| Artículos | 15 MAR 2001

El CEO de Intel desvela el futuro de la compañía ante la recesión económica

Tags: Histórico
El Foro de Desarrolladores de Intel, escenario del calendario de lanzamientos
Arantxa Herranz.
Creig Barret ha asegurado, en el transcurso del Foro de Desarrolladores de Intel, que la compañía seguirá invirtiendo en desarrollar nuevos e innovadores productos, puesto que estos aspectos ayudarán a Intel a evadir la recesión económica actual. Desde sobremesa hasta servidores, pasando por portátiles, aunque con un objetivo a corto plazo en mente: aumentar la cuota de mercado de Pentium 4.

La ciudad californiana de San José ha acogido, una vez más, la reunión de desarrolladores de Intel, evento conocido como el Intel Developers Forum (IDF) y que se celebra dos veces al año. En la sesión inaugural, el presidente y CEO de Intel, Craig Barret, ha perfilado su visión sobre la compañía y ha dado a conocer las líneas maestras a seguir en la estrategia corporativa. Y uno de los mensajes que más ha querido recalcar este directivo es que Intel puede escapar de la recesión económica gracias al esfuerzo en su oferta de productos y en la fuerte inversión para desarrollar nuevos dispositivos.
Además, este mismo directivo entiende que Internet y todo lo que ello implica, incluido el mundo digital, está en su “infancia” y que Intel sacará beneficio de este nuevo mundo gracias al desarrollo de “productos de silicio” específicos para cada uno de estos aspectos. Así, en el entorno doméstico, la compañía se centrará en fabricar procesadores más rápidos para los dispositivos de mano, teléfonos móviles que se pueden conectar a Internet y PC. Cabe señalar que Barret se ha mostrado convencido de que los ordenadores seguirán siendo el centro de la vida digital de los usuarios domésticos. Mientras, para las grandes empresas y proveedores de servicios, el fabricante ofrecerá procesadores con más potencia.
Por eso, y a pesar de la recesión económica actual, Intel seguirá destinando parte de su inversión al departamento de Investigación y Desarrollo. Y como muestra de esta apuesta por el departamento de I+D, Barret ha señalado que el próximo año, y como consecuencia de la inversión de 4.300 millones de dólares, serán introducidos en el mercado 35 nuevos productos de silicio solamente en el mercado de la conectividad. “Creo que es lo que cada uno de nosotros debería hacer”, señalaba este responsable al resto de colegas de la industria congregados en IDF.

La arquitectura del presente y el futuro
El máximo directivo de Intel, Craig Barret, también señaló, durante la sesión inaugural de la muestra, que la compañía posee varios tipos de arquitectura que proporcionan a la industria los elementos clave a la hora de desarrollar nuevas e innovadoras tecnologías y aplicaciones. De manera más específica, el CEO de Intel describió a la arquitectura IA 32 y la Personal Internet Client Architecture (PCA) como las soluciones primarias del fabricante de cara a la informática, tanto inalámbrica como tradicional. Mientras, IXA (Internet Exchange Architecture) está diseñada para la construcción de equipamiento de comunicaciones de próxima generación. Por su parte, la arquitectura de las familias de los procesadores Itanium y Xeon tienen como objetivo satisfacer las necesidades en cuanto a precio y rendimiento en la infraestructura de servidores de Internet.
Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Intel, Paul Otellini, se encargó de anunciar, y en algunos casos demostrar, los nuevos productos que la compañía va a introducir en los próximos meses, con el objetivo perenne de que la compañía “sea el líder en las tecnologías y arquitecturas que desarrollamos y emplearlas en la construcción de productos innovadores de cara al futuro. Y continuaremos haciendo esto de manera que proporcionemos al usuario la potencia dónde y cómo demande”.
Otellini también señaló que Pentium 4 ha sido muy bien acogido por los usuarios, por lo que Intel desarrollará este producto mucho más rápidamente que cualquier otro equipo en la historia de la compañía. Sin embargo, las demostraciones realizadas por este directivo estuvieron más relacionadas con el segmento móvil. Así, Otellini hizo la primera demostración pública de un procesador construido con la tecnología de 0,13 micras, aunque los productos que están disponibles ya, en este mismo mercado, son nuevos Pentium III a 700 MHz que consumen menos de un vatio de potencia. “Intentamos liderar la industria a través de todos los aspectos posibles de los procesadores portátiles, desde el bajo consumo hasta el alto rendimiento pasando por todas las combinaciones intermedias”.

La gama alta tiene un nuevo miembro: McKinley
Pero, además, esta reunión de desarrolladores también sirvió para hacer demostraciones públicas de sistemas dotados con McKinley, un procesador de 64 bits con el que Intel pretende hacerse un hueco en el mercado de gama más alta, donde Sun o IBM son jugadores importantes. Por eso, no es de extrañar que la demostración pública se llevara a cabo en un equipo de HP dotado con el sistema operativo HP-UX, así como con versiones a 64 bits de Windows y Linux. De momento, los prototipos de McKinley han llegado, solamente, a manos de tres fabricantes y los primeros sistemas pilotos no aparecerán hasta finales de año, mientras que para las versiones comerciales habrá que esperar hasta 2002, según lo señalado por Paul Otellini, vicepresidente y director general del grupo de arquitectura de Intel. En cuanto a las prestaciones técnicas de McKinley, cabe señalar que este mejora por tres la velocidad del bus de los Pentium III Xeon y añade una memoria caché de nivel 3 en el mismo procesador.
Sin embargo, el hecho de que la compañía esté trabajando en este procesador y en Itanium, el primero de los chips a 64 bits que desarrolló Intel y que se ha visto sometido a continuos retrasos en su disponibilidad, no significa que el fabricante deje a un lado otros productos. De hecho, se espera que este trimestre haga su irrupción en el mercado un nuevo Pentium III Xeon a 900 MHz. Mientras, y en lo que se refiere a Foster, la versión servidor de Pentium 4, cabe señalar que aparecerá en el segundo trimestre con una velocidad de reloj de 1,4 GHz, según Otellini.
Por último, y en lo que se refiere a lanzamientos de productos, se espera que a finales de año se anuncie la disponibilidad de un nuevo chipset que ayude a que el Pentium 4 sea incorporado en una mayor gama de ordenadores de sobremesa, independientemente de su precio. A día de hoy, Pentium 4 sólo funciona con unos chips de memoria RDRAM que, aunque son rápidos, son relativamente caros. Sin embargo, el nuevo chipset, denominado Brook dale, permitirá que el procesador opere con chips SDRAM y DDR DRAM.

Intel reduce el precio de sus chips
Hablando de Pentium 4, cabe mencionar que el recorte de precios acometido en todos los procesadores destinados al mundo de sobremesa se inscribe dentro de las medidas que está tomando Intel para acelerar la adopción de esta familia de procesadores. Estas rebajas, sin embargo, han sido calificadas por la compañía como una norma habitual en su calendario de precios y son mayores en la gama Celeron, destinados a los PC de menos de mil dólares de precio. En la familia Pentium III, la reducción es de hasta un 11 por ciento, mientras que en los Pentium 4 el mayor descenso de precios es de un 4 por ciento. 
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios