| Artículos | 15 FEB 2001

El mundo portátil, nuevo frente abierto

Tags: Histórico
La debilidad del mercado de sobremesa repercute en los precios de Intel
Arantxa Herranz.
Debido quizá a que en el terreno de los sobremesa se ha conseguido ya romper con muchas barreras y se han conseguido importantes avances; quizá porque ese mismo mercado de los PC de sobremesa aún no ha asumido todas esas mejoras; o quizá porque las ventas en este terreno están creciendo a un ritmo muy lento, pero lo cierto es que el año se inició, y parece que continúa, al menos en este primer trimestre, con los desarrollos centrados en el mundo de lo portátil. Intel y AMD han hecho sus anuncios respectivos, y Transmeta, tradicional jugador en este terreno, parece que encuentra en los servidores, de gama baja, eso sí, un nuevo mercado para su chip Crusoe.

Primeros Duron para portátiles
Si hasta ahora los Duron estaban destinados a los PC de sobremesa de bajo coste, a partir de ahora también habrá que tener en cuenta los nuevos modelos destinados al segmento portátil, puesto que AMD ha anunciado la inmediata disponibilidad de sus nuevos Mobile Duron, cuya velocidad es 600 y 700 MHz.
Según ha señalado el vicepresidente de marketing del grupo de productos de computación, Pat Moorhead, “hemos tenido un tremendo éxito con la familia Mobile K6, y entre nuestros planes se encontraba el seguir cosechando buenas nuevas gracias a una nueva familia de productos móviles de séptima generación”.
Además, y aunque esta nueva gama está basada en la misma tecnología que la empleada en los Duron destinados al mercado de sobremesa, cabe señalar que emplean menos voltaje y consumen menos energía. Otras características técnicas de los nuevos chips son sus 192 KB de memoria caché y una velocidad de 200 MHz de bus frontal. Asimismo, AMD señala, en el comunicado oficial, que los Mobile Duron son los primeros de una serie de procesadores de séptima generación que AMD tiene planeado introducir a lo largo de este 2001.

Ultimando un Athlon para el mercado portátil
Pero si los Duron para el segmento móvil son ya una realidad, parece que tampoco queda mucho para que los tan exitosos Athlon aterricen en este mismo segmento del mercado. Apenas dos semanas después de que AMD anunciara un Duron para portátiles, salió a la luz que esta misma compañía estaba trabajando en la inmediata disponibilidad de su procesador de gama alta, y que tantas alegrías le ha reportado especialmente en el último año, para el mismo segmento de los ordenadores portátiles. Con este Athlon, el fabricante pretende cosechar los resultados obtenidos en el área de sobremesa y abrir un nuevo frente con su máximo rival, Intel. Además, fuentes cercanas a Hewlett-Packard y Compaq han confirmado que sendas compañías trabajan en la fabricación de ordenadores portátiles dotados con esta nueva unidad Athlon. Unos equipos que podrían salir al mercado a finales del mes de marzo.
AMD sigue sin querer confirmar una fecha exacta para el lanzamiento de esta nueva unidad, y tampoco quiere señalar la velocidad con la que estará disponible. Sin embargo, una fuente de HP ha ofrecido más datos acerca de este nuevo producto. Así, y según se ha podido saber, Hewlett-Packard piensa emplear este Athlon Mobile tanto en los portátiles de consumo doméstico, Pavilion, como en los de uso corporativo, OmniBook. Los equipos de gama alta, según esta fuente de HP, estarían dotados con un Athlon a 900 MHz.
Por su parte, una fuente de Compaq ha admitido que este fabricante está fuertemente interesado en la unidad Athlon Mobile, señalando, además, que algunos portátiles dotados con estos procesadores, y cuya velocidad mínima será de 900 MHz, podrían hacer su irrupción en el mercado en marzo.
“La clave para obtener cuota de mercado en el mundo empresarial es conseguir que, como mínimo, uno de los grandes fabricantes emplee tu producto”, asegura Dean McCarron, analista principal de Mercury Research, quien añade que una versión portátil de Athlon completaría la familia de este producto. Este mismo analista considera que este procesador constituye el primer y relevante “ataque” de AMD a Intel para intentar hacerle frente en el segmento portátil, pues, hasta ahora, la única oferta de AMD se había basado en sus procesadores de gama baja K6. “Hemos visto como AMD se ha convertido en una dura competencia para Intel en el terreno de los sobremesa y, previsiblemente, esto se traslade ahora al mundo portátil”, resalta McCarron.
Cabe señalar, por último, que según una portavoz de Intel, este fabricante tiene previsto lanzar Pentium III Mobile a 900 MHz y a 1 GHz a mediados del presente año.

Intel y la reducción del consumo de energía
A menor consumo de energía, mayor vida para las baterías de los ordenadores portátiles. Con esta máxima, Intel ha anunciado la disponibilidad de nuevos procesadores para portátiles que, además de estar dotados con la tecnología SpeedStep, consumen muy poca energía, algo de lo que también se vanagloria Transmeta.
Aunque, como hemos visto, en la guerra por dominar el mundo portátil a veces se hace primar la velocidad, como en el caso de los futuros Athlon de AMD, en otras ocasiones se pretende reducir el consumo de energía de los chips. Y ése ha sido el caso de Intel con los nuevos procesadores introducidos. Cabe destacar, sobre todo, un nuevo Pentium III, el primer procesador del sector que trabaja a menos de un voltio y que consume menos de la mitad de un vatio de energía, según lo señalado por Intel. En la gama Celeron, mientras tanto, se ha anunciado la disponibilidad de una versión que posee una velocidad de 500 MHz.
Ambos procesadores están orientados a la categoría de los ultraportátiles es decir, aquellos portátiles que pesan menos de 1,5 kilos; y con los nuevos chips Intel pretende liderar el cada vez más creciente mercado de los portátiles.
Comenzando con el Pentium III, cabe señalar que tiene una velocidad de 500 MHz y estará disponible, en un primer momento, en Japón, país en el que IBM introducirá un portátil ThinkPad de la i-Serie dotado con dicho chip. Habrá que esperar hasta mediados de año para que este nuevo Pentium III llegue al mercado estadounidense, según las explicaciones aportadas por el vicepresidente y director general del grupo de plataformas portátiles de Intel, Frank Spindler. “Estamos rompiendo algunas de las principales barreras en materia de voltaje necesario al que tienen que trabajar nuestros procesadores, por lo que también estamos acabando con algunas trabas en materia de consumo de energía”, señalaba este responsable.
Al reducirse el consumo de energía de los chips se permite a los fabricantes de PC ampliar la vida de las baterías de los portátiles. El ThinkPad de IBM, por ejemplo, tendrá cinco horas de autonomía sin que sea necesario recargar las baterías. Además, gracias a que estos nuevos procesadores de menor consumo de energía producen menos calor, podrían permitir la construcción de equipos que no requieran ventilador, lo que podría, asimismo, conllevar un menor tamaño de los equipos.

Un frente abierto con Transmeta
Pero, además, estos nuevos productos anunciados por Intel permiten a este fabricante lanzar un órdago a Transmeta, quien hasta ahora se ha vanagloriado de que sus procesadores Crusoe eran los que menos energía consumían del sector. Cabe recordar que Crusoe fue lanzado en noviembre del pasad
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios