| Artículos | 15 ENE 2001

Canon BJC-3000

Tags: Histórico
Versatilidad al mejor precio
Ramón A. Fernández.
Como viene siendo habitual en los modelos de la extensa familia BJC, la impresora BJC-3000 implementa el sistema de depósitos de tinta independientes para cada color, utilizando para ello un único cabezal en el cual se acoplan los cuatro cartuchos con los colores básicos CMYK, siendo el de color negro de mayor capacidad que el resto. Además, incorpora un sensor interno inteligente que informa con la suficiente antelación, a través del controlador de software, antes de que se agote la tinta de cualquiera de los cartuchos.
Sin desviarse lo más mínimo de la tradicional línea de diseño de Canon, la BJC-3000 posee un aspecto parco en detalles de estilo. Como casi todos sus modelos, esta impresora dispone de una bandeja superior de carga vertical con capacidad para 100 hojas y una bandeja de salida situada en la parte inferior. Además, cuenta únicamente con un par de botones, uno para el encendido del equipo y otro para la reanudación en la alimentación del papel, mientras que la selección de las opciones del papel se realiza a través de una palanca situada en el lado derecho del frontal de la unidad. Asimismo, dispone de una sola luz que indica si la impresora está encendida o apagada. No obstante, es de destacar el detalle constructivo de incluir en su interior la fuente de alimentación, a pesar de su contenido tamaño, circunstancia que evita la molestia que supone encontrar una ubicación adecuada al transformador externo.
Por lo que respecta a la tecnología utilizada por Canon en su sistema de inyección, este modelo utiliza el sistema Drop Modulation, que permite la generación de puntos de tamaño variable y así realzar su resolución base de 1.440 x 720 puntos. En cuanto a las cifras de velocidad de impresión, la BJC-3000 alcanza hasta 9 ppm. en monocromo y 4 en color, operando en modos de mínima calidad.
En el apartado de consumibles, este modelo de impresora admite diversas configuraciones. De serie se cuenta con el cartucho BC-33 que incluye el sistema clásico con cuatro colores para la impresión normal. Si se va hacer un uso intensivo de la impresión en negro conviene instalar el cartucho monocromo BC-30, de alto rendimiento con capacidad para unas 500 páginas. En cambio, si la intención del usuario es la impresión fotográfica, es más que aconsejable la adquisición del cartucho fotográfico BC-34, con tintas de baja densidad para reproducir mejor los tonos claros.
Sin duda alguna, el aspecto diferenciador de este equipo frente a sus más directos rivales se encuentra en que esta impresora tiene la posibilidad de funcionar como un escáner capaz de ofrecer una resolución máxima de exploración de 720 ppp. con una profundidad de color de 24 bits. Para hacer posible esta dualidad de funcionamiento, opcionalmente se puede instalar un cabezal óptico especial IS-32 para que el dispositivo se convierta en un escáner con alimentador automático de documentos.
Por lo que respecta a la comunicación con el ordenador, incorpora el clásico puerto paralelo bidireccional y un puerto USB, por lo que no se deben tener mayor complicaciones a la hora de su instalación. Asimismo, para configurar adecuadamente esta impresora basta ejecutar el programa asistente que instala los controladores, sin apenas necesidad alguna de intervención por parte del usuario, contando con controladores para los sistemas operativos Windows 95/98, Windows NT 4.0 y Mac OS.
Para concluir sólo nos queda comentar los resultados obtenidos en nuestras pruebas. En términos generales, la calidad de impresión de texto y los gráficos y fotografía sobre papel normal, es más que aceptable aunque en modo borrador resulta demasiado pobre. En cambio, con la utilización del papel adecuado y ajustando correctamente la resolución al tipo de papel utilizado se consiguen una sustancial mejora. Del mismo modo, a la hora de la obtención de impresiones con calidad fotográfica la imagen final obtenida presentó una adecuada definición de los colores y degradados. Sin embargo, en todos los modos probados las Canon BJC-3000 se mostró como una impresora con una lenta velocidad de impresión tanto en textos como imágenes a todo color.
En síntesis, la Canon BJC-3000 resulta una opción muy interesante para los usuarios domésticos que con un mínimo desembolso quieran tener un gran campo de acción debido a su versatilidad de funcionamiento.

LO MEJOR
- Cartuchos de color independientes

LO PEOR
- Velocidad de impresión


Ficha de producto
-------------------------
Fabricante: Canon
Internet: www.canon.es
Tel.: 91 538 45 00
Fax: 91 411 41 76
Precio: 29.290 PTA
Calificación: 4

r.a.fernandez@idg.es
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios