| Noticias | 14 ABR 2009

La adopción masiva de Windows 7 no llegará hasta 2011

Tags: Software
El enorme éxito cosechado por Windows XP sigue haciendo sombra a otros grandes lanzamientos de la compañía como lo fue en su momento Windows Vista y como parece que puede suceder con Windows 7. Según un estudio realizado por Dimensional Research, un 83 por ciento de las empresas no tiene planes de desplegar Windows 7 a lo largo del próximo año. 2011 se perfila como la fecha en la que las compañías iniciarán mayoritariamente su adopción.
Encarna González

Normalmente, el lanzamiento de la nueva versión de un sistema operativo conlleva una parcial adopción o actualización por parte de las empresas. Y esta tónica es la que parece ser que a va acompañar el lanzamiento del próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 7. Aunque este no parece ser el caso de Windows XP, ya que ha tenido un fuerte soporte por parte de los partners de la compañía en materia de hardware, lo cierto es que la coyuntura con la que se lanza al mercado la nueva versión del sistema operativo de la compañía parece que va a tener sus consecuencias.

Según apuntan desde Microsoft a partir de un estudio realizado por la firma Dimensional Research, la mayoría de las empresas no actualizarán sus sistemas al nuevo sistema operativo el próximo año a pesar de su disponibilidad desde finales de este 2009. Los recortes que han experimentado en los últimos meses los presupuestos en los departamentos de TI pueden tener mucho que ver en este cierto aplazamiento en la adopción de Windows 7, si bien hay otros factores que también parece que van a tener notables consecuencias a la hora de desplegar este sistema operativo, como ciertas incompatibilidades de software.

“Los primeros que están probando la versión beta de Windows 7 están proporcionando informes elogiando su funcionalidad y rendimiento, especialmente en comparación con Windows Vista”, cita el informe. No obstante, desde Dimensional Research apuntan que son las empresas las que están más entusiasmadas con la llegada del nuevo sistema operativo. Al menos es lo que se desprende después de encuestar a 1.100 profesionales de TI de grandes empresas, un 83 por ciento de los cuales ha manifestado que no tiene planes para adoptar Windows 7 el próximo año. Según recoge el informe realizado por la firma, debido a que no hay tantas compañías que hayan hecho su migración a Windows Vista, esto implica que muchas compañías seguirán utilizando XP. Así, un 42 por ciento de las empresas encuestadas ha manifestado que tienen intención de implantar Windows 7 dentro de entre 12 y 24 meses, mientras que un 24 por ciento sitúa este período ente los 24 y los 36 meses y, por último, un 17 por ciento confiesa que esperará más de 36 meses para iniciar el despliegue.

No obstante, a pesar de que la adopción de Windows 7 no va a ser tan rápida como cabía esperar, desde Dimensional Research apuntan que no se trata de algo de lo que haya que “culpar” a Microsoft ya que la recesión económica está conllevando un importante recorte en los presupuestos de los departamentos de TI, si bien “la compatibilidad del software es el aspecto que más citan los encuestados como principal motivo por el que no van a implantar el nuevo sistema operativo de forma inmediata”. De hecho, el 67 por ciento de los profesionales encuestados apunta aspectos de compatibilidad de software a la hora de migrar a Windows 7 es la compatibilidad de software, un 88 por ciento de los cuales destaca que se trata de la principal preocupación en lo que a la adopción del nuevo sistema operativo se refiere.

Asimismo, el informe también concluye que Microsoft podría convencer a los usuarios a migrar a lo largo del próximo año a Windows 7 mostrándoles que se trata de una transición no disruptiva y sin complicaciones.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios