| Artículos | 01 ENE 1996

Comunidad extremeña: un mercado que sale de la crisis

Tags: Histórico
Juan R. Melara.

Extremadura es tradicionalmente la comunidad española que ofrece una menor aportación al mercado de tecnologías de la información, ya que es la que menor volumen de negocios registra al cabo del año. Estas cifras, ya de por sí bastante negativas, se empeoraron en 1994 con un descenso del 8 por ciento de la facturación respecto a las registradas en 1993. El año recién terminado ha ofrecido para los distribuidores extremeños unas perspectivas más positivas que han llevado incluso a la aparición de un mayorista regional. Destacamos, junto a ello, una serie de peculiaridades como son un mercado muy fragmentado con muchos distribuidores pequeños, y una guerra más que cruenta entre los distribuidores tradicionales y las cadenas de tiendas representadas por Jump y Beep.

Las cifras que sobre el mercado extremeño ha facilitado la Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información (SEDISI), correspondientes a 1994 (último ejercicio cuyos datos están consolidados), apuntaban a que se trataba de un mercado en plena recesión ya que se hablaba de una facturación de 5.968 millones de pesetas, lo que representaba una caída del mercado del 8 por ciento respecto a los 6.500 millones facturados en 1993. Los datos globales referidos a 1995 no están todavía disponibles pero, según la impresión que hemos podido extraer después de visitar esta comunidad, es casi seguro que su recuperación sea un hecho ya que se dan los dos elementos necesarios para que la venta de productos informáticos alcance cifras importantes: la entrada del usuario doméstico en el mundo de la informática, y la recuperación económica de la empresa, lo que origina su apuesta por la mecanización informática.

Aspectos importantes que caracterizan el canal de distribución extremeño son, sobre todo, una cierta inestabilidad, ya que hay empresas que abren y cierran con una frecuencia que podemos catalogar de excesiva; y una cruenta guerra de precios que la mayor parte de los distribuidores atribuyen a la presencia de una cadena de tiendas como Jump, y franquicias como Beep.

Guerras de precios y caída de los márgenes

Mercedes Nogales, de Infomec, comentó a Dealer World que "la situación que estamos viviendo es sólo regular debido a la guerra de precios que existe. Es realmente increíble, y está llevando a muchas empresas a verse obligadas a cerrar". Los responsables de esta situación son bastante claros para esta representante de Infomec ya que señala que "la guerra de precios es fuerte debido sobre todo a la aparición de cadenas de tiendas que están tirando el mercado. Nosotros nos hemos visto obligados a enfocarnos hacia el mundo del servicio postventa que es donde fallan estas empresas que sólo van al precio". Estas opiniones apuntan una situación bastante desesperada, sin embargo Mercedes Nogales vio aspectos positivos en el hecho de que "el mercado está resurgiendo un poco sobre todo por el hecho de que las empresas empiezan a salir ahora de la crisis en la que se han visto sumidas el último año", y apunta que "hay usuarios que vienen rebotados de este tipo de compañías y que se están acercando a distribuidores como nosotros por el hecho de que les ofrecemos un buen servicio técnico y todo por un precio un poco mayor".

Los clónicos han desplazado a las marcas

Ester Pérez del Canto, directora comercial de Nivel 7 Informática, nos comentó que "los clónicos han sido los grandes beneficiados de la época de madurez que está viviendo el mercado extremeño. Hace unos años aquí sólo se vendían marcas, y empresas como Olivetti e IBM dominaban completamente el mercado; ahora las cosas son diferentes ya que el usuario ha aprendido y sabe que las prestaciones que le da un clónico son idénticas a las de un equipo de marca y el precio es mucho más económico". Nivel 7 Informática es una empresa que vive íntegramente de la industria informática, pero abarcando todas las áreas ya que, además de la venta de productos informáticos, esta empresa ofrece a sus clientes un centro de formación y soluciones a medida centradas sobre todo en el desarrollo de software.

La directora comercial de Nivel 7 Informática atribuye la época de auge que está viviendo el mercado extremeño a "la incorporación del usuario doméstico al mercado de la informática. Se está produciendo un tirón importante y se trata de clientes que, desde el último trimestre del pasado año, ya apuestan por equipos de gama alta, basados en configuraciones con procesadores Pentium y con kits multimedia". Ester Pérez confirmó la apuesta de su compañía por este tipo de usuario por el hecho de que "se trata de un cliente que no es problemático ya que viene, compra su máquina, la paga al contado o la financia, y no te da problemas. La empresa es un cliente más problemático ya que te obliga a cobrar en 30, 60 ó 90 días y a nosotros no nos gusta trabajar así". Respecto a la irrupción de las cadenas de tiendas y su influencia en el mercado, Ester Pérez dio poca importancia a este hecho y comentó que "en este mercado hay sitio para todo el mundo, y todos podemos vivir de esto. Nosotros ofrecemos nuestros productos a un precio que seguramente es algo superior al que ellos tienen, pero nuestro cliente también sabe que le ofrecemos una mayor calidad en el servicio y que eso hay que pagarlo. Ellos tienen su mercado y nosotros el nuestro, y ambos podemos coexistir".

La opinión de las cadenas de tiendas

Miguel Bernáldez, responsable de la tienda de Jump Ordenadores en Badajoz, puso la contrapartida a la opinión de los llamados distribuidores clásicos y señaló que "la gran ventaja que tenemos en Jump es que disponemos de la posibilidad de ofrecer al usuario aquello que quiere, con la calidad que demanda, y a un precio que puede pagar" y apuntó que "es cierto que nosotros podemos ofrecer mejores precios que otros distribuidores, y con ello estamos consiguiendo que mucha gente se suba al carro de la informática". Respecto a la tan traída y llevada falta de calidad en el servicio de la que se acusa a estas cadenas de tiendas, Miguel Bernáldez quiso puntualizar que "Jump Badajoz siempre se ha responsabilizado de los equipos que ha entregado al usuario y nunca ha tenido que enviar un ordenador fuera de la provincia para que éste fuera reparado".

Respecto a la disyuntiva marcas-clónicos, Miguel Bernáldez es también de la opinión de que son estos últimos los que se han hecho con el mercado y para él la razón es sencilla "menor precio para iguales prestaciones" y nos comentó que "buena culpa de la caída en ventas que están teniendo las marcas la tienen los altos costes en reparaciones que cobran los servicios técnicos oficiales. Yo he cambiado una disquetera estropeada a un cliente que disponía de un PC de marca y le he cobrado por ello las 4.000 ptas. que vale esta unidad, y no le he cobrado mano de obra porque se tardan cinco minutos en hacerlo. Sé, sin embargo, que por hacer eso mismo un servicio oficial cobra 20.000 ptas. Eso es una barbaridad y es lo que ha hecho escarmentar al usuario".

Defensores de los equipos de marca

Montserrat Parrales Romero, de Gabinete Informático Cacereño, se mostró como firme defensora de los equipos de marca y comentó a Dealer World que "sólo trabajamos con marcas ya que tuvimos muchos problemas durante los dos meses que intentamos trabajar con clónicos. Estos problemas fueron no sólo económicos, pues tuvimos muchos gastos debido a los problemas de estos equipos y los consiguientes gastos en transporte para su reparación, sino que también nos crearon protestas por parte de nuestros clientes, que no estaban nada satisfechos de los resultados que daban estos equipos y nos exigían el servicio y la calidad que les damos con las marcas, las cuales no dan ningún tipo de problemas". Respecto a la evolución del mercado extremeño, Montserrat Parrales señaló que "vivimos de los procesos de mecanización de las e

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios