| Artículos | 01 ENE 1998

Comercio electrónico

Tags: Histórico
Las soluciónes al alcance del usuario
Yolanda Camargo.

Continuando con la serie de reportajes acerca del comercio electrónico que se inició en el pasado número de Dealer World, y en el que se analizaba la situación real de este mercado todavía incipiente, en esta ocasión nos ceñiremos a algo aún más concreto, las soluciones basadas en comercio electrónico que ya se encuentran funcionando en España, soluciones provenientes tanto de fabricantes de software como de hardware, entidades financieras y demás actores implicados en el desarrollo del mismo.

En primer lugar, no estaría de más recordar cuáles son las cifras reales que hoy día mueve este mercado, según un estudio publicado por la consultora Forrester. De acuerdo con las mismas, el comercio a través de Internet multiplicará sus cifras desde los 8.000 millones de dólares actuales hasta los 327.000 en el año 2002, lo que significa multiplicar por cuarenta el montante actual.

Su interés en este tipo radica en el ahorro de costes, la reducción de tiempo de proceso de las órdenes y la mejora en la información, además de evitar el uso abusivo del papel como soporte.

Sin embargo, pese a que la mayoría aceptan encargos a través de Internet, menos de la mitad confirman pagos o envían productos mediante la Red, ya que a pesar de que puede resultar más práctico ejecutar el proceso completo, se requiere una mayor inversión en tiempo, energía y dinero.

Analizados por sectores: fabricantes, distribuidores y empresas de servicios, las expectativas con respecto a la Red varían. En primer lugar, los fabricantes apuntan como ventajas principales la capacidad de Internet para exponer productos, recibir pedidos, y contar con disponibilidad total.

En segundo lugar, los mayoristas y retailers tienen también un papel a desempeñar en este desarrollo del cuarto canal de venta que ha llegado a ser Internet. Ellos serán los encargados, no sólo de distribuir productos, sino también de gestionar el flujo de información entre vendedores y compradores. Su arma será controlar la información de los clientes, con relaciones orientadas al servicio y que mantengan el vínculo entre productos y compradores.

Por último, las empresas dedicadas a las utilidades y servicios conforman la tercera gran parte de esta transformación. De acuerdo con Forrester, pocas de estas compañías utilizan Internet, y no parece que el panorama vaya a cambiar mucho en los próximos cinco años. La excepción serán los fabricantes de software, ya que empresas de la talla de Microsoft, Netscape y Oracle pretenden distribuir un 50 por ciento de su software mediante este canal en 1999.

Soluciones hardware y software

Los fabricantes de hardware han desplegado toda su capacidad en la puesta en marcha de soluciones aplicadas al comercio electrónico. En primer lugar, se puede destacar la opción de Digital, denominada Millicent. Se trata de un sistema de micropago o microcomercio basado en la adquisición de una tarjeta electrónica con un valor entre 5.000 y 10.000 pesetas para comprar productos en la Red.

Otro de los fabricantes implicados en el comercio electrónico es Oracle, cuya apuesta lleva por nombre Apollo. Se trata de un servidor de comercio en Internet que permite a las empresas crear una compañía virtual en Internet, así como comprar y pagar productos utilizando navegadores estándar.

En cuanto a Microsoft, este fabricante ha visto claro el papel crucial que va a desempeñar el comercio electrónico en un futuro próximo, por lo que ha introducido en su catálogo diversos productos destinados a facilitar la adopción de este nuevo canal de venta en los usuarios.

Así surgió la edición Enterprise de Site Server, que incluye la versión 2.0 de Commerce Server, sucesor de Merchant Server 1.0; o Microsoft Wallet, una aplicación de cliente para pagos seguros en Internet que soporta protocolos SET y SSL.

En cuanto a Netscape, mediante Actra Business Systems, fruto de la joint-venture con General Electric Information Systems, se encuentra potenciando el uso de EDI y de sus solución ECXpert, la primera de la línea CrossCommerce.

Las adquisiciones también han sido otra forma de dar comienzo al comercio electrónico por parte de fabricantes. Así, por ejemplo, a mediados del año 1997, Hewlett-Packard adquirió VeriFone, una compañía dedicada a ofrecer tecnología de pagos electrónicos seguros para instituciones financieras, empresas y consumidores finales. Juntos se han embarcado en el desarrollo de aplicaciones de tarjetas inteligentes y soluciones de comercio electrónico. Por otro lado, y en colaboración con AT&T, ambas compañías se han embarcado en anunciar productos para este mercado Internet, para el que contarán con la colaboración del fabricante iCat, cuyos productos comercializa en nuestro país ImaginArt.

En este sentido se destaca también la solución de Bull, que se compone de un lector de tarjetas inteligentes llamado PinPadLINK, conectable tanto a un ordenador en red, como a un dispositivo para Internet o un set-top box, y el Smart Payment Server.

Este servidor se compone de un módulo para recibir los pagos realizados con las tarjetas, otro para gestionar las comunicaciones Internet y el proceso de autentificación, una pasarela para comunicarse con las instituciones financieras y un sistema de generación y almacenamiento de claves públicas y privadas para transacciones.

Además de acuerdos con los principales agentes de la industrial, NCR ha optado por presentar una serie de productos hardware preparados para ayudar a la empresa a crear sus propios sistemas intranet/extranet. Estos son el Intranet Access Server, y el Web Cluster Server para Windows NT.

Asimismo, la compañía dispone también del software Web Transaction Broker, que permite a los clientes realizar transacciones vía Internet a través del middleware Top End de la compañía, que gestiona y distribuye la demanda de servicios de forma automática.

La división de servicios de viajes de American Express ha presentado un programa para promover el establecimiento de tiendas en Internet. Su apuesta reside en combinar el softwareSoftCard de Mercantec con su sistema de pagos seguros, con lo que se facilita a los compradores on-line autorización en tiempo real para todo tipo de tarjetas que utilicen el protocolo SSL.

En cuanto a Unisys, ha anunciado que en compañía de Relational Tools pone en el mercado Net Acquirer, una solución de comercio electrónico basada en protocolo SET sobre entorno Internet/InfoVía para funcionar sobre Windows NT pero manteniendo transparencia con el host.

La novedad de este producto es que convierte las transacciones comerciales en tipo TPV (Terminal Punto de Venta) por lo que no es necesario modificar ninguna de las aplicaciones existentes.

Durante el próximo año verá también la luz Web Shop, el sistema de Navision Software para promover el uso del comercio electrónico en las PYMES. Según indicó Fernando del Barrio, director técnico de la compañía, “la conectividad, la facilidad de uso, la calidad y la rapidez de desarrollo serán los puntos que marcarán el desarrollo del mercado Internet”, demanda a la que Navision responde con un producto que aúna su plataforma de gestión Financials con Microsoft Commerce Server y SQL Server como componentes principales. Este representante de Navision indicó también el cambio trascendental que supondrá la Red en el mundo de la gestión: “Internet supone un vuelco en la forma de entender la gestión, pues con la Red el cliente recibirá la información sin tener que buscarla”.

Por último, un fabricante como Dell dispone de su propia página Web desde la que vende equipos según su forma habitual, de forma directa. En un plazo de siete días la compañía envía el pedido que el usuario haya especificado previamente, ya que otra de las máximas de este fabricante es no disponer de stock, por lo que el ensamblaje se realiza según l

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios