| Noticias | 05 SEP 2007

España falla en competitividad tecnológica

Tags: Histórico
La BSA acaba de presentar las conclusiones del estudio "los medios para competir: comparativa de las industrias TI", realizado por Economist Intelligence Unit. Una de las principales conclusiones de este estudio es que nuestro país se sitúa en el puesto 24 del ranking de competitividad tecnológica, por detrás de Italia y por delante de Estonia y Portugal. La puntuación que ha obtenido España es de 46,1 sobre una escala de 100.
Bárbara Madariaga
El estudio, que ha analizado 64 países pertenecientes a siete regiones, afirma que son “relativamente pocos los estados que cuentan con todos los factores necesarios para fomentar un próspero sector de las tecnologías de la información”. No obstante, a la cabeza se sitúan  Estados Unidos, con una puntuación de 77,4 sobre 100, Japón (72,7), Corea del Sur (67,2) y Reino Unido (67,1).

Los aspectos estudiados para determinar el nivel de competitividad tecnológica son: contar con un entorno de negocio adecuado; estar dotado de una buena infraestructura tecnológica; el nivel del capital humano; el marco legal que regula la industria; contar con un entorno favorable y propicio para la Investigación y el Desarrollo; y el papel que las Administraciones juegan para favorecer el desarrollo de la industria tecnológica.

Con respecto a nuestro país, éste se sitúa entre los primeros veinte países en capital humano (en el puesto 16) y en entorno legal (puesto 19) y también consigue una buena puntuación en entorno de negocio (80 de 100). Sin embargo, España obtiene malos resultados en lo que se refiere a la creación de un entorno propicio para la Investigación y Desarrollo (6,6 de 100) e infraestructura tecnológica (29,6 de 100).

“Cada vez más, las tecnologías de la información son el principal conductor del progreso económico y social en todo el mundo”, afirma Robert Holleyman, presidente y CEO de la BSA, quien añade que “estos datos pueden servir de guía a los gobiernos para capitalizar estos factores, los cuales pueden fortalecer sus sectores tecnológicos y acelerar los beneficios que una próspera industria tecnológica puede aportar a toda la sociedad”.

Por su parte, Luís Frutos, presidente del Comité Español de BSA, destaca que “para que España se sitúe en el grupo de los países más competitivos tecnológicamente, es necesario hacer un esfuerzo a todos los niveles por fomentar la innovación, la inversión en tecnología y la creación de una fuerte industria local. Como representantes de la industria del software, entendemos que el respeto a la propiedad intelectual del software es un factor decisivo a la hora de avanzar en estos objetivos”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios