| Artículos | 15 SEP 2001

¿Cuántos megahercios son necesarios y hasta qué punto son transcendentales?

Tags: Histórico
Fabricantes e industria debaten este aspecto un año después de superar el gigahercio
Arantxa Herranz.
Mientras Intel incrementa la velocidad de sus chips, llegando a hacer la demostración de un Pentium 4 a 3,5 GHz, otras compañías como AMD intentan convencer a industria y usuarios de que existen otras prestaciones tan fundamentales o más que la velocidad en el rendimiento de un procesador.

¿Ha de ser la velocidad del procesador el factor más importante, sino el único, que mida cuán bueno es dicho chip? Tras la feroz batalla que mantuvieron hace un año Intel y AMD por romper la barrera del gigahercio, ahora se disparan las criticas por parte de aquellos que aseguran que la velocidad no lo es todo en el mundo de los semiconductores, ya que puede haber tecnologías que hagan que un procesador, pese a tener menos velocidad de reloj, obtenga más rendimiento. Entre estas voces, además de quien inició estas críticas (Apple), se encuentra precisamente la compañía que batió los mil megahercios: AMD.
Además, este nuevo “debate” que se está suscitando se produce en un momento con varios puntos calificables de “claves”. Por un lado, la irrupción en el mercado de un procesador Pentium 4 que ya alcanza los 2 GHz, casi tres meses antes de lo previsto en un primer momento. Un nuevo procesador de Intel que ha conllevado la reducción de precios de otros modelos y que supone un paso más para la retirada definitiva de su antecesor (el Pentium III) del mercado. Mientras, el principal competidor de Intel, AMD, acaba de reducir los precios de sus productos tras lanzar nuevas unidades que, aunque superan el gigahercio de velocidad, no alcanzan los números registrados por Intel. De hecho, el Pentium más rápido supera en 600 MHz la velocidad de los Athlon más avanzados.
A todo esto habría que añadir, además, y como factor fundamental, el escaso tiempo que resta para que Windows XP, el nuevo sistema operativo, esté a disposición de los usuarios. Una aplicación en la que la industria tiene puestas sus esperanzas de recuperación del mercado de PC y con la que quieren ser compatibles y buenas compañeras de trabajo muchas herramientas de esta misma industria. Por eso, y a falta de pocas semanas para la disponibilidad del sistema operativo, tanto Intel como AMD se han apresurado a señalar la total compatibilidad de sus productos con el de Microsoft y las bondades que sus respectivas tecnologías pueden aportar al último de los productos de la compañía de Bill Gates.

Las otras tecnologías de un procesador
“Los megahercios son sólo una parte de la ecuación”, señalaba Tim Wright, director de marketing de productos de sobremesa de AMD, asegurando, al mismo tiempo, que la combinación de los Athlon con la tecnología DDR “sobrepasa en rendimiento” a los Pentium 4 y la memoria Rambus. ¿Cuáles son, entonces, las otras incógnitas que hacen más potente a un procesador?
En opinión de Wright, un aspecto fundamental es la cantidad de trabajo que el chip puede hacer por cada ciclo de reloj y, claro está, según esta misma fuente, los Athlon llevan a cabo más trabajo en ese período que lo que realiza un Pentium 4. De hecho, asegura Wright, el modelo inferior, Pentium III, logra más trabajo por ciclo que los Pentium 4. Unas afirmaciones con las que parece estar de acuerdo Kevin Krewell, analista de MicroDesign Resources. “El corazón de los Athlon está diseñado para llevar a cabo más operaciones por ciclo que los Pentium 4”, asegura, al tiempo que esgrime esta característica como principal razón por la que AMD no debe temer el incremento en la velocidad de los buque insignia de Intel. Pero la respuesta de este fabricante no se ha hecho esperar. “Con el lanzamiento de nuestro Pentium 4 a 2 GHz esperamos ampliar nuestro liderazgo en los megahercios y en el rendimiento con respecto a nuestro principal competidor”, declaraba George Alfs, portavoz de Intel.

Apple, un viejo conocido
Sin embargo, una de las cosas que más puede sorprender es que, tras varios años promoviendo la importancia de los megahercios, AMD dé un giro de 180 grados a su estrategia de marketing para intentar hacer cambiar la mentalidad de los usuarios. Según Krewell, ésta es una situación bien conocida por Apple, quien lleva muchos años intentando hacer ver a industria y consumidores que la velocidad de reloj no determina el rendimiento de un procesador. Es lo que la compañía de la manzana ha denominado como el “mito del megahercio” y que ha intentado desterrar con comparativas, en tiempo real, entre sus Power Mac y PC con Pentium 4 al ejecutar Adobe Photoshop.
Sin embargo, la diferencia entre la situación de Apple y la de AMD radica en el hecho de que los usuarios de PC están más acostumbrados que los de Mac a que a mayor velocidad de procesador se obtenga un mayor rendimiento. Por eso, la batalla de AMD es, según este analista, más dura que la de Apple.

Cómo afrontar el problema
Según Krewell, AMD ya ha reconocido el problema al que tiene que hacer frente, por lo que ya está trabajando para acabar con él. El director de marketing de AMD aseguraba que la compañía está trabajando para cambiar estas ideas, y que se ha comenzado por educar a aquellos que venden los PC al público. Para ello, además, AMD también se está basando en pruebas de laboratorio independientes. Y serán precisamente los entusiastas de este tipo de informes técnicos los que hagan llegar este conocimiento a los compradores “casuales” de PC, según Wright.
Pero mientras se lleva a cabo todo esto, la compañía seguirá trabajando en sus productos. De hecho, está previsto que a finales de este año esté disponible una versión mejorada de Athlon, denominada Palomino.

Velocidad, velocidad, velocidad...
Pero mientras AMD parece intentar ahora acabar con el factor velocidad como principal exponente, Intel aprovecha su Foro de Desarrolladores para mostrar las diferentes mejoras que está haciendo para conseguir que sus productos sean más rápidos. Además del Pentium 4 a 2 GHz, el fabricante ha aprovechado esta reunión para introducir la próxima generación de interfaces de alta velocidad como USB 2.0 y Serial ATA. Además, se han actualizado los calendarios previstos para la plataforma peer-to-peer de Intel, las arquitecturas inalámbricas, tecnologías de comunicación y la familia de procesadores Itanium de 64 bits. Asimismo, también se han ofrecido nuevos detalles sobre Banias, un nuevo y revolucionario procesador para portátiles que se espera esté disponible en la primera mitad de 2003.
Volviendo una vez más al último de los procesadores que ha anunciado Intel, cabe señalar que Anand Chandraserkher, vicepresidente del grupo de arquitectura de la compañía, augura que a finales de año el mercado de PC de sobremesa “estará basado en los Pentium 4, por lo que el Pentium III se quedará obsoleto”. Y para demostrar que, pese a lo que digan sus competidores, Intel sigue confiando en el aumento de velocidad de sus procesadores como impulsor de su incremento de cuota de mercado, en el marco del Intel Developer Forum se ha hecho la demostración de un Pentim 4 a nada menos que 3,5 GHz. Eso sí, los responsables de Intel han admito que la velocidad de la CPU no lo es todo cuando se trata de mejorar el rendimiento de los procesadores. “Los gigahercios son necesarios, pero no suficientes”, declaraba Paul Otellini, presidente eje
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios