| Noticias | 19 SEP 2007

La AETIC reclama mayor inversión tecnológica a la empresa española

Tags: Histórico
Pese a que casi el 70 por ciento de las empresas españolas valoran positivamente la aportación de las nuevas tecnologías en el desarrollo de su actividad, muchas todavía no disponen de web corporativa ni hacen uso del comercio electrónico en sus quehaceres diarios. Por contra, la penetración del PC y el acceso a Internet por ADSL se han generalizado, según se extrae del Informe "Las tecnologías de la Información en la empresa española 2006".
Hilda Gómez
Elaborado por AETIC, en colaboración con la consultora Everis, dicho informe analiza la situación actual de las TIC en el entorno empresarial español como palanca de competitividad e innovación. A tal fin, el estudio se ha vertebrado en tres ejes indicadores, a saber: las tecnologías de la información, Internet y el comercio electrónico, a los que se han unido este año sendos capítulos dedicados a la factura electrónica y la firma digital.

A la vista los resultados del informe, Jesús Banegas, presidente de AEPIC, ha mostrado “cierta preocupación por la escasa evolución que ha registrado este año la implantación de las TIC en las empresas, así como por la distancia que aún nos separa del estado de los países de nuestro entorno económico y social”.

Por su parte Francisco Ros, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, asegura que “hemos dado un salto importante, y en los parámetros más innovadores estamos igualados con los países más avanzados”. “Sobre todo –prosigue Ros-, la PYME está entrando más decididamente en las nuevas tecnologías y apostando por ellas”.

Estancamiento en PC e Internet

En el capítulo sobre el uso de las TI, destaca la penetración del PC para uso profesional como vía de acceso indispensable a la Sociedad de la Información por parte de las empresas. Según el estudio, el 88,1 por ciento de las empresas poseía algún ordenador para el desarrollo de su actividad, dato muy similar al registrado el año anterior, algo que podría interpretarse como un estancamiento en la penetración de ordenadores en las empresas españolas. En cuanto a la interconexión de ordenadores, en 2006, el 64,3 por ciento de las empresas informatizadas tenían interconectados sus equipos, un dato muy similar al experimentado en 2005, a excepción del acceso remoto a la red corporativa o a aplicaciones internas de la empresa, que ha aumentado del 6 al 10,1 por ciento.

Por tamaño, casi todas las empresas a partir de 50 trabajadores disponen de ordenador, porcentaje que desciende al 84,8 por ciento en las empresas más pequeñas. Por sector de actividad, la informática I+D+i, los servicios informáticos, las aseguradoras y prácticamente todas las compañías de servicios son los más informatizados, mientras que los sectores de comercio-hostelería e industrias básicas son los menos.

Los resultados del informe evidencian asimismo que se ha incrementado el número de empresas que externalizan el mantenimiento de sus equipos en 11 puntos porcentuales, del 69,5 al 80,7 por ciento.

Respecto al uso de Internet, aunque el número de empresas con conexión a Internet se ha visto incrementado, el crecimiento vegetativo de la población empresarial española ha hecho que el porcentaje de crecimiento se haya estancado, manteniéndose en un 81,6 por ciento el número de empresas con acceso a la Web. Para los próximos dos o tres años se espera un ligero aumento, ya que el 3 por ciento de las empresas, especialmente las más pequeñas, prevén incorporar Internet en sus equipos.

Por sectores, al igual que veíamos en PCS, son las empresas de servicios financieros, seguros e informática las que cuentan en su totalidad con acceso a Internet, mientras que las de comercio, hostelería e industrias básicas muestran una conectividad inferior al 80 por ciento. Entre ellas, la búsqueda de información seguida por la realización de transacciones bancarias y la comunicación con proveedores y clientes, son las actividades desempeñadas con mayor frecuencia.

El tipo de conexión más extendido sigue siendo el ADSL, elegido por un 92 por ciento de las empresas con Internet. De ellas, en España, un 41,7 por ciento poseen página corporativa, un 4 por ciento más que el ejercicio anterior, aunque sigue siendo un elemento muy ligado a empresas de tamaño medio y grande.

Para Francisco Ros, “el que el estudio se centre en el uso de PC como elemento de entrada de las TIC en la empresa deja fuera posibles elementos de uso generalizado que también son reflejo de la apuesta por las nuevas tecnologías. Hablamos de toda la oferta de movilidad”. En el acceso a Internet, el estudio también habla del predominio del ADSL, “pero de nuevo los móviles están ejerciendo un papel protagonista en el tratamiento de datos, con una clara tendencia hacia este medio de conexión en las empresas”, señala Ros.

Escaso uso del ecommerce

Por último, el uso del comercio electrónico en España ha experimentado en 2006 un ligero crecimiento de dos puntos, hasta llevar su valor al 35 por ciento, lo que supone un crecimiento menor al de años precedentes, registrándose también en este indicador una tendencia a la ralentización en el ritmo de desarrollo de las TIC.

En general, la mayoría de las empresas que emplean el comercio electrónico lo hacen para la adquisición de productos en línea, de las que un 33 por ciento son compradores, mientras que sólo el 6,3 por ciento lo usa como medio de venta de sus bienes y servicios. Además, el nivel de empresas que utilizan y/o admiten medios electrónicos de pago se sitúa en el 18,2 por ciento, dato en el que se observa una correlación entre el mayor porcentaje de la empresa y el mayor porcentaje de las mismas que aceptan este tipo de pago.

La mayor comodidad y agilidad en la gestión son los beneficios que las empresas otorgan al comercio electrónico, mientras que el principal freno radica en la inseguridad, situación mencionada por el 62,8 por ciento de las empresas conectadas.

En cuanto a la penetración y usos de la firma digital y la factura electrónica en la empresa española, pese al desconocimiento existente en torno a este tema, se ha producido un incremento de más de 10 puntos en el número de empresas que cuentan con firma electrónica, situándose el porcentaje de éstas en el 27,8 por ciento. El principal uso que se le da siguen siendo los trámites con la Administración.

Por su parte, la emisión de facturas electrónicas sigue en aumento. El informe cifra en un 10,1% las empresas que emiten facturas electrónicas, y en otro 18,1 por ciento las que piensan hacerlo en un plazo de dos o tres años. El número de empresas que admiten este tipo de facturas también ha crecido hasta un 22 por ciento.

Conclusiones

A la vista de todos estos datos, el indicador Everis, que marca la evolución del desarrollo de la SI en las empresas españolas en un sólo valor, no ha variado demasiado con respecto al año pasado. Si en 2005 este indicador se situaba en 5,24, en 2006 este valor sólo se ha desplazado 8 décimas hasta situarse en el 5,32.

Analizando por separado las tres variables que componen el indicador, se observa una mayor penetración relativa del indicador que mide el uso de TI, con una puntuación del 6,61, frente al 5,80 que presenta el uso de Internet, o el 1,94 de la penetración del comercio electrónico. Éste &uacu
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios