| Artículos | 15 JUN 2001

Cámaras digitales de vídeo miniDV

Tags: Histórico
Ramón A. Fernández.
Las cámaras digitales de vídeo miniDV son una revolución en el mundo del vídeo aficionado y profesional. Su pequeño tamaño y su notable calidad de imagen las hacen, por sí mismas, muy atractivas. Además, su precio realmente asequible para las prestaciones que ofrecen resulta otro poderoso reclamo frente a soluciones mucho más profesionales pero extremadamente caras. Por estas significativas características y otras sustanciales ventajas frente a sus más directos rivales, su irrupción en el mercado de consumo ha sido cuando menos espectacular.
Además, la propia tecnología digital posibilita una total e inmejorable interactividad entre estos nuevos periféricos y los sistemas informáticos, formando un dúo perfecto a la hora de la edición y tratamiento del vídeo digital. Para el perfecto entendimiento entre estos dos mundos condenados entenderse, vídeo digital e informática, se extiende un sólido e inmejorable puente de comunicación, el IEEE 1394.

Canon MV3 MC
Entre la variada oferta de videocámaras con la que cuenta este fabricante, la MV3 MC es un modelo que se ajusta perfectamente a las necesidades de los usuarios domésticos y aficionados que deseen dar sus primeros paso en el mundo del video digital.
Externamente, la MV3 MC presenta un formato ultracompacto y cómodo de transportar pero, al mismo tiempo, su reducido tamaño va en detrimento de la ergonomía, necesitando además invertir un pequeño período de tiempo en el aprendizaje de sus funciones más básicas. Como viene siendo habitual, en el cuerpo de aluminio se disponen multitud de mandos y botones para el control del dispositivo, donde la mayoría de ellos presentan un diminuto tamaño pero cuya buena disposición facilita el acceso a los mismos. De entre todos ellos, destaca la rueda selectora de las funciones principales y un pequeño altavoz.
Su reducido tamaño no está reñido en absoluto con las prestaciones y calidad de imagen que ofrece este dispositivo. Así, por ejemplo incorpora los últimos adelantos en este sector, como son la capacidad de exploración progresiva, una satisfactoria estabilización de imagen digital, posibilidad de seleccionar el formato 4:3 ó 16:9 para grabación o reproducción, y la incorporación de un puerto de conexión IEEE 1394. Además, las siglas MC hacen referencia a la inclusión de una pequeña tarjeta MultiMediaCard (MMC) de 8 MB de capacidad en la cual se almacenan las imágenes fijas que se tomen en el modo fotográfico.
Tampoco falta la práctica pantalla LCD de 2,5 pulgadas, dispuesta en el lateral izquierdo, la cual ofrece una resolución de 200.000 pixeles y brinda una buena calidad de imagen, y donde se pueden visualizar las secuencias de vídeo y fotografías, así como los diferentes menús de configuración.
Asimismo, la óptica ofrece una calidad en total consonancia con las prestaciones y capacidades de este modelo destacando su preciso y rápido enfoque, si bien para su óptimo funcionamiento requiere de una buena luminosidad. Igualmente, el zoom óptico de 10x ofrece un desplazamiento suave y velocidad de avance progresiva, prestaciones que pueden complementarse con el zoom digital para alcanzar un máximo de 40x. Por otra parte, la estabilización funciona adecuadamente siempre que se trabaje con un bajo nivel de zoom.
Con respecto a la calidad de imagen obtenida, cabe decir que, en líneas generales, presenta una excelente nitidez y naturalidad. No obstante, puede darse el caso de que los resultados obtenido en determinadas circunstancias no sean los más óptimos. Para remediar estos posibles contratiempos y mejorar la capacidad creativa del usuario, la MV3 MV ofrece inicialmente 7 modos de grabación que se ajustan a las condiciones más frecuentes. Además, este modelo dispone de control manual sobre el enfoque, la velocidad de obturación y bloqueo de exposición. Igualmente, cuenta con control de balance de blanco con un modo automático con tipos de ajustes (interiores y exteriores), y un modo de configuración manual.
Por otra parte, cuando se trabaja en el modo fotográfico, el modo de exploración progresivo proporciona una mejor nitidez de las imágenes, pero su calidad y resolución quedan bastante lejos de las que proporcionan las cámaras fotográficas actuales. Así, la baja resolución de las fotografías, ya sea en el modo Fine o Standard con resoluciones de 124 KB y 70 KB, respectivamente, posibilita que en la tarjeta MMC sean almacenadas hasta un máximo de 105 imágenes.
En cuanto a la calidad del audio, no se puede decir que sea mala, aunque existen demasiados condicionantes que pueden estropearla considerablemente. En principio, y tal como reza el estándar DV, la MV3 MC soporta el modo de grabación de audio 48 KHz a 16 bits estéreo y el más versátil 32 KHz a 12 bits con 4 canales. Asimismo, y según se hayan grabado las diferentes secuencias de vídeo, se podrán aprovecha,r o no, las diferentes capacidades de audio. No obstante, la elevada sensibilidad del micrófono provoca que se grabe el sonido de los motores de la cámara. Además, para poder efectuar grabaciones más "profesionales" haría falta conectar un micrófono externo.
Por lo que respecta a las conexiones, la MV3 MC cuenta inicialmente con un conector FireWire, en su versión i.Link (es decir, 4 contactos), y una salida analógica. No obstante, cuando sea necesario se puede instalar el módulo de acoplamiento DU-300 que ofrece conectores para micrófono, auriculares y S-Vídeo, y cuya conexión se realiza fácilmente por la parte inferior de la propia cámara.
Para terminar, el grado de autonomía de esta videocámara no resulta inicialmente demasiado elevado, ya que con la batería litio-ion de 650 mA / 7,4 V que se entrega de fábrica tan sólo dura 45 minutos. No obstante, opcionalmente, se ofrece la posibilidad de adquirir otra batería de mayores prestaciones con la que poder estar trabajando más de tres horas.
Para poder utilizar la interfaz Firewire y así editar las secuencias de vídeo en el ordenador, Canon ofrece, si no se dispone de dicha vía de comunicación, de un kit compuesto por una tarjeta adaptadora PCI-IEEE 1394 provista de dos conectores, la aplicación Origin IntroDV para las tareas de edición de vídeo, y el programa Origin PhotoDV para labores relacionadas con el tratamiento de fotografías.
En definitiva, la Canon MV3 MC es una videocámara miniDV que ofrece unas buenas prestaciones y características, sobresaliendo en el apartado de portabilidad. Además, el precio final del producto está realmente ajustado a sus posibilidades y a los bolsillos de muchos aficionados al mundo del vídeo digital.

Lo Mejor: Tamaño y portabilidad
Precio
Lo Peor: Ergonomía
Autonomía


Panasonic NV-MX7EG
La NV-MX7EG es una cámara con una apariencia externa mucho más similar a la concepción tradicional seguido en las videocámara analógicas.
Por este motivo, este modelo presenta un tamaño algo mayor, pero esta cuestión no supone ningún inconveniente añadido. Todo lo contrario, su mayor volumen y superficie exterior posibilitan la adecuada distribución y tamaño de los mandos y botones de control, adaptándose de forma natural a la mano y, con ello, mejora la ergonomía y comodidad de manejo de la videocámara. En este mismo se

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información