| Artículos | 15 OCT 2000

Intel quiere dejar atrás las ataduras que imponen los cables a las redes

Tags: Histórico
Ha preparado una gama de productos específica para este mercado
Miguel A. Gómez.
Podríamos decir que si las redes evolucionan, los fabricantes se ven obligados a evolucionar con ellas, pero sería más justo decir que las redes evolucionan porque los fabricantes se someten a sí mismos a un proceso constante de evolución. Este es el caso de Intel, una compañía perfectamente asentada en el mundo de los procesadores que, lejos de conformarse o mantenerse en los límites del terreno que mejor conoce, decidió afrontar el reto de extender sus brazos hacia el mundo de las redes en un intento por diversificar su negocio antes de que el propio mercado le llevara a ello.
Este paso al mundo de las redes es, parafraseando a Amstrong al pisar la luna, un pequeño paso real pero un gran paso virtual. Pasar del mundo de los procesadores al mundo de las redes no requiere quizá un gran cambio de estructuras, pero abre un gran número de posibilidades.

Ahora que las redes quieren dejar atrás el lastre de los cables, quieren "soltarse", Intel no está dispuesto a quedarse al margen y, para ello, tiene preparada una estrategia que incluye una serie de productos destinados a cubrir las nuevas demandas del mercado.

Nuevos anuncios
Así, Intel ha comunicado la disponibilidad inmediata de soluciones para la comunicación de información a través de las nuevas "redes sin cables". La idea que subyace tras estos productos es que el cliente, es decir el usuario, pueda "salir de su lugar habitual de trabajo, sea creativo, más productivo, y descubra la libertad con la que puede llegar a trabajar de la mano de las soluciones Intel para las redes sin cables". Y tras esto, un producto: Intel Pro Wireless Solution.
La forma en que la compañía pretende convencer a los usuarios de las bondades de la nueva tecnología inalámbrica es trasmitir la idea de que las redes Ethernet son posibles también sin cables. Con ello, el usuario podrá seguir compartiendo información, imprimiendo documentos, accediendo a su cuenta de correo electrónico y a Internet, trasmitiendo voz, y realizando trabajo en grupo en base a la compartición de diferentes ficheros y aplicaciones, todo de una forma segura y compatible, al igual que pasa en estos momentos con la tecnología a través de cable, porque la tecnología de estos productos, en concreto los pertenecientes a Intel Pro Wireless Solution, están basados en el estándar IEEE 802.11b.

Incremento de la movilidad
La nueva tecnología permite a los administradores de red ampliar el número de usuarios de una red fija de una forma prácticamente instantánea, o implementar una nueva red sin cables para todos los usuarios.
Implementar redes de trabajo inalámbricas, con productos como Intel Pro Wireless Solutions, es equivalente a hacerlo con soluciones de red cableadas, pero el usuario podrá obtener algunos extras, tales como la flexibilidad, la movilidad y, tal y como quiere trasmitir la propia compañía en sus campañas de concienciación y marketing, un coste de propiedad mucho más reducido, algo que se tiene cada vez más en cuenta en la informática de nuestros días.
En caso de no querer depender de redes cableadas, o en aquellos momentos o lugares donde sea inviable implementar una solución tradicional, la nueva tecnología permite recibir y enviar información a través de ondas de radio, salvando éstas cualquier obstáculo, ya sean paredes y techos para poder comunicar fuente y destino.

Algunas ventajas tecnológicas
Según los responsables de este producto, Intel Pro Wireless Solution es simple de configurar, utilizar y gestionar. El usuario, además de las ventajas propias de la movilidad, podrá acceder a una elevada velocidad a los recursos de su red cableada, tales como impresoras, servidores de archivos y aplicaciones, así como al resto de ordenadores personales. Asimismo, también se podrá establecer una reunión y compartir información de forma rápida y eficiente, entre usuarios de ordenadores portátiles, sin tener que instalar cables u otros dispositivos, simplemente utilizando las tarjetas de acceso, que en el caso de Intel responden al nombre Intel Pro Wireless PC Card.
La capacidad de roaming de Intel Pro Wireless Solutions le permite ofrecer de forma permanente el mejor acceso a los usuarios de la red, balanceando la carga, en un trabajo que se realiza de forma transparente para los mismos.
Los principales terrenos de aplicación de esta nueva tecnología son numerosos, pero el que parece que se manifiesta con más fuerza es el referente al entorno educativo. Así, tanto colegios como institutos o universidades pueden beneficiarse de las ventajas de las redes inalámbricas, dado que los alumnos podrán trabajar en redes de información sin que importe el lugar donde se ubiquen.

Trasmisiones seguras y ampliamente gestionables
Tal y como hemos señalado, la implementación de este tipo de soluciones no se caracteriza por incrementar la dificultad frente a las alternativas más tradicionales de cable. Los productos diseñados en base a la nueva realidad permiten implementar y gestionar los trabajos de forma simple, segura e instantánea. Tanto usuarios como administradores, podrán acceder a todos los dispositivos que compongan la red, tanto si pertenecen a la red cableada como si, por el contrario, están conectados a la red inalámbrica.
Los gestores de dichas redes podrán establecer políticas de acceso, de forma que impidan el acceso a usuarios no identificados correctamente o no registrados.
Asismismo, estas soluciones poseen diferentes niveles de encriptación de la información, soportando 40 y 128 bits de encriptación WEP. También soportan la transmisión de conversaciones de voz entre un dispositivo telefónico móvil y una estación de trabajo a través de la red IP o Internet.
Existe todo un gran abanico de posibilidades para gestionar y conocer el estado de la red inalámbrica, a través de los menús de gestión de cada una de las estaciones de acceso. A su vez, la gestión es perfectamente compatible y disponible a los programas más conocidos de gestión, tales como Intel Landesk, Openview de Hewlett-Packard, Tivoli, o Unicenter de Computer Associates. Esto permite, por ejemplo, a cualquier administrador, utilizando cualquier navegador, la actualización del firmware a los usuarios de la red, desde cualquier parte del mundo.

Tecnología basada en un estándar
Los productos de la familia Intel Pro Wireless Solutions, están basados en el estándar IEEE 802.11b, lo que les permitirá ofrecer o aceptar para su propio negocio o empresa, una solución estable y compatible con cualquier red ya instalada fija y basada en el mismo estándar o que se desarrolle en el futuro y, por tanto, proteger dicha inversión. Gracias también a que es perfectamente compatible con los sistemas operativos más populares actualmente.

Los productos
La tecnología inalámbrica para redes se ha concretado en una serie de productos que, en el caso de Intel, se denominan Intel Pro/Wireless Access Point y Intel Pro/Wireless PC Card.
Comenzando por el primero de ellos, se trata de un dispositivo que, según el marketing de la propia compañía, quiere destacar, entre otros aspectos, por su diseño.
Soporte de encriptación Wired Equivalent Privacy WEP de128 bits, así como para transporte de voz, datos y dispositivos H.323 en una red. Permite ofrecer a los usuarios unas velocidades de hasta 11 Mbps, reduciendo el cost

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información