| Artículos | 01 JUL 2004

"Hay espacio para un nuevo jugador en el mercado de PC de configuración cerrada"

Tags: Histórico
Juan Gómez, director ejecutivo de Kinyo
Encarna González.
Coincidiendo con la celebración de los 10 años de Kinyo en el mercado, Juan Gómez, director ejecutivo del mayorista, hace balance de la trayectoria que han experimentado a lo largo de estos dos lustros de vida. El lanzamiento de su propia marca de PC de configuración cerrada, Quber, y el refuerzo de su negocio B2B, figuran como los principales objetivos de negocio de Kinyo para este año.

Con más de 4.000 clientes, unas instalaciones de 6.000 metros cuadrados y cerca de 25 millones de euros en facturación en 2003, Kinyo ha pasado su primera década de vida con un balance plenamente satisfactorio, según se desprende de las palabras de Juan Gómez. “Nuestra filosofía de negocio se basa en que no sirve de nada tener buenos productos y seguir ampliando nuestro catálogo si no tenemos un servicio postventa eficaz. Este servicio es nuestro valor añadido y lo que nos ha permitido tener una capilaridad en el mercado que se extiende por toda España”, apunta el responsable.
Asimismo, Juan Gómez señala que, a pesar de ser un mayorista catalán, otra de las características de Kinyo es que no sólo se han centrado en este mercado, que actualmente no supone ni una cuarta parte de su negocio, sino que su presencia en todo el mercado español es óptima, principalmente en Barcelona y Madrid.
Para seguir gozando de buena salud, Kinyo afronta este año con una serie de propósitos claros entre los que destaca el proyecto de creación de una cadena de ensamblaje que germinará en la creación de PC de configuración cerrada con marca propia: Quber. De acuerdo con Juan Gómez, “hemos constatado que al distribuidor tradicional le está saliendo un fuerte competidor como es la gran superficie, especialmente la centrada en electrodomésticos y no tanto en informática y que controlan aproximadamente el 40 por ciento del mercado”. Para contrarrestar esta competencia, Kinyo dotará de equipos de entrada de gama y configurados bajo la marca Quber a su canal. “Serán equipos cerrados y con poca capacidad de modificación”, apostilla el responsable. Con ello, el mayorista, que hasta la fecha comercializaba tan sólo periféricos bajo la marca Quber, introducirá estos equipos con la mirada puesta en dar respuesta a una demanda dentro del mercado y cuyo objetivo serán los cadenas de electrodomésticos y aquellos distribuidores que quieran ofertar un PC con una configuración cerrada pero con una serie de servicios añadidos. Asimismo, Juan Gómez, señala que, actualmente, estamos asistiendo a una tendencia en la que “los distribuidores se están profesionalizando y madurando. Pero, al mismo tiempo, el mercado de la gran superficie y las cadenas de tiendas es fuerte y hay que dar al canal una solución como la que ofrecemos con los nuevos PC Quber”. Aunque, por el momento, los responsables en el mayorista no se aventuran a dar una cifra aproximada de los distribuidores que forman su base de clientes que podrían comercializar estos PC, Juan Gómez adelanta que, de momento, lanzarán tres o cuatro equipos de entrada de gama cuyos precios se establecerán en tres franjas de precio situadas entre 700 y 800 euros; una segunda franja alrededor de los 1.000 euros y, por último, en una franja de precio no superior a los 1.200 euros.

Servicios y beneficios al cliente final
Con la previsión de poder lanzar estos nuevos PC a principios de septiembre, si bien la puesta de largo de estos equipos tendrá lugar durante la celebración de SIMO, el mayorista sigue trabajando en acabar de perfilar los últimos detalles en lo referente a su configuración. “Vamos a intentar tener la mejor relación entre calidad y precio y ofrecer servicios que el consumidor valore por encima del tema económico. Nuestra apuesta es por la calidad, no por quienes buscan la oferta”, explica Juan Gómez.
Entre algunos de los servicios que integrarán estos equipos, y que argumentan que puedan tener un precio de unos 30 euros superior a otro equipo convencional, destacan, por ejemplo, los dos años de garantía in situ. Además, desde Kinyo se trabaja en la incorporación de algún tipo de servicio de aprendizaje de forma que los equipos permitan despejar dudas sobre la utilización del mismo o del software que integre. Según el responsable, “con ello buscamos erradicar el desconocimiento y la desconfianza que en ocasiones hemos visto que existe en el canal y, de esta forma, añadimos esos valores para que el cliente vea en nosotros una alternativa real”.
Si bien los beneficios de los que disfrutarán los clientes finales con este tipo de equipos son claras, las características con las que se han dotado a estos PC también conllevarán una serie de ventajas para los distribuidores que procedan a su venta. Para Juan Gómez, los servicios que se han sumado a la configuración de estos sobremesa suponen un valor añadido que “permitirá al distribuidor mayor facilidad de venta ya que les servirán para tener más argumentos de compra. Por tanto, la opción será tanto para ellos como para nosotros”. En la misma línea, el directivo señala que desde Kinyo contribuirán al impulso y promoción de los Quber mediante una serie de acciones como por ejemplo publicitarias.

Buenas expectativas para 2004
Las previsiones que se manejan desde Kinyo apuntan a la producción de entre 3.000 y 4.000 unidades de este tipo de equipos durante el primer año. “Podemos adquirir volumen de negocio de estos productos, especialmente en las cadenas especializadas en electrodomésticos, si bien no buscamos ser competidores de nuestros distribuidores. Asimismo, tampoco es nuestra intención competir con firmas como ADLI o Visa u otros grandes integradores. Hay espacio suficiente para un nuevo jugador en el mercado de PC de configuración cerrada”, añade Juan Gómez, quien tampoco descarta contemplar en un futuro la opción de PC a medida. “Nuestras principales apuestas para este año son mejorar nuestro sitio web en la parte de B2B, con nuevos servicios como dar al cliente una copia del pedido y, si Quber funciona, podríamos plantearnos la opción de PC a medida”, señala Gómez.
A pesar de que los resultados experimentados por Kinyo el pasado año no fueron todo lo propicios que esperaban debido a la situación general que experimentó el sector, lo cierto es que las expectativas para el presente 2004 son, según los responsables en el mayorista, más alentadoras. De acuerdo con Juan Gómez, “aunque empezamos en el primer trimestre con la misma tendencia del pasado año, en este segundo trimestre estamos gratamente sorprendidos ya que hemos llegado a crecimientos de dos dígitos”. A este crecimiento han contribuido de forma muy especial el canal retail y, sobre todo, los buenos resultados cosechados por los productos de lo que se ha venido a denominar “convergencia digital”.
Con estas miras, el objetivo de Kinyo para este año es de un crecimiento del 17 por ciento, con una fuerte apuesta por los productos de convergencia electrónica. El responsable en el mayorista tampoco descarta seguir ampliando su cartera de productos ya que “tenemos necesidades en nuestro catálogo que nos gustaría cubrir ampliando líneas de producto, sin embargo, no tenemos nuevos acuerdos previstos en estos momentos”, concluye el responsable.


Kinyo
Albert Einstein 64-66
08940 Cornellá de Llobregat (Barcelona
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios