| Noticias | 30 JUL 2009

La Asociación de Internautas lleva su denuncia contra González-Sinde a la Audiencia Nacional

Tags: Histórico
Después de que ayer la Oficina de Conflicto de Intereses notificase a la Asociación de Internautas (AI) que la denuncia que presentaron el pasado mes de junio contra la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, por considerar incompatibilidad de su cargo con su ejercicio profesional, dicha asociación ha comunicado que llevará a la Audiencia Nacional su acusación.
Encarna González

Si ayer les informábamos que la Oficina de Conflicto de Intereses había decidido desestimar la denuncia de la AI contra la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde por un supuesto conflicto de intereses, hoy, las reacciones no se han hecho esperar. El presidente de esta Asociación, Víctor Domingo, ya ha anunciado su intención de recurrir esta decisión por vía administrativa y llevarla a la Audiencia Nacional.

Según ha manifestado Víctor Domingo, la decisión que ha tomado la Oficina de Conflicto de Intereses era la esperada ya que, en su opinión, “no es un órgano independiente”, pero que, aún así, decidieron presentar la correspondiente denuncia para darla a conocer a la opinión pública.

Asimismo, para el presidente de la Asociación de Internautas, también era necesario dar ese primer paso para seguir con los trámites correspondientes para seguir el procedimiento por la vía judicial, lo que significa que, al recurrir la decisión de la Oficina de Conflicto de Intereses, el siguiente paso ahora es llevar la denuncia a la Audiencia Nacional.

Con ello, desde la AI confían en que el Gobierno reconozca el “error” en el nombramiento de Ángeles González-Sinde como Ministra de Cultura ya que, según alegan, este cargo es incompatible “con su actividad en la industria cinematográfica como administradora de diversas empresas”. Para la Asociación de Internautas, esto representa un claro conflicto de intereses, algo que, según apuntan, se agravó al conocerse que la ministra había concedido una serie de ayudas a empresas y sociedades relacionadas con la industria cinematográfica “en las que González-Sinde y sus familiares tienen intereses”.

Sin embargo, la Oficina de Conflicto de Intereses anunciaba ayer su decisión de archivar el caso al considerar que, aunque la AI acusa a Ángeles González-Sinde de supervisar las ayudas concedidas por el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales) por 8 millones de euros, lo sucedido es que “se ha ampliado la cuantía de la reserva de un preexistente fondo de protección a la cinematografía”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios