| Noticias | 30 JUL 2009

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan Microsoft y Yahoo?

Tags: Histórico
Después de meses de especulación, finalmente Microsoft y Yahoo han alcanzado un acuerdo más que esperado por el sector. Pero, ¿cuáles van a ser las consecuencias de este trato? ¿Cómo afectará al mercado y a otros jugadores de la industria? En este sentido Ovum afirma que no va a ser una labor sencilla competir con el todopoderoso Google.
Bárbara Madariaga
Según Ovum, la principal consecuencia de este acuerdo es que a Google le ha salido un fuerte competidor. No obstante, y a pesar de esto, Google todavía seguirá manteniendo su hegemonía con casi el 80 por ciento de cuota de mercado.

En este sentido, la consultora apunta a Estados Unidos y Europa como las dos regiones donde el acuerdo tendrá más fuerza. Y es que el mercado asiático tiene sus particularidades, y Microsoft y Yahoo tendrán que luchar no sólo contra Google, sino que también tendrán que tener en cuenta a los buscadores locales. En China, por ejemplo, Baidu es un fuerte competidor, mientras que en el caso de Corea del Sur la figura se llama Naver. “En Asia, la popularidad de Internet está creciendo muy deprisa y, para que Microsoft y Yahoo puedan aprovechar esta oportunidad de negocio van a tener que realizar un sobreesfuerzo”, señala la consultora.

En lo que a la parte técnica se refiere, lo cierto es que, en opinión de Ovum, no ha habido grandes sorpresas. Así, y a priori, Microsoft será el proveedor tecnológico, “con lo que aprovechará la experiencia adquirida además de su gran capacidad de inversión en I+D”,mientras que Yahoo continuará enfocándose hacia la publicidad y los medios, “las dos áreas en las que dispone de más fuerza”, señala la consultora, quien además puntualiza que “las dos compañías tienen muy claro cuáles tienen que ser sus competencias y dónde deben de jugar cada uno si lo que quieren es ser una amenaza real para Google”.  

No obstante, Ovum afirma que la puesta en marcha del acuerdo conllevará una serie de desafíos, sobre todo en la parte de ingeniería, donde Microsoft y Yahoo tendrán que realizar cambios substanciales para lograr un objetivo común. Ovum además recomienda a ambas compañías que, independientemente de este acuerdo, cada uno continúe con sus respectivas estrategias, ya que, “lo más sencillo es que, una vez que se pongan a trabajar en un objetivo de mucho peso, Microsoft y Yahoo dejen de lado el desarrollo y comercialización de sus soluciones, arriesgando, de esta manera, sus ingresos a corto plazo”.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios