| Artículos | 01 NOV 2005

¿Están nuestros hijos seguros en Internet?

Tags: Histórico
El 66,7 por ciento de los adolescentes son internautas
Bárbara Madariaga.
Un 48 por ciento de los adolescentes españoles se conecta a diario a Internet. Siempre se ha dicho que son los jóvenes los que más adaptación tienen antes los progresos tecnológicos. Es por eso que, quizá, el mayor índice de penetración se lo lleva este colectivo. Pero, ¿están seguros en Internet? Si que es cierto que la Red puede aportarles numerosos beneficios, pero también peligros.

Bajo el título: “Los menores en la Red: comportamiento y navegación segura”, la Fundación Auna acaba de presentar el último informe acerca de la situación de la Sociedad de la Información en los menores de edad. Así, el organismo ha intentando dar una visión acerca de los hábitos de este colectivo en la Red, así como ha tratado de dar conocer cuáles son las ventajas y los inconvenientes de Internet para “el desarrollo de los menores”, así como “las diferentes medidas de protección ante los posibles riesgos”, tal y como afirma el informe.

Los datos del estudio
Si nos centramos en el resultado en sí del estudio, la primera gran conclusión es que el 66,7 por ciento de la población entre 10 y 15 años es internauta. La cifra aumenta si de lo que hablamos es del rango de población mayor de 16 años, al situarse, el porcentaje, en el 83,9 por ciento. Asimismo, cabe señalar que el 48 por ciento navega a diario para buscar información y utilizar servicios de comunicación. Los servicios que gozan de más aceptación por parte de este colectivo son: la mensajería instantánea y el correo electrónico.

Más beneficios que desventajas
Pese a lo que en un primer momento pueda parecer, debido en cierta, forma a la información que aparece día tras día sobre las amenazas y los peligros que puede tener Internet para los menores de edad (no sólo en cuestión de educación, sino en otro tipo de peligros mayores), el informe señala que Internet aporta ventajas en las áreas de educación, sociabilidad, comunicación u ocio.
Lo cierto es que ésta no es una afirmación nueva ya que, en los últimos años, diversos estudios han demostrado que los menores con acceso a Internet obtienen mejores resultados académicos que los que no lo tienen.
No obstante, no hay que olvidar que sí que es cierto que tras un ordenador se esconden, en ocasiones, ciertas personas que ocultan su verdadera intención y utilizan engaños para así ponerse en contacto con los menores. La actitud de los padres, es en estos casos, crucial, ya que deben de ser ellos los que vigilen a qué tipo de contenido acceden sus hijos y si es el adecuado para su edad o no.
En este sentido, y sin querer ser alarmistas, cabe señalar que el 38 por ciento de los menores consultados ha navegado por páginas de contenido violento, el 28 por ciento ha visitado sitios de contenido pornográfico y el 16 por ciento ha topado con páginas Web de contenido xenófobo.
El problema surge cuando el hecho de visitar este tipo de páginas se convierte en un hábito, en vez de en algo casual. Son los chicos los que visitan este tipo de contenido con más frecuencia que las chicas (14 por ciento de niñas frente al 42 por ciento de niños).

Actitud de los padres ¿pasiva?
A pesar de esto, sólo el 32 por ciento de los padres españoles “regula” la navegación de sus hijos, posicionando a España como segundo país más “permisivo” de la Unión Europea (UE) a este respecto.
¿Cómo se soluciona el problema? Al parecer, la primera solución es la información, y más si tenemos en cuenta que el 62 por ciento de los padres consultados indica que necesitaría más información sobre los medios de control de la Red.
El informe describe distintos medios de protección de los menores en la Red como son las líneas de denuncia, los filtros, las herramientas de monitorización y de control de spam y, una de las más importantes: la educación. Y es que, un dato importante es que el 14 por ciento de los menores españoles accede a Internet con sistemas de filtrado, frente al 54 por ciento de los menores norteamericanos.


Menores ¿inseguros en Internet?
-----------------------------------------------
Aunque las ventajas de Internet para el desarrollo de los menores son más que notables, lo cierto es que existen delitos en Internet y estos son, según Panda Software y en su mayoría, de naturaleza sexual que conllevan graves riesgos tanto físicos como psíquicos.
Datos de las ONG “Protégeles” y ACPI (Acción Contra la Pornografía Infantil) muestran que la situación puede empeorar, ya que más de la mitad de los niños y adolescentes que hacen uso de Internet no han recibido información básica sobre seguridad. Según las mismas fuentes, el 44 por ciento de los menores se han sentido acosados sexualmente en Internet, y buena parte de ellos en más de una ocasión. El 11 por ciento ha recibido insultos por parte de otros internautas, mientras que un 4 por ciento ha recibido mensajes de correo con contenidos desagradables. El 1,5 por ciento de ellos declara incluso haber llegado a sentir miedo.
Los menores son un objetivo cada vez más preciado para las acciones de delincuentes cibernéticos, y muchos de ellos adquieren hábitos sumamente perniciosos por no haber recibido una correcta educación al respecto. Algunas de las prácticas perniciosas de los menores en Internet son: un 19 por ciento de los menores de 12 a 17 años que se conecta desde cibercentros reconoce llevar a cabo acciones ilegales desde los mismos; un 4 por ciento amenaza a otras personas y un 1 por ciento hace ambas cosas.
En conclusión, habrá que educar mejor a nuestros hijos, por lo menos en lo que a navegación por Internet se refiere.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información