| Noticias | 06 ABR 2009

El futuro tiende hacia la virtualización

Tags: Histórico
Una cosa está clara. El futuro tiende hacia la virtualización. Este área cada vez está adquiriendo más protagonismo por los numerosos beneficios que aporta, entre los que se encuentra el ahorro de costes, y por la apuesta que están realizando los principales jugadores de la industria.
Bárbara Madariaga
La virtualización será una de las estrategias tecnológicas clave para los próximos años. La importancia de esta tecnología es tal que los principales jugadores de la industria, tales como Microsoft, están apostando por ésta claramente.

Además, los analistas también están constatando que la importancia de esta tecnología aumenta a medida que el hardware sube sus prestaciones y baja el precio y que las compañías están comprobando cómo la virtualización de sus servidores está consiguiendo ahorrar en tiempos de crisis.

Durante la celebración de SITI/asLAN la pasada semana, Eduard Alegre, director técnico de ITWay Ibérica, explicó cuáles son las principales ventajas de la virtualización. Así, las empresas que adopten esta tecnología verán como “reducen su inversión en hardware, como disponen de una rápida y sencilla restauración de copias de seguridad ante un desastre, o como disponen de mayores medidas de seguridad”.

Otras características señaladas por el directivo hacen referencia a “el hecho de que permite la separación de servidores en diferentes subredes, además e que posibilita la instalación de programas útiles en Windows, y a la vez, en Linux”. La reducción del consumo de energía “entre un 80 y un 90 por ciento”, fue otra de las características señaladas.

“Pero este ahorro sólo es una parte de todo el valor que ofrece, ya que además de permitirnos la implementación instantánea de nuevas funcionalidades y pruebas de compatibilidad, trabajar con imágenes de aplicaciones, usuarios, equipos y sistemas operativos representa también una solución para incorporar y transferir recursos entre distintas máquinas virtuales cuyo objetivo es adaptarse a las cargas de trabajo de aplicaciones, usuarios y servicios, es decir, a la gestión dinámica de los recursos”, finaliza Eduard Alegre.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios