| Artículos | 01 ABR 2004

¿Es rentable el reciclaje de ordenadores personales?

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
Desde el momento en que decidimos cambiar de ordenador comienza un nuevo proceso que apenas conocemos. Se trata del reciclaje de todos estos aparatos para que puedan, de alguna manera, ser reaprovechados. Pero al tratarse de sistemas de alta precisión, el reducir el ordenador a un material bruto, nunca podrá recuperar la inversión de energía del proceso de fabricación. Es por esta razón que muchos entendidos empiezan a llamar la atención sobre la necesidad de rentabilizar y alargar la vida de estos terminales.
United Nations University ha realizado un estudio sobre el impacto medioambiental de los ordenadores personales, un aspecto que muchos desconocemos. En él se han señalado datos como que en torno a 1,8 toneladas de material bruto es necesario para hacer un ordenador de sobremesa medio y un monitor y que alargando la vida operacional de la máquina a través de la reutilización, se logra que estos dispositivos tengan un mayor potencial para el ahorro de energía que para el reciclaje.
De acuerdo con el estudio, para fabricar un monitor CRT (cubo catódico) de 17 pulgadas y el propio ordenador de sobremesa, son necesarios, al menos, 240 kilogramos de hidrocarburo, 22 kilogramos de componentes químicos y 1.500 kilogramos de agua. En términos de peso, el total de todos los materiales utilizados es igual al de un coche de mediano tamaño.
Es por ello que la mejor forma de minimizar el impacto medioambiental del desarrollo de un PC está el extender su vida útil, según destacó Eric Williams, analista de United Nations University en Tokio. Y es que los usuarios deben pensar si realmente necesitan un ordenador nuevo o si actualizando su actual PC pueden alcanzar los mismos objetivos, según el responsable. Acciones como retrasar el reemplazo y actualizar la memoria o el espacio de almacenamiento o, al deshacerse de la máquina, donarla de forma que continúe siendo usada, representa un ahorro de energía que es entre 5 y 20 veces más del que se logra reciclando.
Esto se debe a que mucha de la energía que se necesita para la realización de un PC es empleado para hacer componentes de alta tecnología, como semiconductores, y estos son destruidos en los procesos de reciclaje para conseguir una pequeña cantidad de material. En un estudio publicado a finales de 2002, Williams apuntaba que 1,7 kilogramos de hidrocarburos y componentes químicos y 32 kilogramos de agua son utilizados para conseguir sólo 2 gramos de memoria DRAM de 32 MB.
Además, en este momento concreto del mercado en que los bajos precios hacen que el cambio de PC no suponga una gran inversión para el usuario, esta alternativa es contemplada sin pensar si es realmente necesaria. Incluso, y según este estudio, en muchos casos el cambio se realiza sin haber completado el ciclo de vida real del ordenador, que ve como es remplazado sin apenas cumplir los dos años.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios