| Artículos | 01 DIC 1996

Evolución de las tecnologías informáticas (y II)

Tags: Histórico
Miguel A. Gómez.

Continuando la serie iniciada en el número anterior de Dealer World, pretendemos concluir con este reportaje nuestro viaje por las previsiones sobre la evolución de las nuevas tecnologías. Despues de abordar la tecnología multimedia y los servicios on-line, en esta ocasión vamos a ocuparnos de las comunicaciones e Internet, dos de los aspectos donde se afianzará la tecnología del futuro. O, al menos, es lo que pensamos ahora.

La evolución tecnológica en el sector de las comunicaciones y en la red de redes, Internet, es uno de los aspectos que más preocupan a los analistas del mundo de la informática. Datos ofrecidos por diferentes estudios, sitúan en 1.000 millones de dólares el volumen económico que se moverá, sólo en comercio, a través de Internet. Se trata, por tanto, de un tema muy serio que requiere una buena planificación, porque de lo contrario, una empresa puede llegar a tener muchos y variados problemas.

Pero para planificar estrategias, la única forma de buscar apoyo es a través de las previsiones de las consultoras. Como ya ocurriera en la entrega primera de la serie, hemos tomado como base para mostrar la futura evolución de la informática el informe Entertainment, Media, and Communications Forecast: 1997 (Entretenimiento, multimedia y comunicaciones. Previsiones: 1997) de la consultora estadounidense Price Waterhouse.

Tecnología de comunicaciones

En la actualidad, la transmisión digital se está encargando de reemplazar a la analógica por un doble motivo, mayor capacidad y menor coste. Esta tecnología pone a nuestra disposición una serie de nuevas posibilidades para la transmisión de imágenes, sonido y datos, algo totalmente necesario con las actuales herramientas de desarrollo multimedia.

El ancho de banda necesario para este tipo de transmisiones es más accesible a través de la transmisión digital y los cables de fibra óptica, una tecnología que está iniciando su desarrollo en el panorama de comunicaciones español.

Como puede apreciarse en la tabla 1, el ancho de banda es muy importante para la transmisión, y más ahora con el tamaño de algunos ficheros multimedia. Pero la situación reflejada en esta tabla se refiere al mercado norteamericano. Por lo que respecta al español, la realidad es bien distinta, como puede apreciarse en la tabla 2.

La gran mayoría de los usuarios españoles tiene conexiones mediante módem, con una velocidad que puede oscilar entre 14,4 y 28,8 KB por segundo. Con esta velocidad de transmisión, y según los datos ofrecidos por Forrester Research, la transmisión de ficheros de animación e imágen de vídeo de elevado tamaño, es decir, de algo más de 4 GB, sería una misión imposible.

Unos pocos usuarios poseen conexiones RDSI (ISDN en la denominación anglosajona), aunque aquí la velocidad se eleva a 64 KB por segundo, como en casi todos los países europeos.

Un tercer modo de conexión, aunque poco extendido en nuestro país, es la conexión dedicada (punto a punto). En España, las conexiones dedicadas se limitan, casi de forma exclusiva, a proveedores, mientras que son unos pocos privilegiados, normalmente proveedores de gran tamaño o encargados de ofrecer sus servicios a otros proveedores, los que pueden disponer de conexiones con una velocidad entre 1 y 2 MB por segundo (T1).

En estos momentos, pensar en España, en una conexión que alcance una velocidad de 50 MB por segundo, es casi como tratar con soluciones de ciencia ficción.

Previsiones de futuro en las comunicaciones

Todos los analistas centran sus opiniones en la bajada del precio de las comunicaciones, así como en el incremento de las capacidades de transmisión. Estos dos aspectos son los dos puntos de apoyo más fuertes con los que cuenta la imposición total de la tecnología digital. La mayoría de las conexiones telefónicas, así como las transmisiones corporativas pueden transformarse de lo analógico a lo digital. Eventualmente, y si las previsiones se cumplen, podemos afirmar que el futuro de las comunicaciones está en la tecnología digital.

Cuatro son los aspectos que tenderán a evolucionar dentro del sector de las comunicaciones. Por una parte, las comunicaciones con hilos, las transmisiones telefónicas sin hilos, la radiodifusión inalámbrica y, por último, lo referente a comunicaciones internacionales.

En el primero de los aspectos, las comunicaciones cableadas, el cobre seguirá imponiéndose como la solución estándar para las conexiones particulares, en detrimento de la tecnología de fibra óptica. Las compañías telefónicas y de cable (menos presentes en España en la actualidad, con respecto a su posicionamiento en el mercado norteamericano) seguirán incrementando sus infraestructuras para proporcionar más servicios. La fibra óptica, alejada de las conexiones de usuarios particulares, empezará a escalar posiciones en lo que al sector corporativo se refiere.

Volviendo a los usuarios domésticos, en este apartado la batalla por ofrecer más y mejores servicios irá en aumento. Para este segmento de la demanda se empezarán a desarrollar nuevas tecnologías que junto con la ADSL (Asymmetrix Digital Subscriber Line), MMDS, o la fibra óptica abrirán nuevas oportunidades de negocio.

Las tecnologías actualmente en desarrollo por algunos fabricantes como Fujitsu, Bell y Nippon, para conseguir la transmisión de datos con una velocidad 1 TB por segundo sobre cables de fibra óptica podrían en un futuro algo más lejano llevar más información con una velocidad más elevada, pero se trata de una tecnología que no estará disponible en los próximos años, sobre todo si hacemos referencia al mercado de la telefonía mundial.

Siguiendo con la telefonía, y según las previsiones, menos del diez por ciento de los accesos telefónicos se realizarán a través de servidores de fibra óptica. En este sentido, una empresa norteamericana puntera en este tipo de tecnología, Pacific Bell, ha comunicado su intención de completar al menos el 50 por ciento de su red con conexiones de fibra coaxial antes del comienzo del siglo XXI.

La tecnología VDT (Video Display Terminal) puede quedarse obsoleta por el desarrollo de otras opciones que ofrecen similares prestaciones. Nos referimos a la evolución de DBS o de MMDS.

Por último, nuevos servicios se basarán en tecnologías recientes como ATM o Frame Relay, con lo que los primeros problemas parecen resueltos.

El segundo de los aspectos destacados es la telefonía sin hilos. En este sentido cabe destacar que el aumento de las hostilidades entre los diferentes proveedores de soluciones puede generar un descenso considerable de precios, así como un aumento significativo de las posibilidades de este tipo de servicios.

El próximo año, es el previsto para que esté totalmente operativa la segunda fase del estándar GSM, que permitirá la transmisión de datos y voz. Mientras, en Europa, será GSM el estándar que se consolide para ambas transmisiones.

Telefonía móvil, difusión inalámbrica y telecomunicaciones

La tecnología de telefonía móvil experimentará un mayor crecimiento por la aparición de nuevos servicios, pero esta transición puede tener lugar por una doble vertiente. Por un lado, puede deberse al ya comentado descenso de precios y aumento de servicios, como la capacidad de mensajes recíprocos combinados con voz y, por otro, por la incorporación de la telefonía sin hilos en el entorno doméstico combinado con la aparición de servicios celulares fuera del mismo.

Por último, conviene señalar que los analistas apuntan a la tecnología CDMA como la dominante en el panorama norteamericano, con TDMA y GSM sirviendo de puente para atender la mayor parte de la demanda tanto en los existentes como en los nuevos sistemas celulares.

En lo que se refiere a la difusión inalámbrica, la transmisión conocida como banda de reparto o de difusión

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios