| Artículos | 01 SEP 2001

bCentral, la última apuesta de Microsoft

Tags: Histórico
Diseñado para ayudar a la PYME a migrar sus servicios al mundo de Internet
Yolanda Sánchez.
Microsoft, con el apoyo de una serie de socios, pone a disposición de las empresas y negocios toda una gama de servicios y herramientas que estará disponible en bCentral, la nueva plataforma on-line de servicios integrados. A principios de abril se presentó la plataforma bCentral que se ha ido perfilando a lo largo de estos meses y que, según la compañía, estará ya preparada para ofrecer sus servicios en poco tiempo.

Microsoft bCentral nace con el objetivo de convertirse en el socio estratégico de las empresas españolas. Mediante la integración y centralización de servicios en Internet, bCentral, con el apoyo de distintos socios en el ámbito empresarial, impulsará el desarrollo de sus clientes en la nueva economía.
Así, se recoge una amplia gama de servicios y herramientas a los que las empresas y negocios podrán acceder siguiendo el modelo de suscripción. Según este modelo, las empresas, podrán abonarse a los servicios de la plataforma por un período de tiempo determinado. Si el cliente lo desea, puede renovar la suscripción al término de la misma o ampliarla para acceder a nuevos servicios.
Desde su lanzamiento, Microsoft bCentral ofrece unos 180 servicios que representan el primer paso de esta plataforma en el mercado español y, próximamente, se irán añadiendo nuevos servicios.

Clientes potenciales de bCentral
“bCentral es una plataforma de servicios integrados que Microsoft pone a la disposición de las pequeñas y medianas empresas y que trata de acercar todos aquellos servicios que creemos que una PYME puede necesitar para su desarrollo en Internet. Estos servicios se los ofrecemos de manera agregada, es decir, todos los servicios interactúan entre ellos y se presentan de cara al cliente en una sola factura”, comentó Fernando Campos, director de marketing de bCentral.
Uno de los problemas a la hora de definir el público de esta solución es delimitar la definición de PYME. Según datos de Microsoft, actualmente hay 1,1 millones de pequeñas y medianas empresas en España de las cuales el 99 por ciento tiene menos de 50 empleados y un 77 por ciento menos de 5 empleados reales. A esto es necesario sumar también todos los trabajadores autónomos que realizan sus actividades laborales desde sus hogares. Además, y como media en este sector, estas empresas tienen un promedio de dos ordenadores como recursos tecnológicos.
Éste es el punto de referencia español del que ha partido Microsoft. “La mayoría de estas empresas manifiesta un desconocimiento del medio aunque también destacan un alto interés por el mismo ya que, al menos, un 40 por ciento intentará abrirse paso en la Red en un breve plazo”, comentó Fernando Campos.

Situación actual de la PYME en materia de comercio electrónico
Microsoft ha intentado determinar cuáles son las fases por las que pasa una empresa antes de llegar a un completo dominio del nuevo medio y, en función de ellas, diseñar las soluciones acorde con sus necesidades. Las barreras de adaptación con las que se puede encontrar en estas etapas son, por un lado, los costes y, por otro, las posibles barreras psicológicas que vienen del propio desconocimiento del medio.
La primera etapa se corresponde con la entrada en Internet y todos los servicios que necesitan no suelen conllevar una importante barrera de coste. “En este segmento, las barreras que tiene que afrontar una empresa son muy parecidas a las que se enfrenta un usuario individual”, aclaró Campos. Es el momento en el que se accede a Internet y al correo electrónico, una primera aproximación que queda todavía lejos del comercio electrónico. Se puede definir como una etapa completamente pasiva. Esto significa que la empresa no contribuye a Internet, sino que se sirve del medio. En este momento hay unas 400.000 o 600.000 PYMES en esta etapa y viene a durar aproximadamente 12 meses, tiempo suficiente para que la compañía se adapte a la Red.
Con la segunda etapa llegan nuevas expectativas y nuevos problemas. Ya conocen perfectamente el medio y saben desenvolverse con fluidez. Se trata de una etapa mucho más activa ya que lo que buscan las empresas es tener presencia dentro de la Red. Para ello quieren desarrollar una página Web que muestre la información corporativa, cuáles son sus actividades y dónde pueden localizarlos. De nuevo las barreras son importantes, tanto la barrera psicológica como la relativa a los costes. La elaboración de una página Web requiere de una inversión de entre unas 300.000 hasta el millón de pesetas. En la actualidad hay 250.000 empresas que ya están en esta etapa y la duración es de, según Microsoft, una media de 6 y 8 meses.
La compra y venta por Internet, viene con la tercera etapa. No hay entonces una barrera psicológica, pero la barrera de los costes es mucho mayor: entre un millón de pesetas y tres millones. Es un alto coste especialmente si se tiene en cuenta que si, por alguna razón, la página Web de comercio electrónico no llega a asentarse, el nivel de pérdidas es muy alto para una PYME. En esta fase de desarrollo hay, aproximadamente, 48.000 empresas en la actualidad.

La solución de Microsoft
bCentral es una estrategia mundial de Microsoft enmarcada dentro de la iniciativa .Net. El trabajo más importante de este sistema, para el responsable de Microsoft, es que está completamente adaptada a la situación real de España. “La inversión principal fue para adaptarse a las fases anteriormente expuestas y lograr así que bCentral tenga una aplicación real en las empresas de nuestro país”.
“Nosotros pretendemos ayudar a la evolución de la PYME dentro del mundo de Internet en función de sus aspiraciones y de la fase con la que se identifique. Hay una oferta estándar que intenta cubrir todas las demandas empresariales en función de la fase de adaptación en la que encuentre”, declaró Fernando Campos. Además, se ha intentado reforzar todos las prestaciones a través de 180 servicios adicionales a los que la PYME puede optar para potenciar su negocio utilizando Internet como medio.
Los servicios que Microsoft presta de manera estándar son acceso a Internet y cuentas de correo. “Lo que hacemos es dar unas cuentas de correo y facilitamos la licencia de uso completo de Outlook Professional favoreciendo el uso del correo electrónico, la agenda de contactos o gestión de tareas compartidas entre los ordenadores de la empresa”. La suscripción a este servicio tiene un coste de 3.500 pesetas al mes.
Para la segunda etapa se le proporcionan los servicios anteriores añadiendo el diseño de alojamiento de páginas Web, “siempre con su propio dominio punto com y no simplemente un marketplace ya que sólo se refleja su empresa y automáticamente las cuentas de correo electrónico pasan a su dominio”.
Además, se potenciará la ayuda a los usuarios suscritos para realizar actividades de marketing relacionadas, por ejemplo, con el alta en los buscadores. Otro servicio relacionado con las actividades promocionales es el diseño de propios banners para la empresa. Así, desde bCentral se puede contratar, dentro de sus ofertas adicionales, los servicios de profesionales que diseñen una campaña de banners personalizada para la empresa. Pero si la empresa no quiere incidir en más gastos, puede diseñar sus banners a través de unas plantillas que sugiere Microsoft y
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios