| Artículos | 01 DIC 2001

El reto del nuevo siglo

Tags: Histórico
Equipos de última generación
Angel Fernández.
A pesar de su, relativamente, reciente aparición, la informática se ha convertido en un pilar fundamental para el desarrollo económico y cultural de la sociedad moderna a escala mundial. Debido a la vertiginosa progresión de esta ciencia y de las tecnologías con ella relacionadas, los equipos informáticos son hoy en día un elemento imprescindible en una innumerable variedad de entornos.
Pero es, sobre todo, en los distintos ámbitos profesionales en los que la extraordinaria dependencia que se ha generado hacia estos dispositivos hace que resulte ya imposible prescindir de sus servicios.

Estas fechas, vísperas de unas celebraciones de especial significación, suelen ser época de recapitulación durante las que todos, empresas y particulares, analizamos nuestra andadura en los últimos doce meses con el fin de establecer la línea de actuación a seguir en un futuro inmediato, de acuerdo a las experiencias y resultados acumulados durante este período. A sólo un mes vista de concluir este primer año del siglo XXI, las cifras ofrecidas por distintas consultoras nos revelan una continuidad en la tendencia expansionista de este sector productivo. Y es que, a pesar del importante descenso en las ventas de equipos informáticos que se ha producido durante el presente año, la aparición de la nueva estrella de Intel, el procesador Pentium 4, el lanzamiento hace escasas fechas del novedoso sistema operativo Windows XP por parte de Microsoft o la investigación llevada a cabo por parte de IBM, en torno a nuevas técnicas de fabricación de procesadores mediante nanotubos de carbono, son algunos de los eventos que nos hacen presagiar un futuro muy esperanzador para la progresión de las tecnologías informáticas y, con ellas, la necesaria continuidad en este convulso pero a la vez firme mercado. Incluso en estos tiempos de crisis e inseguridad, las posibilidades de comunicación remota que hoy en día nos ofrecen las redes informáticas han constituido una oportuna solución para ese sector de la población que, debido a los acontecimientos de los últimos meses, experimenta un cierto reparo a la hora de viajar.

Entornos exigentes
La variedad de entornos en los que la informática está presente, así como la multitud de cometidos a los que pueden ser destinados los equipos informáticos, hacen que los requerimientos necesarios para cada caso en particular sean muy dispares. En referencia a esta variedad, podemos distinguir en un primer análisis dos grandes segmentos en los que se divide el mercado actual: el sector doméstico y el profesional. Además, dentro de estos dos grandes grupos existen otras exigencias particulares, según el uso concreto al que se vaya a destinar el equipo. Evidentemente, cada uno de estos segmentos precisa de distintas herramientas y utilidades mediante los que llevar a cabo las tareas propias de su particular naturaleza, por lo que los equipos informáticos deben poseer la capacidad de adaptarse a las necesidades de cada usuario. En este sentido, y con el ánimo de cubrir el mayor número de situaciones, los fabricantes suelen ofrecer un variado número de configuraciones basadas en una disposición básica sobre la que se adaptarán distintos componentes para configurar, en cada caso, el ordenador que mejor se adapte el ámbito de trabajo al que vaya a ser destinado.
Por otro lado, tanto en el entorno doméstico como en el empresarial las exigencias son cada día mayores, por lo que el mercado se ve obligado a ofrecer cada día nuevas posibilidades para satisfacer la creciente demanda de los usuarios. Aunque en la actualidad la demanda de equipos informáticos se produce en mayor medida en los entornos profesionales, el sector doméstico ha experimentado durante los últimos años un rápido crecimiento que supone en estos momentos un tercio del total de las unidades comercializadas. Aún suponiendo un importante número, hoy en día no podemos calificar esta masiva presencia de los equipos informáticos en los hogares como un lujo o una fiebre consumista. Por el contrario, las nuevas posibilidades de los ordenadores para el uso doméstico, como la contabilidad familiar, la obtención de la más variada información a través de Internet o la realización de las tareas escolares, hacen de los ordenadores un práctico elemento de participación en las cotidianas tareas del hogar. Además, el precio actual de los equipos informáticos está al alcance de cualquier familia media, por lo que sus mayores posibilidades de uso, unidas a la cada vez más elevada sencillez en su utilización, permiten a los ordenadores actuales adaptarse a cualquier entorno doméstico, aún en el caso de no existir una experiencia previa en este apasionante terreno.
Pero si en los entornos domésticos no se discute ya la presencia de la informática, en el ámbito profesional es casi imposible no contar en la actualidad con estos polivalentes dispositivos mediante los que llevar a cabo las más arduas tareas que hoy en día adquieren una complejidad tal que sería imposible en muchos casos realizarlas de forma manual.

Usuarios avanzados
Existe un amplio grupo de usuarios en el que se encuentran aquellos que cuentan con una amplia experiencia previa en este tipo de actividades y están más acostumbrados a enfrentarse con los retos que continuamente le plantea su ordenador, tanto en aspectos de configuración y optimización del software, como en la renovación o ampliación del hardware. En este sentido, las medidas destinadas a cubrir las necesidades de un usuario de estas características deberán orientarse hacia la concesión de los instrumentos que le permitan un total control sobre todos y cada uno de los aspectos del sistema. Entre las actuaciones que este tipo de usuarios suelen llevar a cabo más frecuentemente, se encuentran la ampliación de los componentes del equipo, por lo que un detalle muy conveniente será la inclusión de un chasis fácilmente desmontable. También es común entre este tipo de usuarios el intento por obtener el máximo rendimiento del sistema. En este caso, la sustitución del clásico sistema de puentes sobre la placa base por el control de la frecuencia del bus del sistema mediante opciones integradas en la BIOS resulta un detalle muy de agradecer. Por último, y para facilitar al máximo estas labores, será muy necesario un completo manual de usuario que explique con todo detalle las características de todos los componentes del equipo, sobre todo de la placa base, además de contener una detallada explicación de todas y cada una de las opciones de la BIOS del sistema.
Al margen de estas consideraciones específicas, cualquier usuario doméstico necesitará que el equipo de su elección esté cubierto por una amplia garantía con el adecuado soporte técnico durante todo el período de la misma. En cambio, deberá prescindir de aspectos más orientados hacia la empresa, como la asistencia técnica a domicilio o el soporte para la configuración del equipo en red, en aras de conseguir un precio final que se adapte al presupuesto, generalmente modesto, del que disponen los usuarios de este tipo de entornos, y que supone para ellos uno de los aspectos más a tener en cuenta a la hora de decidir la compra de uno de estos equipos.

El equipo para la empresa
Los equipos informáticos de cualquier empresa deben soportar una alta carga de trabajo, abarcando un gran número de tarea

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información