| Artículos | 01 ENE 1998

Intel posiciona Pentium II como clave de su estrategia en 1998

Tags: Histórico
Junto con el anuncio de Merced para finales de año

Intel Iberia ha roto su habitual silencio para dar a conocer al sector de la informática cuáles van a ser sus planes de cara al nuevo año que ahora se inicia, cómo se prevé evolucione la informática profesional en los próximos doce meses, y qué nos deparará el 98 en cuanto al nuevo desarrollo tecnológico. Bajo el marco de lo que se ha llamado Intel’98, y con la colaboración de la empresa española Informática El Corte Inglés, el fabricante internacional ha desvelado el ritmo al que se moverá la industria en los próximos doce meses.

Pentium II aparece como la clave a tomar en cuenta en todo este desarrollo pues, según han señalado fuentes de esta compañía, sus previsiones apuntan a que en estos próximos doce meses el último de los procesadores anunciados por parte del fabricante sea el que se integre en todo tipo de máquinas, desde los portátiles hasta los servidores de alto rendimiento.

Por otro lado, tanto Intel como Hewlett-Packard siguen trabajando de forma conjunta en el desarrollo de la nueva arquitectura de 64 bits, cuyo primer exponente se conoce ya bajo el nombre clave de Merced.

El PC conectado y de elevada potencia

A la cabeza de Intel en nuestro país se encuentra Antonio Caloto, nuevo director general para España y Portugal, y que fue el encargado de dar a conocer cuál será, según este fabricante, la situación de la informática profesional durante el año que ahora se inicia.

De acuerdo con sus palabras, y una vez que la tecnología ha evolucionado lo suficiente para hacer del PC un elemento de elevada productividad, ya no sólo de carácter personal, sino de grupo y de cara al exterior (gracias a las redes, el correo electrónico, el trabajo en grupo e Internet), para Intel el negocio electrónico es la próxima fase para mejorar la productividad y competitividad de la empresa, a lo que está contribuyendo con el desarrollo de nuevas tecnologías.

En este sentido, según Caloto, “el uso de Internet ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos dos años, y a mediados del año 97 el número de nombres registrados en la Red se cifraba ya en más de 700.000, mientras que el número de páginas Web evolucionará desde los 250 millones previstos para el año 1998 hasta los cerca de 4.500 millones del año 2001”.

Asimismo, cabe mencionar la evolución que ha venido experimentando la forma de trabajo en la empresa, con la aparición de nuevos sistemas de colaboración basados en la Web, el comercio electrónico y la transformación hacia la empresa electrónica.

En este segmento, el uso de Internet crece cada vez más en la comunicación entre empresas, con un desarrollo aplicado en las áreas de correo electrónico, publicidad, servicios al cliente, fax, ventas y compras de productos y servicios, etc.

Estas cifras, traducidas a generación de negocio, quedan en unos 681 y 421 millones de dólares en 1997 en las áreas profesional y de consumo respectivamente, que crecerán hasta los 14.794 y 11.115 millones de dólares en el año 2001, lo que arroja un crecimiento sostenido del 137 por ciento.

Por lo que afecta a Intel, este crecimiento también se reflejará en el mercado del PC, que “seguirá creciendo un 15 por ciento anual, así como en el de los servidores”, según Caloto. En concreto, de acuerdo con la consultora Dataquest, las ventas de ordenadores personales en Europa occidental crecerán desde los cerca de 14 millones actuales hasta los más de 22 en el año 2001. Para el segmento de los servidores la evolución se puede dividir entre servidores de Internet e intranet, y tal como indican las cifras de IDC, Europa occidental verá crecer las 25.000 y 50.000 unidades del año 97 para Internet e intranets respectivamente, hasta las más de 40.000 y casi 250.000 en el nuevo milenio.

Intel tiene mucho que decir en este sentido pues, de acuerdo con cifras de Zona Research e Intelliquest, Intel domina un 49 por ciento del mercado de servidores de Internet y un 55 por ciento de los de intranet.

Llega la arquitectura de 64 bits con Merced

Ante la situación descrita, Intel ha seguido avanzando de la mano de Hewlett-Packard, con Merced como estandarte común en el desarrollo de la tecnología de 64 bits, ”pues es con esta arquitectura con la que Intel entrará en el próximo milenio”, apuntó Manuel González, director técnico del fabricante.

La novedad de la nueva arquitectura reside en lo que se viene a denominar EPIC (Explicitly Parallel Instruction Computing o Procesamiento de Instrucciones Explícitamente Paralelo), “que permite alcanzar elevados niveles de ejecución en el entorno de 64 bits”. Frente al paralelismo implícito, que limita el rendimiento debido a que el compilador tiene una visión indirecta y limitada del hardware, con el paralelismo explícito el compilador expone, optimiza y explota el paralelismo en el programa fuente y lo explícito en el código máquina.

Cabe señalar también que Merced se orienta, de momento, hacia el segmento de las estaciones de trabajo y los servidores de gama media y alta, es totalmente compatible con la arquitectura de 32 bits actual, utiliza tecnología de proceso de 0,18 micras y estará preparado para producción en este mismo año 1998.

González señaló también el hecho de que “la arquitectura de 64 bits completa la gama de procesadores de 32 bits, sin sustituirla”. Como un apoyo más de la estrategia, Intel ha llegado a acuerdos con distintas empresas en cuanto a sistemas operativos, aplicaciones corporativas y fabricantes de hardware que apoyen la nueva arquitectura, entre las que se encuentran nombres como Compaq, Oracle, IBM, Microsoft, HP, Digital, SCO, etc.

Pentium II en todos los segmentos

Intel aprovechó también la celebración del evento Intel’98 para anunciar cuáles serán las novedades que aterrizarán en el mercado español e internacional durante los próximos doce meses. De esta forma, el objetivo de Intel es extender su arquitectura para servidores de alto y bajo rendimiento, a la vez que crecer en el mercado de las estaciones de trabajo, y participar en el segmento de cliente básico.

Según señaló Isabel Lama, directora de marketing de Intel Iberia, “el año 98 es un año de transición, en el que esperamos que el número de PC conectados se establezca en un 90 por ciento y el Pentium II se asegure en los segmentos de portátiles, PC básico y de volumen”.

Por otro lado, y de acuerdo con esta misma portavoz del fabricante, “a finales de 1998, el Pentium con MMX quedará únicamente para el segmento de portátiles, ya que el resto trabajará con Pentium II”, a la vez que señaló, “esperamos que el mercado nos siga en este anuncio de transición hacia el Pentium II”.

Queda claro que Intel confía plenamente en su última generación de procesadores. En concreto, en el área de servidores, durante 1998 y de forma estándar, es decir, sin necesidad de que los fabricantes incorporen ningún hardware ni software adicional, el Pentium II alcanzará los 450 MHz con velocidades intermedias de 333, 350 y 400, con capacidad multiproceso hasta un máximo de ocho procesadores. En cuanto a la caché de segundo nivel, a la capacidad actual de 512 KB y 1 MB se unirá la de 2 MB.

Por lo que se refiere a los portátiles, el techo se establecerá en 300 MHz, con caché de segundo nivel superior a 512 KB, 1,7 de voltaje y tres tipos de encapsulado: módulo, mini cartucho y TCP, lo que conllevará, según Lama, “la aparición de portátiles con un peso inferior a los dos kilogramos”.

En cuanto al ordenador personal de volumen, aparecerán versiones de 333, 350, 400 y 450 MHz. Por último, para el denominado PC Básico, bastante sensible al precio, se mantendrán los Pentium II a 233, 266 y 300 MHz, con caché de segundo nivel superior a 256 KB e integración de los subsistemas gráficos, memoria y soft módem.

En cuanto al mercado de consumo, Isabel Lama declaró qu

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios