| Noticias | 28 NOV 2005

"Es ilegal tener un monopolio y también utilizarlo para seguir manteniéndolo" Thomas McCoy, AMD

Tags: Histórico
Aunque no se espera que el juicio se inicie hasta el próximo año, los abogados de Intel y AMD trabajan ya en sus argumentos después de que la segunda de las compañías mencionadas acusara a la primera de juego sucio en el terreno de los procesadores. Algo que Intel niega. Thomas McCoy, vicepresidente ejecutivo para cuestiones legales de AMD, es el mentor de la estrategia que va a seguir esta compañía y explicaba, en una entrevista concedida a IDG, las líneas que se van a seguir en este caso. Se las reproducimos.
Dealer World
¿Dónde está la línea que marca las diferencias entre un comportamiento ilegal y la competencia injusta? ¿Cuando se traspasa esa frontera?
Bien, lo que es ilegal es tener un monopolio, así que es ilegal utilizar tu poder monopolístico para mantener tu monopolio. La cuestión es, básicamente, cuál es el beneficio para la estructura competitiva y el bienestar de los consumidores que este comportamiento altera. ¿Es para el beneficio de la competencia, para el de los consumidores o es el comportamiento de un monopolio para mantenerse?
La pregunta fundamental es, ¿está Intel manteniendo su poder de monopolio? No hay un argumento creíble sobre el poder de monopolio que Intel ejerce a los ojos de la justicia.

¿Qué es lo que se entiende por un monopolio?
El poder de controlar el precio y el mercado. Intel, con un 90 por ciento de mercado en dólares en el terreno de los x86, es uno de los mayores y afianzados monopolios de este siglo.

¿Afecta esta cuestión al cliente?
Creo que el cliente, desde un análisis económico, es importante en un caso como éste y es una buena noticia para AMD, puesto que es muy fácil de demostrar.

Cuando hablamos de cliente, ¿a quién nos referimos: al usuario final o a los Dell y HP?
Veamos el caso de AMD en Japón. Hemos tenido mucho éxito en el mercado europeo con Sony como OEM. Sony vende muchos ordenadores en Europa basados en nuestra tecnología, así que los consumidores europeos tenían opciones donde elegir: podían comprar ordenadores Sony con tecnología de AMD o de Intel. Cerca de un 40 por ciento de los clientes preferían la nuestra.
Lo que ha hecho Intel es ir a Japón y ofrecerles un trato, en el que se incluye una cláusula para que no nos compren más. Como consecuencia de esto, nuestro negocio con Sony se ha reducido a cero y los usuarios finales de todo el mundo dejan de tener la posibilidad de elegir comprar nuestra tecnología.
La propuesta de valor de AMD es, dado que somos el líder en precio, los OEM pueden tener el mejor sistema al mismo precio que uno de Intel porque pueden emplear los dólares que se ahorran en nuestros procesadores en dotar al equipo con, por ejemplo, más memoria DRAM o un lector DVD más actual. En cualquier rango de precio, estarás mejor equipado si tienes un equipo AMD.

¿No se trata de un problema de marketing? ¿No es su trabajo como compañía hacer un producto competitivo para educar a los clientes sobre los beneficios de este producto?
No creo que sea un problema de marketing, sino de ejecución de mercado. No se nos permite que Sony pueda vender equipos con nuestra tecnología. Nunca hemos ido al cliente final para educarle.
Circuit City es un buen ejemplo. En Circuit City teníamos asignados el 20 por ciento de su espacio y, sin embargo, suponíamos el 40 por ciento de sus ventas, lo que es una buena señal de la demanda de nuestra tecnología.

¿Cree que la industria de PC y servidores está condenada sin una sentencia a su favor?
Hay una razón por la que estamos ante una demanda antimonopolio mundial. Sólo hay dos compañías en el mundo que puedan fabricar procesadores x86 en volumen: Intel y AMD. Sabemos cómo sería el mundo sin nosotros. AMD fue la primera en introducir instrucciones tridimensionales, en alcanzar el giga hercio, la primera en decir que el rendimiento no se medía en megahercios, en tener procesadores de tres núcleos? Ésta es la propuesta de valor de AMD, que ha demostrado ser un competidor muy válido pese a ser, incluso, mucho más pequeños.
No hay razón por la que el mundo no se pueda beneficiar en el terreno de los procesadores de los mismos beneficios que en otros aspectos de la industria, como monitores, suministro de energía, memoria o gráficos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información