| Artículos | 15 ABR 2000

Carlos González, jefe de producto de Office de Microsoft: "Microsoft desarrolla productos para la plataforma Macintosh, no adapta las aplicaciones de Windows a Macintosh"

Tags: Histórico
Arantxa Herranz.
Con el compromiso de ser el fabricante que más aplicaciones, especialmente de productividad, desarrolle para el mundo Mac, Microsoft ultima ya los preparativos de la nueva versión de Office para esta plataforma, que verá la luz en el segundo semestre del año. Carlos González, jefe de producto de esta suite en Microsoft Ibérica, ha comentado a Dealer World 15 las dificultades y los retos que tiene para su compañía el desarrollar productos para el mundo Macintosh y las actividades que, de cara al canal, se van a poner en marcha con motivo del lanzamiento de la nueva versión de Office.

¿Cuándo nace la colaboración entre Apple y Microsoft?
- Una de las cosas que se desconocen es que Microsoft es el principal desarrollador de aplicaciones para Macintosh. Esta situación no se ha conseguido, ni muchísimo menos, en los dos últimos años. Por ejemplo, en la familia Office, el primer producto que hubo fue Excel para Macintosh, antes incluso de que existiera Windows. El compromiso de Microsoft como desarrollador de aplicaciones viene desde hace muchos años, casi quince.
Otra cosa muy distinta es lo que aconteció hace aproximadamente 3 años. En un momento de máxima crisis de Apple, en la que incluso los analistas cuestionaban la viabilidad económica de la compañía, Microsoft tuvo una involucración activa, porque el mercado Macintosh es muy importante para Microsoft y los clientes de Apple también lo son para nosotros. Por eso, Bill Gates consideró conveniente hacer más explícito el compromiso que Microsoft tenía con Apple, y se materializó en una inversión directa, en un compromiso de desarrollo de productos, y en un compromiso en tecnologías Internet para Macintosh. Fue entonces cuando se llegó al acuerdo de que los ordenadores de Apple incluyeran Explorer de manera preinstalada, junto con el Navigator de Netscape.
De aquellos compromisos también nace el desarrollo de Outlook Express para esta plataforma, así como la creación de las primeras versiones de Windows Media, la aplicación de retransmisión multimedia, tanto de audio como de vídeo, a través de Internet para plataformas PC y Mac.

Sin embargo, cuando se produjo esa inversión en Apple Computer, hubo ciertas críticas por parte de algunos sectores, pese a que Steve Jobs, su iCEO, ha dado las gracias públicamente a Microsoft por esta inversión. Algunos consideran que esta colaboración es una estrategia de Microsoft para ampliar su dominio en el mundo de las aplicaciones informáticas.
- Es una discusión difícil. El mundo Macintosh es muy pasional, porque la gente es muy fiel a la marca. Y, al mismo tiempo, es un mundo muy idealista. Desde siempre, algunos han visto a Apple como la única alternativa a Microsoft. Para este colectivo, el de los fieles seguidores de Apple, los que realmente son pasionales, el hecho de que Microsoft y Apple reforzaran sus compromisos lo consideraron casi como una pequeña traición. Pero hay que tener en cuenta que la gran mayoría de clientes de Apple lo son también de Microsoft. La única suite de aplicaciones de productividad que realmente se está vendiendo para la plataforma Macintosh es Office.

¿Cuáles serían, entonces, las líneas de producto que desarrolla Microsoft para Macintosh?
- Office, que engloba Word, Excel, PowerPoint y Outlook; e Internet, con Explorer y tecnologías de Internet. Además, existen otras colaboraciones más puntuales, aunque no en castellano (sólo en inglés), por lo que también existe Encarta para Macintosh y alguno de los juegos que distribuye (que no desarrolla) Microsoft también están disponibles para esta plataforma.

¿Estarán disponibles todos estos productos en español a corto plazo?
- No. En España vamos a continuar con Office y el cliente de Explorer, por la dimensión del mercado. Al final, todas estas cuestiones tienen una decisión empresarial detrás. Si te cuesta más desarrollar un producto que lo que vas a conseguir de él, a no ser que sea un producto estratégico, lo lógico es que lo abandones, igual que hacemos con la plataforma Windows.

¿Qué tanto por ciento de la facturación de los productos proviene de la plataforma Macintosh?
- En Office, las ventas de la versión Macintosh no llegan al uno por ciento de las ventas en plataforma PC. En España, el colectivo Macintosh es muy minoritario, sobre todo cuando lo comparas con el colectivo PC.

Pero, ¿ha notado Microsoft el auge de esta plataforma?
- Sí. Ha habido un relanzamiento de toda la actividad en torno a nuestros productos Macintosh. Esto garantiza aún más el desarrollo de productos Microsoft para esta plataforma.

¿Qué previsiones tiene para los próximos años, en materia de colaboración entre ambas compañías a nivel local, y en materia de productos?
- La colaboración es buena, siempre que la coyuntura lo permite. Con el lanzamiento de Microsoft Office 98 para Macintosh se realizaron una serie de actividades conjuntas. Cuando pase el verano empezaremos a preparar el lanzamiento de la siguiente versión.

De cara al canal, ¿se tiene prevista alguna iniciativa especial?
- En estos momentos no tenemos nada decidido. Estamos en los últimos momentos de desarrollo de producto. Hasta que no estemos más próximos al verano no empezaremos a mirar y desarrollar las actividades de marketing y comerciales, tanto a cliente como a canal. Retomaremos las actividades cuando dispongamos de la nueva versión de Office para Macintosh. En estos momentos no tenemos ninguna ni existe un plan a corto plazo que contemple actividades para el canal de Macintosh.

¿Qué problemas se le plantean a una compañía como Microsoft, tradicionalmente más enfocado en negocio PC, a la hora de desarrollar productos para Apple?
- Problemas desde el punto de vista de desarrollo tenemos pocos. El grupo de desarrollo está formado, en muchas ocasiones, por gente que proviene de las filas de Apple.
Quizá sí haya más problemas, y sería necio no reconocerlo, cuando hablamos de la comercialización. La importancia del negocio que para una subsidiaria tiene la plataforma Macintosh con respecto a Windows es mínima, por lo que el nivel de atención y esfuerzo también es mínimo. De la misma manera, el nivel de conocimiento de los productos en plataforma Mac es bastante residual, excepto en aquellos mercados donde sí es importante. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en Microsoft todo el mundo trabaja con PC, salvo el personal del departamento de soporte técnico para Mac. En este departamento existe una colaboración constante con Apple España.

Si se reconoce la existencia de problemas en la comercialización de productos para Mac, y al mismo tiempo se comprueba el auge de esta plataforma en la venta de vuestros productos, ¿qué se va a hacer para subsanar esos problemas en el proceso de ventas?
- Después de producirse un lanzamiento de producto, el mantenimiento de las actividades dependen del éxito de ese lanzamiento. Eso ocurrió con Office 98; consideramos que la respuesta del mercado no fue como debiera haber sido, en comparación con los esfuerzos realizados. En los próximos meses vamos a tener una nueva versión, que va a permitir que los usuarios de Mac sobrepasen en funcionalidad a los usuarios de Windows, porque es una versión mucho más moderna. Esto va a suponer una oportunidad para
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios