| Artículos | 01 ABR 2002

El efecto psicológico del color

Tags: Histórico
El color influye en los estados de ánimo y en la impresión que se ofrece a los demás
Miguel A. Gómez.
Parafraseando la conocida sentencia una imagen vale más que mil palabras, podemos decir que un color vale más que mil explicaciones. Así, recientes estudios demuestran que el color influye en el estado de ánimo de las personas dentro de las oficinas, y que el arte que uno posea marca la impresión que esta persona provoca en los demás. Evidentemente, estas conclusiones pueden ser criticadas o no creídas, pero lo que no podemos obviar es el hecho de que el color forma parte de nuestras vidas y que ya, por supuesto, no podemos dejarlo fuera de nuestras impresiones.

El grito, de Munch, como el ejemplo más claro de una obra intimidatoria y deprimente; el Guernica, de Picasso, con los niveles más altos de agresividad y como una pintura provocadora de estrés; la imagen de las Sopas de Tomate Campbell, de Andy Warhol, provoca las reacciones más negativas y se constituye como el cuadro más odiado del informe; El beso, de Gustav Klimt, es el trabajo más relajante del arte moderno; y Bañistas, de Cézanne, o Girasoles, de Van Gogh, presentan elevados niveles de capacidad de lucha contra el estrés. Éstas son algunas de las conclusiones del estudio The Art of Stress Relief, presentado recientemente y dado a conocer por Michel Dermont, vicepresidente y director general de la división de impresión de consumo de Lexmark Europa.
Según el citado estudio, el arte influye en los estados de ánimo de las personas, además de que la colocación de una obra determinada puede provocar un cambio de la imagen que se tenga de su poseedor o un reforzamiento de la misma. Así, por ejemplo, el cuadro Bañistas, pintado por Cézanne, colgado en una oficina puede servir para intensificar la imagen que todo el mundo tenga de la persona poseedora del cuadro, tanto en un sentido positivo como negativo.
En otro caso reflejado en este estudio, el cuadro Amarillo, rojo, azul de Kandinsky, se refleja la controversia que puede llegar a provocar el arte. Así, mientras a las mujeres localizan el romanticismo a través de los círculos del color, los hombres perciben cierta organización en el caos, o bien cierto caos organizado, dependiendo de los casos.
Por tanto, a modo de conclusión, podemos señalar que el arte puede influir en la reputación del individuo, que pueden emplearse para manipular a otras personas, que el arte puede tener cierto efecto subliminal pero altamente efectivo, y que el éxito de una persona o una compañía puede estar “escrito en la pared”.
Aspectos como éste, y la apuesta de Lexmark por el arte, han llevado a la compañía a establecer, en colaboración con el museo Guggenheim de Bilbao, un premio paneuropeo de arte, con el fin de dar a conocer nuevos talentos en el Viejo Continente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información