| Artículos | 01 OCT 2002

La aplicación práctica de la tecnología "todo en uno"

Tags: Histórico
Miguel A. Gómez.
En muchas ocasiones se tiene la idea de que los sistemas de inyección de tinta ofrecen unos resultados adecuados para entornos domésticos y de pequeñas empresas sin excesivos requerimientos, pero que no son adecuados para profesionales muy orientados al entorno gráfico. Pero, ¿esto es así? Con el lanzamiento de los nuevos miembros de la familia de sistemas multifuncionales de inyección de tinta de Lexmark hemos podido comprobarlo. Para ello, hemos conversado con Noe de Mora, director de fotografía de Delfín Group.

Dice la sabiduría popular que el movimiento se demuestra andando. Pues bien, los responsables de Lexmark parecen de la misma opinión, y para poder afirmar a los clientes potenciales de los nuevos miembros de su gama de sistemas multifunción que estas máquinas se adaptan a sus requisitos de impresión han pedido la colaboración de Noe de Mora, director de fotografía de Delfín Group, quien ha estado probando las posibilidades de estos dispositivos en su estudio fotográfico. La premisa con la que se pone en marcha esta iniciativa es clara: si los resultados sirven para un estudio fotográfico es porque la calidad que ofrecen es suficiente para cualquier otro cliente, doméstico o profesional.

Un proyecto conjunto
Lo primero que quisimos saber en nuestra conversación con Noe de Mora es cómo se inició este proyecto. Tal y como nos explicó, “los responsables de Lexmark se pusieron en contacto conmigo para que trabajara con esta máquina en mi estudio. La idea nos pareció buena desde el comienzo y, si bien al principio era un tanto escéptico, los resultados una vez que trabajamos con ella fueron sorprendentes. Se trataba de una impresora de bajo consumo y con un precio muy reducido, sobre todo teniendo en cuenta los resultados que ofrece”.
Pero no era la primera vez que este fotógrafo había empleado en su estudio impresoras de inyección de tinta. “Los problemas que habíamos tenido con otras impresoras de esta tecnología, nos llevaban a pensar que no era posible que los resultados de impresión de este dispositivo fueran de tanta calidad”.
De hecho, tal y como nos explica, “los trabajos resultantes podían servirnos como muestras para clientes o como bocetos finales de trabajos”.

Requisitos profesionales
A nadie se le escapa que los requisitos presentados por un estudio fotográfico son superiores a los que puede tener cualquier usuario doméstico. Así, quisimos saber de primera mano qué es lo que estos profesionales necesitaban de este sistema multifunción.
Tal y como nos explicó De Mora, “en una máquina de este tipo necesitamos que ofrezca un fácil manejo, y ésta lo hace; calidad, y este sistema lo ofrece; y velocidad, si bien este último aspecto puede suplirse con el precio que ofrecen, que permite contar con más máquinas para hacer el trabajo”.
En el caso de las diapositivas, algo común en los estudios fotográficos pero que no parece posible en este escáner, pudo solucionarse “colocando una caja de luz sobre la imagen a escanear”. Es un truco poco ortodoxo, “pero el resultado fue también bueno”.
Pero quizá lo más importante es la facilidad de uso. “No tuvimos que leernos el manual de instrucciones para empezar a trabajar”, nos explica Noe de Mora.

Opciones interesantes
Tal y como señala nuestro interlocutor, “hay otras opciones interesantes, como, por ejemplo, la calibración que hace a la hora de imprimir, o el hecho de poder escanear e imprimir a la vez, algo que nos permitía ganar tiempo en nuestro trabajo”.
Hasta la fecha, este estudio fotográfico trabajaba con una impresora de transferencia térmica. “Los resultados son buenos, pero el coste de adquisición de la máquina es desorbitado comprado con ésta”.

Pruebas de rendimiento
A la hora de evaluar las posibilidades de la máquina, los responsables de esta labor no se quedaron en trabajos rutinarios. Tal y como señala Noe de Mora, “tratamos de buscar colores muy contrastados y saturados”.
El resultado de toda esta iniciativa es que su estudio fotográfico “podría trabajar perfectamente con estas máquinas”, y, además, se puede decidir la adquisición de dos o tres máquinas, “es algo que cualquier estudico se puede permitir por el bajo precio que tiene”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información