| Artículos | 15 OCT 2000

Europa se entrega al Mac en París

Tags: Histórico
Daniel de Blas y Plácido Moreno.
Desde la edición del año 98, Apple expo París viene contando con la presencia de Steve Jobs en la conferencia inaugural, pero ésta es la primera vez que el CEO de la compañía presenta además novedades de verdadera entidad. París ha servido, por primera vez, para que Apple realice un despliegue de medios y anuncio de novedades tan importante como los que tienen lugar en las Macworld Expo de san Francisco o Nueva York., informan desde la capital parisina, Daniel de Blas y Plácido Moreno.

Antes de que comenzara la presentación que daría el pistoletazo a la nueva edición de la feria, la mayoría de los asistentes tenían ya alguna idea de lo que Jobs iba a presentar. Además, había una apuesta segura: la beta pública de Mac OS X, cuya fecha de lanzamiento había sido anunciada a finales de agosto en los seminarios SeyBold. Entre el resto de los anuncios que se venían rumoreando se contaban los nuevos iBook, QuickTime 5, Final Cut Pro 2 y tal vez alguna otra sorpresa. Para aumentar la intensidad del evento, el área que rodea el Palacio de Congresos de Porte Maillot en París y los accesos del Metro estaban plagados de carteles publicitarios de los nuevos iMac y del G4 Cubo. Así, con algo casi seguro, algo de incertidumbre y mucha expectación, el impresionante auditorio del Palacio de Congresos se llenó completamente con miles de aficionados a la plataforma, periodistas, invitados y personal de Apple.
Tras unos minutos de espera y con una puntualidad que empieza a ser norma de la casa, Steve Jobs saludó al público con una primera alusión al carácter paneuropeo del evento: "Es agradable estar de nuevo en Europa", e inmediatamente confirmó que antes de que acabará la presentación Mac OS X sería ya una realidad.
Como es habitual, la conferencia comenzó con un breve repaso a las máquinas recién presentadas, sendas demostraciones de iMovie 2, del rendimiento de Photoshop con los nuevos G4 y sin menciones a resultados económicos (algo que, al parecer, a partir de ahora ya no se verá en las presentaciones de Jobs). El público aplaudió con entusiasmo las demos y los comerciales de televisión pero el ambiente ya pedía anuncios importantes. La aparición de la imagen del chip Rage 128 Pro de ATI en la gran pantalla fue el indicio: a partir de ahora, los G4 minitorre y el G4 Cubo podrán adquirirse opcionalmente con las nuevas aceleradoras gráficas Radeon de ATI, aunque sólo en las configuraciones a medida de la tienda en Internet de Apple. Aunque el anuncio fue recibido con una gran ovación, la decisión de comercializar las tarjetas sólo a través de la Web de Apple fue abucheada por algunos asistentes.
El siguiente de los anuncios, los nuevos iBook con conexión FireWire y el IBook SE con unidad DVD, provocaron una tremenda ovación, que se tornó en un discreto abucheo cuando Steve Jobs anunció que el modelo Key Lime, al igual que los G4 con aceleradora Radeon, sólo podría adquirirse a través de la Apple Store. Ante el disgusto de algunos asistentes, el CEO de Apple bromeó y animó al público a visitar la tienda en línea.
Tras la presencia inevitable de Kevin Browne, responsable de la unidad de productos para Mac de Microsoft, que realizó una breve presentación de Office 2001 y anunció su disponibilidad en noviembre para Europa, faltaba el anunciado postre de la presentación: Mac OS X. La esperada beta pública, en tres idiomas (Inglés, Francés y Alemán) ya podía ser adquirida a través de la Web de Apple y en el propio recinto de Apple Expo. Una breve descrición de las capacidades de Mac OS X, incorporadas tras la última versión para desarrolladores (DP4), pusieron punto final a la conferencia y los asistentes pudieron trasladarse en los autobuses gratuitos dispuestos por Apple al recinto de París Expo en la Puerta de Versalles.

La feria
Si se hace un ejercicio de memoria respecto a la feria del año anterior puede matizarse que, sin duda, se han mejorado cuestiones como el acceso a la feria y se ha ganado en imaginación a la hora de presentar la exposición.
En la anterior edición, Apple expo estaba montada en un primer piso al que se accedía a través de múltiples pasillos y pabellones pero en esta ocasión el acceso era directo, lo que ha facilitado mucho más el acceso a minusválidos. La estructura de la feria ha sido prácticamente igual que el año anterior, distribuida en tres áreas temáticas dedicadas al mercado creativo, negocios y mercado de consumo. De hecho, el expositor de Apple era el mismo que el año anterior, evidentemente con las novedades propias de este año.
Los grandes desarrolladores como Adobe, Macromedia, FileMaker, sin anuncios de relevancia, exhibieron las últimas versiones de sus aplicaciones más importantes. En cuanto al resto de los expositores, más que las novedades, muy puntuales, lo más interesante de Apple expo es la ingente cantidad de software y hardware disponible en el mercado francés y que, además, podía ser adquirido en el propio recinto de la exposición.
Un área muy destacable por su novedad ha sido el Studio Web de Apple Expo 2000 patrocinado por VCF, Macworld y AtomiZ. Un área experimental de unos 150 metros cuadrados donde el público asistente pudo apreciar, todo el proceso de creación de programas de televisión en directo, que eran digitalizados desde el set de televisión con un sistema RAID de 8 discos UltraSCSI160 que posteriormente eran comprimidos con Media Cleaner y finalmente eran distribuidos a través de Internet gracias a Sorenson Broadcaster y el buen hacer de los muchachos de AtomiZ. Los diferentes programas, llevados a cabo por las diferentes ediciones de Macworld en Europa se encuentran disponibles en la dirección: http://web.webstudio.atomiz.com.fr/content/studiowebUK.html.
Frente al año pasado, donde la presencia de la música estaba limitada a los expositores de los fabricantes especializados, que colocaban cada uno su propia música e invitaba más a marcharse que a estar un rato en su stand; la organización ha solucionado aquella situación preparando un área a modo de discoteca donde diferentes pinchadiscos se turnaban amenizando el evento con música generada con los Mac y algunas proyecciones de fractales. Los más destacados en este entorno fueron los stands de Steinberg, en el que pudo verse la versión 5 para Mac de Cubase; y el de Digidesign, en el que el producto estrella era ProTools 5.1.
Otras zonas de interés, como ya lo fue el año pasado fue el stand de la consultora de formación IPECI, que volvió a ofrecer formación gratuita a todos aquellos usuarios que deseaban iniciarse en las herramientas más tradicionales del entorno Mac invitándoles a que realizaran trabajos muy concretos paso a paso, el área de Le Monde de l´education o el cibercafé habilitado por AOL, el diario Liberation y la revista .net.
En cambio, si algo se ha echado en falta fue la tienda de "goodies" que Apple tenía montada el año pasado en la feria. Cabe destacar el esfuerzo de los responsables por hacer de la Sala de Prensa un lugar "habitable" aunque continuó la ausencia de un número suficiente de ordenadores para poder trabajar cómodamente.

Juegos
Como no podía ser de otro modo, la comunidad de los juegos también tuvo su esp

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información