| Artículos | 01 SEP 2003

El incumplimiento de la normativa frena el desarrollo del comercio electrónico en Europa. Según un estudio sobre la Directiva Europea

Tags: Histórico
Mª Luisa Melo.
El incumplimiento generalizado de la normativa europea sobre comercio electrónico, que también regula otros aspectos de Internet, es una de las principales causas que obstaculiza el desarrollo del comercio electrónico en el mercado europeo. Al menos, así se desprende de un estudio realizado por la asociación internacional World IT Lawyers presentado en Barcelona por el gabinete JN&V.
Elaborado en base a 420 sitios Web de siete países europeos, entre algunos de los datos que se pueden extraer de este informe destaca el hecho de que más del 60 por ciento de los sitios Web analizados no informa sobre las condiciones de compra y sus contratos, incumpliendo, de esta forma la normativa comunitaria. Además, tan solo un 53 por ciento informa sobre los gastos de envío de los productos que se compran a través de su página virtual.
Asimismo, el informe también apunta que la Directiva Europea 2000/31 sobre comercio electrónico y otros aspectos relacionados con Internet muestra los importantes riesgos legales en que incurre el sector del e-business en Europa. Según se desprende del estudio, esto supone unas sanciones económicas de hasta 600.000 euros, así como una pérdida de confianza por parte de los consumidores.

Otros factores que también cuentan
No obstante, la seguridad también se perfila como otro de los principales frenos para el avance del e-business en Europa. En cuanto a la protección de datos personales, el informe apunta que un 44,4 por ciento de los sitios Web analizados no protege los derechos de privacidad de los usuarios. Gran Bretaña se erige como el país que mejor protege los datos de sus usuarios, en un 70 por ciento, mientras que en España tan sólo un 50 por ciento de los sitios Web analizados protege los datos de sus usuarios de forma correcta.
Para realizar estas conclusiones, el estudio ha analizado factores como los derechos de propiedad intelectual, la información accesible referente a la compañía, los registros de dominio, la protección de datos personales, el envío de correo electrónico masivo no deseado, así como procedimientos y condiciones de compra. A pesar de estos resultados, el abogado y socio del despacho de abogados JN&V, Gabriel Nadal, ha apuntado que “existe un aumento de la preocupación e intención de las empresas del sector para adaptarse a la nueva situación legal”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios