| Artículos | 01 SEP 2004

Jesús Maximoff, director general de Intel Iberia

Tags: Histórico
En España se equilibra la demanda profesional y doméstica, y esto es bueno para el canal
Arantxa Herranz.
Aunque no superaba las expectativas de los analistas, Intel cosechaba un crecimiento del 18 por ciento en su facturación durante su segundo trimestre. Unos datos que hemos revisado con el principal ejecutivo de la compañía en nuestro país, Jesús Maximoff, quien, además, adelantaba cuáles son las oportunidades de negocio para el canal. Maximoff también hacía balance de las primeras tomas de contacto con el nuevo gobierno de España.

¿Qué valoración hace de los resultados de Intel?
- Los resultados han sido bastante buenos. En términos de facturación hemos crecido un 18 por ciento interanual. Aunque hemos facturado menos que el trimestre anterior, esto suele ser siempre habitual. En términos de ingresos netos, de beneficios, hemos llegado a los 1.800 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 96 por ciento interanual, lo que, desde nuestra perspectiva, es algo muy positivo, debido también a que 2003 también fue un año bastante bueno. En las ganancias también hemos tenido un aumento, de un 23 por ciento. Esta línea positiva también se mantiene en nuestro país.
En términos de productos también ha sido un trimestre muy importante para Intel, y por varias razones. Principalmente, porque estamos avanzando en la transición de todos los productos hacia los 90 nanómetros, tanto en sobremesa como portátiles y servidores.
Además de esto, lo que realmente ha pegado un salto muy importante ha sido la parte de chipset y, en particular, a través de la revolución del lanzamiento de Grandstale, que nos ayuda a posicionar al resto de productos en las áreas de más valor. Los productos de comunicaciones han experimentado una gran vitalidad, principalmente porque las ventas de teléfonos móviles están resurgiendo.

¿De ahí el importante crecimiento de las memorias flash?
- Efectivamente. Se debe a que la parte de Centrino se está comportando muy bien y, además, porque hemos cambiado nuestra estrategia. Aunque hace tiempo éramos el número uno en memorias flash, caímos hasta la posición cuarta. Vimos que cometimos, hace dos años, un error en el precio. Comprendimos rápidamente el problema y lo hemos rectificado hasta tal el punto que es el recorte más rápido de posiciones hacia el liderazgo en el mercado de memorias flash que se ha producido jamás.

Sin embargo, parece que en las ventas de procesadores Pentium 4 y Mobile los crecimientos han sido más moderados. ¿Pode­mos intuir un freno en la venta de ordenadores para los próximos meses?
- No se han vendido menos. De hecho, si se compara con las unidades vendidas en el mismo trimestre del año anterior, se han vendido más. Se han vendido menos si se compara con el trimestre anterior, pero es algo que preveíamos, porque es un negocio muy secuencial. ¿Si vemos una caída en la demanda de procesadores? Yo diría que es justo al contrario. La proyección es que estamos en línea para tener un crecimiento de dos dígitos a final de año, superior al 10 por ciento, lo cual es bastante bueno dentro esta industria.
Si eso lo trasladamos al caso particular de España, por los datos que recibimos de GFK, el crecimiento es aún mayor. Hay casi un 50 por ciento de crecimiento en portátiles, y en sobremesa también hay datos positivos. Aunque en servidores no tenemos datos concretos, sí que se observa una tendencia positiva. En ese sentido, no tenemos ninguna preocupación.
Además, el mercado parece que se equilibra entre la demanda profesional y doméstica, tanto desde el punto de vista de las PYMES como del negocio corporativo. Y es ahí donde creo que está la gran promesa para el canal en la segunda mitad del año.

¿Se está recuperando, entonces, la demanda corporativa?
- Si nos damos cuenta, las empresas hicieron compras a finales del 99 para superar el efecto 2000. Si echamos cálculos, han pasado más de 4 años y medio, casi cinco. Y esos equipos hay que actualizarlos, porque se han quedado obsoletos.

¿En España también se están constatando estos datos positivos?
- En España, y es una tendencia que se viene observando a lo largo de todo 2003 y que se repetía también en el primer trimestre de 2004, el crecimiento que se está cosechando es bastante sano. Además, el crecimiento se sitúa incluso por encima de la media, lo que es bueno para el canal.

¿Cuáles son las oportunidades de negocio futuras para el canal?
- Donde yo le orientaría al canal como oportunidades de negocio son movilidad, entretenimiento digital y servidores. En movilidad la oportunidad está en los mercados de consumo, de empresas y también de gobiernos, quienes se están sumando a los beneficios de estas tecnologías. En servidores, incluso los integradores locales también lo están haciendo muy bien, ganando proyectos de Itanium, en blade, y están muy activos.
También se está produciendo un refresco tecnológico, de actualización, y cada vez se produce más. Recientemente salía un estudio que venía a decir que el ahorro que muchas compañías pretendían haber ejecutado al no renovar su equipamiento tecnológico se ha convertido más en un incremento del coste y de baja productividad.
En el área de consumo, no podemos olvidar lo que denominamos el hogar digital o, mejor dicho, el entretenimiento digital y, además, inalámbrico. Creemos firmemente que ésta va a ser una grandísima oportunidad para la segunda mitad del año.

Hablando de hogar digital… Intel quiere evitar que en esta oportunidad de negocio el canal local se encuentre con el problema que ha tenido en materia de portátiles: la falta de componentes y de calidad. ¿Cómo está yendo este esfuerzo?
- Hemos desplegado programas de movilidad en distribución. El problema era de falta de competitividad, sobre todo en barebones. Estas iniciativas las estamos abordando con mayoristas como Ingram Micro o Tech Data, y es ahora cuando están empezando a despegar. Estamos formando a muchos pequeños integradores en el ensamblaje de portátiles. Ese problema creemos que se va a ir suavizando.
España es un país peculiar, porque tiene nombres como Infinity que lo sigue haciendo muy bien y tiene otros jugadores que crecen exponencialmente. Es un problema que se ve más en otros países que en el nuestro donde la distribución, por decirlo de alguna manera, es bastante lista.

Antes comentaba que los integradores locales están ganando proyectos Itanium. ¿Qué más nos puede contar?
- Quizá es bastante sorprendente que los OEM locales sean fuertes en Itanium, pero es cierto que han ganado un proyecto en Eroski.
Tenemos 5 integradores locales en España que están trabajando con Itanium, que es una plataforma más compleja y para la que tenemos un programa de integración específico. Los 5 integradores locales con los que contamos en España están muy bien posicionados, no solamente en Itanium, sino también en proyectos de blade. HP también lo está haciendo muy bien en este terreno, pero por la fragmentación que tiene el mercado español, hay cabida también para estos integradores, que pueden abordar proyectos más a medida con un gran valor añadido en servicios. Además, los OEM locales también se están entusiasmando mucho con este mercado.
Además, en las tradicionales listas

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información