| Artículos | 15 MAY 1998

Intel domina la gama alta de procesadores con el Pentium II a 400 MHz

Tags: Histórico
A la vez que completa su oferta para todo tipo de equipos
Laurianne McLaughlin y James Niccolai.

Si todos los usuarios que se están planteando renovar sus equipos se preguntaran a quién le hace falta realmente una mayor velocidad de reloj en los procesadores, quizá pudiéramos darnos cuenta de que la incesante carrera de este marcador del PC no interesa tanto a los usuarios de informática como a los fabricantes .

Una vez superada la barrera mental de los 100 y los 200 MHz, el índice sigue y sigue aumentando, y si hace escasos meses el 266 era lo último, ahora hablar de 400 MHz no sorprende a nadie .

La disponibilidad de buses más rápidos y mayor capacidad de memoria han sido los principales autores de este crecimiento . Y con cada nueva cifra, se despierta el gusanillo de una nueva compra de un PC más rápido, con mejores prestaciones y más capacidad .

Sin embargo, el usuario comienza a estar un poco escarmentado de este constante ir y venir de cifras cuando, si atendemos a lo que ocurrió el año pasado, las mejoras no fueron tan espectaculares como se podría esperar .

Pero Intel no se ha dejado amedrentar por este sentimiento y ha seguido investigando . El resultado, un Pentium II a 400 MHz que, por lo que se ha podido ver hasta el momento, sí supondrá un cambio significativo frente a lo que hasta ahora existía .

El nuevo Pentium II incrementa la capacidad del bus del sistema desde los 66 a los 100 MHz, gracias a un pipeline principal para mover datos entre la CPU, la memoria principal y el resto de los componentes del sistema .

De media, el Pentium II a 400 MHz que tuvimos ocasión de probar con el benchmark WorldBench 98 funcionó un 21 por ciento más rápido que su homólogo a 333 .

Y por si a alguien no le convence este número, todavía se puede apuntar algo más: los precios . Los sistemas que incorporan el nuevo procesador, configurados con 64 MB de SDRAM, tarjeta gráfica AGP con 4 MB de SGRAM y monitor de 17 pulgadas, parten de 2 . 750 dólares en uno de los modelos corporativos de Hewlett-Packard, en concreto, el Vectra VL Series 8 . Otras características a destacar son el chipset 440BX y la memoria SDRAM a 100 MHz .

De forma complementaria, los principales fabricantes se han centrado también en el segundo de los procesadores de Intel en cuanto a velocidad, el Pentium II a 350 MHz, en el que también se incorpora el bus más rápido y el chipset 440BX . En las pruebas realizadas sobre equipos que contaban con el mismo, la PC WorldBench arrojó 192 como marca, lo que comparado con el Pentium II a 333, que obtuvo 170, es una ventaja a tener en cuenta . Sin embargo, frente al 205 del de 400 MHz, y con una diferencia de precio relativamente pequeña, quizá merezca la pena pagar un poco más .

Además, este pequeño incremento de precio resulta incluso razonable si se compara con las presentaciones de otros chips en el pasado . Cuando en octubre del 97 se realizaban pruebas con sistemas basados en el Pentium II a 300 MHz, los precios iban desde los 3 . 500 a los 4 . 000 dólares . Ahora, con equipos que incluyen ya chips a 350 y 400 MHz, los precios son algo más bajos que entonces y se prevé que se mantengan así durante el próximo trimestre . Probablemente no descenderán hasta que aparezca el próximo procesador a 450 MHz, cuya fecha de presentación prevista es el otoño .

Si la actualización no corre prisa, se puede esperar hasta entonces y conseguir un procesador que, si bien ya ha sido superado en velocidad, continuará ofreciendo unas muy buenas prestaciones . Pero si la urgencia es mucha y el presupuesto no da para tanto, un Pentium II a 333 o incluso a 300 con 64 MB de RAM funcionarán, y le sobrará todavía si lo utiliza con las actuales aplicaciones de negocios .

Seguramente, en el momento en el que se publique este artículo las máquinas a 300 MHz costarán menos de 2 . 000 dólares, y de aquí a final de año los precios irán descendiendo .

Buses más rápidos

Tal y como se explicaba más arriba, la velocidad del bus tiene mucho que decir en las prestaciones de los procesadores . Este cambio en el diseño es el que permite a los Pentium II a 350 y 400 MHz sobrepasar con holgura a sus hermanos x86 . En el pasado, las generaciones de chips se superaban unas a otras en velocidad, pero la capacidad estaba limitada por un bus a 66 MHz, con lo que la mejora era mínima .

La comparación es sencilla, no importa a qué velocidad pueda correr nuestro coche si la carretera está restringida a una velocidad determinada . Por tanto, no importa a qué velocidad pueda ir una CPU, el tiempo que le lleva completar una tarea depende del límite de velocidad del bus del sistema . Así, cuando una aplicación se dirige a la CPU y la memoria principal para conseguir una información, el bus del sistema se convierte en la carretera por la que ésta debe viajar . En los nuevos procesadores a 350 y 400 MHz el límite de velocidad se ha incrementado a 100 MHz, con lo que la transferencia de datos lleva menos tiempo y la aplicación termina el trabajo antes .

No se puede olvidar que, a menudo, la velocidad del bus importa poco . Si trabajamos, por ejemplo, con un archivo de texto de tamaño moderado, los 512 K de caché secundaria de cualquier PC no tendrán ningún problema, y la CPU accederá a los datos directamente sin tener que trabajar con el bus .

Pero aquellos archivos que no se incluyen en la caché fuerzan a la CPU a mantener la búsqueda de datos en la memoria, a la que se accede vía bus . Esta situación es la que se da cuando se trabaja con un gráfico grande, una aplicación de data mining o un programa CAD . En estos casos, pasa por la aplicación una mayor cantidad de información, por lo que contar con un bus de 100 MHz supone realizar el trabajo más rápido .

Y la memoria . . .

Hay otra pieza fundamental a la hora de conseguir que las prestaciones de nuestro PC sean las esperadas, la memoria . Un bus a 100 MHz utiliza SDRAM a esta velocidad, con lo que hay que asegurarse de que al añadir memoria a un sistema a 350 ó 400 MHz ésta lleve la marca PC 100 . Si no, atención, porque se trataría de memoria que no cumple con las especificaciones de Intel, y por tanto no suministraría la velocidad óptima, o de memoria a 66 MHz, que puede funcionar en el equipo, pero mucho más despacio .

Volviendo otra vez a los test PC WorldBench, que miden principalmente la velocidad de las aplicaciones, la diferencia entre los equipos con procesadores Pentium II a 400 MHz y aquellos a 333 es un 21 por ciento, mientras que si los comparamos con los chips a 300 este índice se eleva al 29 por ciento, y alcanza el 37 por ciento al tratarse de los Pentium II a 266 .

Aún más significativa es la diferencia con respecto a los Pentium MMX, un 67 por ciento, por lo que no resulta extraño que este procesador sea eliminado en breve del catálogo de productos de Intel .

¿ Resultará por tanto una decisión valiosa migrar hacia un sistema basado en chips de mayor velocidad ? Depende de la tarea a realizar . Por ejemplo, un archivo Excel de 5 MB se abre y realiza los cálculos mucho más rápido en un sistema con uno de los nuevos buses a 100 MHz que en los antiguos . Del mismo modo, un fichero de texto del tamaño de un libro es más manejable con un equipo a 400 MHz que con una configuración similar a 300 . Pero, ¿ qué ocurre con los archivos más pequeños ? Los expertos de los laboratorios de PC World no pueden valorarlo, así como tampoco la diferencia entre un procesador a 350 y otro a 400 MHz .

Hablemos de aplicaciones gráficas

Intel sabe que para la mayoría de los usuarios los sistemas con procesadores antiguos ofrecen un resultado más que adecuado en aplicaciones de negocios . Por ello, el fabricante está esforzándose en sus últimos anuncios en mejorar aún más la robustez de los equipos con sus chips para el uso de juegos y aplicaci

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios