejidad pasa de estar relacionada al usuario de un producto a un entorno más complejo?, añade.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información