| Artículos | 01 JUL 2000

Diseño de páginas Web: para uso exclusivo de diseñadores

Tags: Histórico
Gabriel Contreras.
No puede decirse que el diseño sea lo más importante de un sitio Web, pero hay que reconocer que se encuentra como uno de los puntos clave para el éxito del mismo. Resulta difícil encontrar el equilibrio para conseguir la atención del usuario sin caer en efectos demasiado llamativos. ¿Cómo conseguir que el visitante se encuentre a gusto? ¿Cómo atraer la atención del usuario? ¿Cómo estructurar adecuadamente el sitio Web para que el visitante sepa por dónde tiene que moverse?

Es difícil responder a las preguntas más comunes con un estándar, ya que cualquier cosa estándar deja de ser atractiva e interesante. El diseño tiene que ser una evolución constante, gestionando una serie de reglas básicas:
1. Ofrezcamos simplicidad. Lo más importante de un buen diseño es que sea simple. Prohibido utilizar gráficos complejos y estructuras extrañas.
2. No hay que dejar que la "forma" se imponga sobre el "contenido". El diseñador tiene que saber transmitir el mensaje, ya que es en lo que está interesado el visitante.
3. El objetivo más importante que tiene que plantearse un buen diseñador es conseguir una buena velocidad de transmisión. Si la transmisión tarda más de 30 segundos, habrá que considerar el rediseño de la página.
4. Cada sitio Web tendrá su propias reglas de comunicación. Una audiencia especializada en temas industriales se comporta de otra manera que una audiencia interesada en viajes. Por eso, es importante consultar con las personas que desarrollen el contenido específico.

El diseño de páginas y sitios Web involucra una gran cantidad de temas relacionados, desde cómo planificar sitios Web complejos, hasta aprender las principales reglas de marketing, pasando por aprender conceptos de diseño sobre composición y tratamiento del color, evaluar los principales programas de diseño y aprender a utilizarlos, entre otros. No vamos a intentar tratar todo lo relacionado con el diseño en un único artículo, sino que vamos a centrarnos en hablar sobre los principales conceptos básicos de la planificación y el diseño, para no caer en los errores más típicos, y vamos a evaluar los siete programas de diseño más populares del mercado.
Las comparaciones de los programas no serán en grupo, ya que evaluamos programas de animación, programas de gestión y tratamiento de sitios Web y programas de diseño de imágenes de tipo bitmap y vectoriales. Sólo compararemos los programas cuando las funcionalidades sean similares.

Planificación de un sitio Web
Antes de ponernos a diseñar, es necesario dibujar sobre el papel una estructura de cómo queremos que sea nuestro sitio Web. A partir de una primera página principal, dividiremos el sitio en secciones, donde en una de ellas permitiremos que el visitante introduzca todos sus datos, en otra ofreceremos herramientas de búsqueda para que pueda acceder directamente a la información que esté buscando, en otra presentaremos el índice del contenido, que a su vez se dividirá en secciones.
Los principales elementos que tendremos que presentar en la página principal son:
1. Todas las secciones o canales principales de nuestro sitio Web. Para acceder a cada una de ellas seleccionaremos elementos gráficos como lengüetas, menús verticales, u otras opciones.
2. Motor de búsqueda para que el visitante intente localizar directamente lo que le interesa.
3. Servicio de certificación o alta como visitante.
4. Acceso a los servicios principales, como correo, chats, foros, o compras.
5. Ofertas, cabeceras, noticias o artículos principales del día.
6. Referencia de nuestra empresa para contactar con nosotros, para garantizar la confidencialidad o para solucionar problemas

Un ejemplo claro que presenta estos seis puntos es la página principal de Terra, aunque cualquier página principal de cualquier portal también valdría como ejemplo.
Planificación de un sitio Web
No se trata de invertir un tiempo excesivo en el planteamiento, ya que la estructuración se irá completando según diseñemos las páginas, pero tenemos que tener una idea de a dónde queremos llegar.
En la planificación del sitio Web tenemos que mantener una misma línea de estilo, en los colores utilizados, en el tipo de letra, el estilo de los controles y con los demás elementos de diseño.
Tenemos que ser claros y concisos en los mensajes que presentemos, así como en mostrar en todo momento la sección en la que se encuentra el visitante y la manera para volver a la página principal o a cualquier otra sección. Es fundamental que el visitante no tenga una idea confusa en cuanto a su localización.
Un aspecto muy importante es que los diseñadores de los controles sean conscientes de la interpretación de los visitantes. En muchas ocasiones no sabemos cómo movernos en un sitio Web debido al diseño confuso de los botones y demás controles. Una buena práctica será seleccionar a un grupo de usuarios ajenos al diseño, para que se muevan por nuestro sitio. Si de alguna manera muestran algún tipo de duda sobre cómo navegar, será el factor decisivo para replantearse el diseño.
La tipografía es una técnica compleja, a la que también deberemos prestar una atención muy especial, ya que el mal uso de la misma puede ofrecer una imagen poco profesional e incómoda de leer. Es conveniente utilizar tipos de letra que faciliten la lectura, que ofrezcan proporción y equilibrio y mantengan la atención. Algunos sitios Web utilizan tipos de letra excesivamente llamativos, que ocupan mucho espacio y que suelen tardar mucho tiempo en cargarse, ya que suelen tratarse como imágenes. En este sentido, la utilización de las hojas de estilo en cascada (CCS) que incorpora el DHTML, permite una gestión tipográfica mucho más rica sin incrementar el tiempo de transferencia.
Los nuevos programas de diseño incluyen herramientas para gestionar grandes sitios Web. Adobe GoLive, Macromedia Dreamweaver y Microsoft FrontPage presentan mapas jerárquicos del sitio Web, con todas las páginas y con sus hipervínculos principales.

Estos mapas resultan fundamentales cuando tratamos un sitio Web con más de 300 páginas, lo que se considera un sitio pequeño, ya que es muy frecuente encontrarnos con sitios que albergan miles de páginas, que serían intratables si prescindiésemos de herramientas adecuadas.

Las reglas de oro del diseño
Velocidad, simplicidad y claridad. Son las tres reglas de oro que tendremos que respetar en el proceso de diseño.

Velocidad
Hace un par de días, comentando con un jefe de proyecto las ventajas y desventajas de los programas de diseño para Internet, me transmitía una constante preocupación por la velocidad y por la simplicidad en el código. En sus proyectos seguían codificando manualmente todas y cada una de las páginas de los portales, ya que el código resultante es significativamente más sencillo y limpio que el generado por cualquier programa de diseño.
El problema que tiene es que los proyectos resultan mucho más costosos y extensos en el tiempo, pero a cambio, si se trata de un sitio Web al que van a acceder miles de personas, se conseguirán tiempos de transmisión muy bajos.
Personalmente, estoy en desacuerdo con la codificación manual de las páginas.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios