| Artículos | 01 JUL 2000

Informática de bolsillo: un nuevo mundo en miniatura

Tags: Histórico
Ramón A. Fernández.
Surgieron de la noche a la mañana, como un caro juguete exclusivo de los ambientes más profesionales, pero hoy en día es otra de esas prácticas herramientas de las cuales ya no se puede prescindir. Fruto de la excelente acogida en el mercado, las posibilidades y capacidades de esta clase de dispositivos han experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años y no parece que vaya disminuir, todo lo contrario. Además, nuevas tecnologías como WAP, Bluetooth y el reconocimiento del habla van a posibilitar, en muy poco tiempo, elevar al máximo nivel la idea de la informática móvil sin cables.

El tema que hoy nos concierne engloba un grupo bastante heterogéneo de usuarios pero con unas necesidades similares. El factor común a todos ellos es disponer de un dispositivo que permita, en mayor o menor medida, la extensión de las posibilidades de un ordenador de sobremesa con independencia del lugar donde nos encontremos y que cómodamente pueda transportase sin que limite la libertar de movimientos de cualquier usuario.
Generación tras generación, los dispositivos de bolsillo que sucesivamente van apareciendo en nuestro mercado superan ampliamente las prestaciones de sus antecesores al incorporar nuevas funciones que mejoran su rendimiento, funcionalidad y flexibilidad. Accesorios y aplicaciones amplían las capacidades de estos singulares equipos hasta límites insospechados, dando respuesta a todo tipo de demandas, tanto a las generales como a otras más particulares y específicas. Decir que estos productos son básicamente una agenda electrónica, es menospreciar las prestaciones que encierran en sus pequeños pero concentrados cuerpos. La variedad y eficacia de los programas diseñados para este tipo de máquinas han convertido en anecdótica la característica de agenda electrónica, ofreciendo a cada tipo de cliente soluciones concretas y altamente productivas que cumplen a la perfección muchos de los requisitos exigidos por los profesionales que están en constante movimiento.
Aprovechando el reciente lanzamiento de la nueva versión del sistema operativo de Microsoft para este segmento de mercado, ahora bajo la denominación comercial de Pocket PC, hemos querido dar una revisión general de cómo se encuentra actualmente el mercado de los dispositivos de bolsillo, destacando los aspectos más notorios de los últimos meses y, como no, anticipar las próximas novedades y tendencias en este sector.
Para facilitar la lectura del presente artículo hemos ido analizando uno por uno los distintos puntos que configuran y determinan las características y prestaciones de los distintos dispositivos de bolsillo, indicando en cada uno de ellos las principales ventajas e inconvenientes de cada sistema o tecnología pero sin profundizar en la comparación de las distintas modalidades ni en el análisis de los equipos o modelos. La especialización de muchos de los clientes y las particulares necesidades de cada usuario condicionan, en la mayoría de las ocasiones, enormemente el tipo de equipo y características que éste debe reunir. Por lo cual, creemos más conveniente explicar las posibilidades de cada producto, dejando en manos del cliente la responsabilidad de elegir aquel que en mayor grado se aproxime a sus requerimientos.
Pero antes de entrar a fondo en describir las distintas características y elementos que conforman un dispositivo móvil, no está de más puntualizar los distintos tipos de equipos existentes bajo la denominación dispositivos de mano y ver a qué clase de clientes les puede resultar interesante y práctico disponer de un aparato como los que se comentan en el presente artículo.

El tamaño importa..., y mucho
Como punto de partida de este pormenorizado análisis, es conveniente destacar que dentro del apasionante sector de los dispositivos de bolsillo, existen dos clases bien diferenciadas de equipos bajo esta denominación común. En principio, el tamaño de estos puede ser el principal aspecto diferenciador entre unos y otros, pero como vamos a ver, este mayor o menor tamaño determina y condiciona enormemente la inclusión o no de los distintos elementos que conforman un equipo.
Por tanto, se puede establecer una primera categoría, bajo el sobrenombre de PalmPC o PDA, en la cual se agrupan todos aquellos dispositivos de menor tamaño, similar al de una calculadora electrónica y que carecen de teclado, por lo cual disponen de una pantalla sensible al tacto mediante la cual es posible acceder a cada una de las funciones disponibles en las distintas aplicaciones. Asimismo, la funcionalidad de esta pantalla se ve complementada con la incorporación de un sistema de reconocimiento de la escritura para la introducción de las letras, números, signos de puntación que imprescindiblemente se necesitan en la mayoría de los programas disponibles, aunque como complemento también se suele ofrecer esta misma posibilidad mediante un teclado virtual que se monitoriza en la pantalla.
Pero este reducido tamaño también limita el resto de características de los PDA, a parte del teclado, la pantalla es otro de los elementos que sufre en sus propias carnes esta particularidad. Aunque en un principio, únicamente fueron pantallas monocromas las instaladas en estos dispositivos, la supremacía del color se va extendiendo entre todos los fabricantes y modelos. Pero las pantallas a color suponen mayores exigencias en cuanto a recursos energéticos y de hardware, a los no siempre ágiles sistemas Palm PC. Cuestiones adecuadamente resueltas en la actualidad gracias al empleo de baterías recargables de Ion de Litio y a la mayor miniaturización y evolución de los procesadores y tecnologías presentes en dichos equipos.
Por lo que respecta a las posibilidades de estos sistemas, mencionar que disponen de una serie de aplicaciones comunes a las agendas electrónicas como lista de direcciones, agenda, calculadora, lista de recordatorios, etc., junto con otros programas más específicos y adaptados a necesidades más particulares. Igualmente, estos asistentes personales se diferencian de las clásicas agendas electrónicas en ser sistemas más o menos abiertos con posibilidades de comunicación con el exterior, y que permiten una fácil conexión el ordenador de sobremesa para la transferencia de información en ambos sentidos, así como la incorporación de nuevas aplicaciones.
Su aspecto exterior suele ser bastante parecido entre los diferentes equipos integrantes de esta categoría, destacando principalmente la pantalla táctil y unos cuantos botones de control y acceso convenientemente repartidos por la periferia.
Por último, y como factor determinante tenemos la cuestión del sistema operativo. Los primeros equipos de esta clase poseían un sistema propietario para su gobierno, de fácil e intuitivo manejo. Con posterioridad apareció la versión especial de Microsoft, Windows CE (ahora Pocket PC), aportando una mayor flexibilidad y versatilidad de funcionamiento en detrimento de la simplicidad en su manejo.
Por otra parte, cuando no se quiere renunciar a la funcionalidad del teclado, por pequeño que éste sea, el tamaño de los sistemas de bolsillo crece considerablemente, en perjuicio de su portabilidad, pero en la misma medida también crecen sus prestaciones y capacidades. Este otro grupo, al cual se le reconoce por la denominación Handheld PC o HPC, no resulta tan heterogéneo como el anterior, aunque también es cierto que son menos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información