| Artículos | 01 JUL 2001

El fin de los servicios gratuitos on-line

Tags: Histórico
Yolanda Sánchez.
Ante la crisis que están sufriendo las empresas de Internet, muchas de ellas intentan rentabilizar su actividad pasando a cobrar por sus servicios. Según muchos analistas de la Red, esta será la nueva tendencia, de manera que la mayoría de los servicios gratuitos de Internet pasarán a formar parte del pasado.
Este es el caso del traductor Babylon.com que ya ha anunciado que su nueva versión Babylon Pro será de pago aunque ofertará una versión gratuita sólo para evaluación. Además, la empresa ha decidido ampliar sus diccionarios, glosarios y bases de datos.
Roy Machnes, director general provisional de la compañía afirma que “el colapso del modelo de publicidad en Internet necesitaba un cambio en la economía de Internet. Muchas de las empresas punto com están siendo arrastradas a un fondo incierto y oscuro, por ello, para hacer rentable la compañía, Babylon.com comenzará a cobrar por su versión Babylon Pro”.
Los usuarios podrán comprar esta versión en el sitio Web de la compañía, www.babylon.com. por un precio de lanzamiento de unas 2.400 pesetas por la suscripción de un año y por unas 3.600 pesetas por dos años. Existirá también la posibilidad de descargarse una versión gratuita de evaluación, que será de acceso limitado en el tiempo, en servicio y con banners publicitarios. Además, la compañía seguirá engrosando los glosarios y diccionarios, ya que cuentan con más de 450 diccionarios en más de 55 idiomas, permitiendo que cada usuario ingrese y comparta su contenido con los demás usuarios.
Otra de la innovaciones de esta versión es la enfocada a las empresas. Aparte de la venta de licencias de uso del traductor para las compañías, ya que no está permitida la utilización de Babylon sin licencia, incorpora el servicio Knowledge Access Solutions (KAS). Este servicio permite integrar en la versión del programa su propia base de datos con empleados o productos.

Crisis de la publicidad
Uno de los factores relacionados con el cambio de estrategia de negocios es la crisis por la que está pasando el sector de la publicidad on-line.
Así, y según los datos publicados por Júpiter MXXI, el descenso de los precios es ya de aproximadamente un 30 por ciento. La compañía asegura que mientras el pasado año 2000 los anunciantes pagaban 30 euros (4.891 pesetas) por unas 1.000 impresiones ahora abonan 20 (3.627 pesetas). Asimismo, la compañía asegura que los espacios publicitarios que no se venden en Internet suponen entre 60 y 70 millones de euros al mes o casi 10.000 millones de pesetas, lo que es una cuantiosa cifra y más si se tiene en cuenta que la mayor parte de los soportes europeos sólo venden un 40 por ciento de este espacio.
Los anunciantes seguramente recibirán esta noticia con optimismo y puede que se animen a poner más anuncios on-line, lo que favorecería a los portales y sitios basados en el modelo sustentado por los ingresos obtenidos con los anuncios y que actualmente se está abandonando por su inviabilidad económica, como lo demuestra el giro que están realizando compañías como Terra Lycos, Yahoo! y el mencionado Babylon, entre otras, hacia el cobro por sus servicios on-line. De hecho, otro estudio publicado por la empresa de investigación de mercados, aseguraba que los anunciantes de los medios tradicionales consideraban demasiado caro poner publicidad en la Red.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información