| Artículos | 01 SEP 2006

El e-Gobierno se instala en nuestro país

Tags: Histórico
Capgemini acaba de presentar la VI edición de su informe sobre Servicios Públicos en Internet en Europa
Bárbara Madariaga.
Capgemini acaba de dar a conocer el resultado de la sexta edición del informe Servicios Públicos en Internet, realizado por encargo de la Comisión Europa. En este estudio se analiza la situación de 28 países del Viejo Continente, entre ellos España. A pesar de a lo que estamos acostumbrados, lo cierto es que los resultados que ha cosechado nuestro país son muy buenos, y nos situamos a la cabeza en aspectos como la recaudación de impuestos, la tramitación de denuncias policiales, las bibliotecas públicas, o los certificados de nacimiento y matrimonio, entre otros. Todo un logro.

Estamos de enhorabuena. Según el último informe de Capgemini para la Comisión Europea sobre servicios públicos en Internet, España ha mejorado notablemente su situación en este mercado.

Y se supera
Pero no sólo mejora sino que también supera. Así, y según el estudio, que ya va por su sexta edición, nuestro país se sitúa por encima de la media de los países europeos en grado de sofisticación de servicios públicos en Internet, con un 79 por ciento. De esta forma, España ha experimentado un crecimiento de seis puntos porcentuales respecto a la medición anterior, que se situaba en el 73 por ciento.

Dónde somos mejores
Si continuamos con los resultados de este estudio, entre otros, España destaca con la máxima puntación en los servicios de recaudación de impuestos, tramitación de denuncias policiales, bibliotecas públicas, certificados de nacimiento y matrimonio, creación de empresas y licitación pública, registrando mejoras en ayudas por hijos, búsqueda de empleo, beneficios de la seguridad social, documentos personales, matriculación de vehículos y matrícula universitaria.
Pero también hay una parte negativa, y Capgemini asegura que necesita mejorar los servicios de permiso de obras, permisos medio-ambientales y notificación de cambio de domicilio.

Comparación con Europa
Pero el estudio no sólo se ha centrado en España, sino que ha examinado los servicios públicos básicos de 28 países (los 25 miembros de la Unión Europea más Noruega, Islandia y Suiza). El informe mide el grado de sofisticación y la disponibilidad de los servicios públicos on-line que van desde la información simple hasta los servicios completamente interactivos.
Austria lidera este año el ranking al lograr un importante incremento comparado con anteriores mediciones. El lanzamiento de diferentes iniciativas de servicios on-line le ha permitido alcanzar un grado casi de total sofisticación, un 95 por ciento, mientras la disponibilidad de sus servicios on-line se sitúa en el 83 por ciento.
El estudio refleja asimismo el espectacular impulso de los diez países de reciente incorporación, especialmente Malta y Estonia, que ocupan los primeros puestos del ranking. Teniendo en cuenta el grado de sofisticación, Malta pasa del puesto 16 al 2, el más importante progreso hecho por un país hasta el momento, y Estonia escala a un tercer puesto. El 75 por ciento de sus servicios están disponibles on-line.
Desde el punto de vista cualitativo, se aprecia un esfuerzo generalizado de los países para desarrollar nuevos modelos de servicios, si bien la mayoría de los gobiernos tienden a consolidar los servicios en Internet. En algún caso, se tiende hacia modelos de servicios públicos innovadores que permiten distintos canales de acceso a la información, Suecia es un claro ejemplo. Su servicio de impuestos combina el canal on-line, con el teléfono y los servicios SMS.

Ciudadanos versus empresas
Y si comparamos la situación de los ciudadanos frente a la de las empresas, el informe revela un dato más que significativo: dos tercios de los servicios dirigidos a empresas están totalmente disponibles on-line frente a un tercio para ciudadanos. Así, la diferencia de grado de disponibilidad de servicios de los 10 países últimos en incorporarse a la UE y el resto de países es de un 19 por ciento para empresas y de un 4 por ciento para ciudadanos.
De esta forma, en este sentido el informe no da sorpresas y un año más se confirma que el grado de sofisticación on-line para empresas supera al de los ciudadanos: 85 por ciento para empresas frente al 68 por ciento para ciudadanos.
Si analizamos a los 10 países de reciente incorporación a la UE, el grado de sofisticación para empresas pasa del 64 por ciento al 81 por ciento y para ciudadanos se sitúa en el 62 por ciento frente al 46 por ciento en comparación con los resultados del año anterior.
Los servicios que generan ingresos (impuestos y contribuciones sociales) alcanzan un grado de desarrollo del 94 por ciento en los 28 países, si bien en los miembros de la Unión Europea la disponibilidad de servicios como las contribuciones sociales para empleados es menor, debido en parte a que los recientes miembros están aún trabajando en construir sus plataformas de Seguridad Social.

La opinión
Según Javier Díaz, vicepresidente y responsable del sector público de Capgemini, “desde el 2001, cuando se realizó la primera medición, los resultados de los indicadores han ido progresando, más rápidamente al principio y de una forma más lenta en los últimos años, en los países miembros, España entre ellos. En esta sexta edición, el impacto de los resultados de los nuevos estados miembros ha sido muy alto, fundamentalmente debido a la puesta en marcha con gran éxito de programas de e-Gobierno específicos y esponsorizados al máximo nivel en cada uno de estos países durante los 2 últimos años. La realidad es que la oferta de servicios públicos on-line crece de una forma sostenida y nos encontramos en un modelo de servicios, sin llegar al cien por cien de disponibilidad, maduro y con menos crecimiento. En este contexto surge un nuevo modelo de servicios on-line inteligentes orientados al uso que de ellos hacen los ciudadanos y diferentes grupos sociales y al impacto que tienen estos programas en los diferentes clientes. De hecho, los 2 indicadores actuales, se combinarán en las próximas medidas con indicadores de uso y transformación que permitan valorar el impacto del Plan de acción eGovernment i2010.”


La situación
-----------------
- En España el grado de sofisticación alcanza el 79 por ciento, seis puntos por encima de los resultados del año pasado
- Nuestro país mantiene el nivel de disponibilidad, que alcanza el 55 por ciento
- España se encuentra en una situación muy parecida a la de Italia y Francia y supera a Alemania y Holanda
- Austria se sitúa a la cabeza del ranking, desplazando así a Suecia
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios