| Noticias | 28 ABR 2006

Intel diseña PC para países en desarrollo

Tags: Histórico
Un ordenador a prueba de inclemencias meteorológicas que funciona gracias a una batería de coche. Un PC que tiene el mismo aspecto que un reproductor de CD. Éstos son algunos de los ejemplos de las herramientas en las que está trabajando Intel y con las que confía que cada vez más gente acceda a la tecnología.
Paula Bardera

Así, a través de su programa ?Descubre el PC?, Intel está diseñando ordenadores que se dirigen a comunidades en países menos desarrollados. Se trata de una iniciativa que intenta solventar dos retos primordiales a los que tienen que hacer frente los tipos de población a los que se dirige. Esto es, aquellos que tienen dificultades en el acceso a la tecnología y que, menos aún, posean un PC. Así lo explica Doug Findlay, director de marketing del grupo de mercados emergentes de la firma.

El fabricante de procesadores cuenta con cuatro centros de ?definición?, situados en India, Egipto, Brasil y China y que identifican necesidades del mercado en cada área geográfica, así como otros factores que han de tomarse en cuenta en el diseño de plataformas de PC como las condiciones climatológicas o el tipo de contenido al que los usuarios puedan acceder.

Para ello, ?contamos con gente que viaja por todo el mundo visitando pequeños pueblos para observar las tareas diarias de sus habitantes y luego analizar cómo la tecnología podría ayudarles a hacer sus vidas mejores y más eficientes?, explica Findlay.

Para hacer frente a las malas condiciones meteorológicas y la escasez de suministro de energía en las zonas rurales de India donde ya se ha introducido, Intel ha diseñado una plataforma de PC comunitario que se sitúa en quioscos de Internet y que es utilizada por los habitantes del pueblo para acceder a documentos gubernamentales como registros de propiedad o licencias de matrimonio. Incluso los agricultores pueden conocer los precios de sus cultivos a través de Internet.

Para resistir las condiciones extremas de humedad de estas zonas, la CPU está encastrada en un chasis especialmente resistente y funciona con un SAI que, en este caso, es una batería de coche normal que puede proporcionar energía hasta un máximo de seis horas. El equipo ha sido configurado para que tenga un bajo consumo de energía y cuenta con un sistema de recuperación en caso de fallo muy sencillo de utilizar.

Findlay también ha comentado que Intel está trabajando con los gobiernos de estas zonas para desarrollar aplicaciones locales que puedan utilizarse en estos PC comunitarios.

Por otro lado, Intel ha lanzado recientemente un diseño de PC de bajo coste dirigido a compradores que adquieren su primer PC y con el que la compañía cree que podría hacer posible la idea de que haya 1.000 millones más de personas propietarias de PC en todo el mundo.

El tamaño de este PC de bajo coste es aproximadamente la mitad de los habituales y ya ha sido introducido en México, Ghana, Nigeria y Egipto y próximamente se podrá encontrar en diez países más.

Previamente a este lanzamiento, Intel puso en marcha un programa de canal con distribuidores locales para que comercialicen estos PC de bajo coste en países como Tailandia y Filipinas. El precio del mismo dependerá de los socios locales de Intel en cada país.

El objetivo, según Findlay, es llegar a un precio que sea un 20 por ciento menor que el equipo más barato del mercado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información