| Noticias | 13 JUL 2009

El Grupo Alten mantiene su política de adquisiciones

Tags: Histórico
Como parte de su estrategia de consolidación, el Grupo Alten ha cerrado el proceso de integración con la compañía española Burke en tan sólo ocho meses, compra que ha aportado al Grupo una plantilla de 300 profesionales, siendo una de las pocas empresas del sector que ha mantenido su política de adquisiciones y apostado por la integración laboral.
Hilda Gómez

La compra de Burke es la segunda realizada por el Grupo en menos de un año, producida en un contexto de crisis económica que se ha saldado con la destrucción de empleo en todos los sectores, incluido el de las nuevas tecnologías. Sin embargo, el Grupo Alten ha sido prácticamente la única empresa del sector que ha mantenido su política de adquisiciones. No en vano, en los últimos cinco años, el grupo Alten ha consolidado una familia de empresas en España de la que forman parte, además de Burke y BBR, las firmas Cronos, Algor, Alten TIC y Alten Ingeniería, formando una plantilla de 1.650 profesionales, con una facturación de más de 63 millones de euros.

Una de las claves del fuerte crecimiento experimentado por Alten radica en la aplicación de un modelo de negocio que combina la solidez financiera del Grupo, con capacidad para asumir fuertes inversiones, con un modelo de recursos humanos que constituye una plataforma para el desarrollo profesional de los trabajadores. Este último es un factor clave en una empresa de servicios tecnológicos, donde la calidad se apoya en procedimientos y en el conocimiento, experiencia y capacidad de respuesta de sus profesionales, la mayor parte de las veces destacados en las propias instalaciones de los clientes. En concreto, en el Grupo Alten, un 70 por ciento de su plantilla trabaja en las dependencias externas, y su índice de rotación se reduce al 22 por ciento, prácticamente la mitad del registrado por el conjunto del sector tecnológico.

Oliver Granger, director general del Grupo Alten en España, asegura que “la compañía dispone en la actualidad de la oferta más completa de servicios tecnológicos avanzados del mercado español”, y que la clave para seguir creciendo, incluso en una coyuntura de crisis, se basa en el componente humano, “una plantilla perfectamente formada y muy motivada, que confía en la solidez financiera del Grupo y en su capacidad para facilitar una carrera profesional compatible con el desarrollo personal”, apunta Granger.

La compañía no se cierra a la posibilidad de seguir incorporando nuevas firmas al Grupo siempre que surja una buena oportunidad que le permita seguir aumentando su catálogo de servicios y su presencia geográfica.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios