| Artículos | 01 NOV 2002

Asistentes en la palma de la mano

Tags: Histórico
El mercado se diversifica entre los terminales para grandes ejecutivos y para el mercado doméstico
Yolanda Sánchez.
Si la mayor movilidad es una de las claves de las Tecnología de la Información del futuro, el ordenador portátil y el teléfino móvil ya no son los únicos responsables. El PDA es otro de los grandes precursores de esta tendencia y cada vez son más los fabricantes que se han implicado en este sector. Para saber por dónde irán las tendencias en un futuro próximo, echaremos un vistazo sobre algunas de las alternativas que se han lanzado al mercado recientemente.

Movilidad, sencillez y uso profesional y personal. Éstas son algunas de las claves que han disparado el éxito del PDA frente a otro tipo de tecnología. Lo que en principio se pensó como una agenda electrónica, definitivamente, ha crecido al margen de sus creadores originales y ha ido incorporando funcionalidades y herramientas hasta convertirse en un sistema de gestión profesional y personal.
En principio planteado como un terminal de uso un tanto elitista, poco a poco fue interesando a usuarios de todos los niveles. Y es que el PDA parece seguir, de manera más lenta, la progresión que siguió en sus tiempos el teléfono móvil.
La competencia es muy dura en este campo y, por ello, los fabricantes suman cada vez más prestaciones y añaden nuevos servicios que llevan a que el PDA se vaya convirtiendo en un centro de tecnología portátil que se ha integrado de manera perfecta en las vidas de muchos profesionales y usuarios domésticos.
Definitivamente, el PDA levanta pasiones y odios y ya es parte de la imagen social de los usuarios que lo utilizan: ya no es importante utilizar un PDA sino utilizar el último modelo.
Por todo ello, los fabricantes invierten enormes cantidades de dinero en el desarrollo de un terminal más avanzado, con más servicios y con mayor calidad. En esta carrera vertiginosa, muchos de estos productos han dejado de ser una agenda electrónica y se han convertido en un nuevo sistema de comunicación multimedia.
¿Quiénes son los protagonistas que están implicados en este mercado? La lista sería interminable, ya que la gran mayoría de los fabricantes tienen intereses en este área tecnológica de una manera directa o indirecta.
Definitivamente, la convergencia de las comunicaciones hace que todas las necesidades comunicacionales puedan llegar a unirse en un punto tan pequeño como la palma de la mano.

El hermano mayor de una agenda electrónica
Un ejemplo del punto en el que se encuentra la evolución de los PDA es el recientemente presentado Pocket Loox de Fujitsu Siemens Computer, que fue el primero en integrar el procesador PXA250 de Intel a 400 MHz.
Como ya ocurrió anteriormente con la telefonía móvil, el sumar la mayor cantidad de prestaciones en el menor espacio posible, ha hecho que el tamaño importe mucho. Así, en el caso del Pocket Loox, el peso no rebasa los 165 gramos y reune conexión Bluetooth de serie y una amplia potencia y menor consumo de batería gracias al procesador de Intel.
Obviamente, con toda esta exhibición de prestaciones, las posibilidades y pretensiones van mucho más allá que el de una sencilla agenda electrónica. Asimismo, todo estos desarrollos se integran dentro de toda una estrategia de movilidad del fabricante que autoriza a sus usuarios a tener completa autonomía al margen del lugar en el que se encuentren.
El PDA cuenta con 32 MB de ROM y 64 de memoria RAM y una pantalla táctil TFT de 240 x 320 píxeles y 65.536 colores y ofrece una autonomía de uso 12 horas. Además, y conjuntamente con la conexión Bluetooth, cuenta con módulos adicionales LAN, GPRS y de módem.
Pocket Loox se completa con micrófono y altavoz integrado, cinco botones de navegación y ajuste automático de brillo en la pantalla para adaptarse a las condiciones de luz de cada momento. ¿Ciencia ficción? Pues no, ya se puede encontrar en el mercado y está siendo distribuido por Aryan y por Memory Set.

Pocket PC, el Windows de bolsillo
Una de las aplicaciones obvias y de mayor tirón de estos terminales es el uso como plataforma de trabajo para empleados móviles. Así, el llevar el PDA al entorno corporativo hace que se separe definitivamente de su origen como agenda electrónica y le convierte en una central móvil de trabajo. GPRS, color, Wi-Fi y memoria, junto a precios más reducidos, han pasado de ser inseparables de estas herramientas productivas de trabajo ya para un gran número de empresas.
En este sentido, y como uno de sus esfuerzos más agresivos, Microsoft ha dado un paso más para llevar Pocket PC a las manos de los trabajadores móviles. En esta ocasión contado con AT&T Wireless Group. El primero en una serie de programas similares que estará disponible para todos los partners de Microsoft es el AT&T Wireless Workware combina hardware, software y prestaciones inalámbricas en un paquete que fue diseñado para permitir a las empresas acercar todas las prestaciones habituales a sus empleados externos.
En conjunción con este anuncio, Siemens AG ha desarrollado una nueva combinación entre Pocket PC y PDA (Personal Digital Assistant) que está diseñada para trabajar sobre las redes inalámbricas de datos y voz de AT&T que funcionan sobre GSM (Global Systems for Mobile Communications) y GPRS (General Packet Radio Service).
La combinación de teléfono y de PDA tiene como principal característica estética una pantalla a color que permite a los usuarios, según ha confirmado la compañía, acceder con más calidad a la información corporativa así como el correo electrónico o la información del calendario. Estas prestaciones se traducen en la posibilidad, por ejemplo, de localizar, mediante un mapa de localización, a todos los demás empleados.

Cassiopeia PDA, todo un clásico en el mercado PDA
Casio no ha querido quedarse atrás en esta evolución y ha seguido actualizando progresivamente su PDA más famosa, Cassiopeia. Las prestaciones que ha entendido esta marca que son más importantes son las que garantizan su integridad física. Para ello, se ha basado en la idea de que estos asistentes cada vez tienen un mayor uso y, además de incorporar las prestaciones necesarias para permitir autonomía al usuario, es necesario que también garanticen que su PDA puede soportar “accidentes cotidianos” como la caída de hasta 1 metro de altura, entornos húmedos o polvorientos.
Éste es un aspecto que está tomando especial importancia, ya que los PDA son susceptibles de guardar, cada vez más, información crítica, lo que hace que necesiten de una serie de sistemas de protección, ya que su naturaleza móvil hace que esté más expuesto que el material de oficina.
Técnicamente es similar a algunos de los modelos que integran algunas de las líneas del fabricante. Basado en el procesador PXA250 XScale de Intel incluye 32 MB de RAM y 30 MB de memoria no permanente y un monitor TFT LCD de 3,5 pulgadas con papel táctil. Otras herramientas destacables que integra son los altavoces, micrófonos y láser de serie en todas los terminales de este modelo.
Con todo ello el nuevo modelo de Cassiopeia es una alternativa para los profesionales o los usuarios más exigentes que valoren la conexión por Bluetooth o las redes WLAN que se incluyen en los dos modelos que se han presentado recientemente en Japón.

PDA también para el mercado doméstico
Pero aunque cada vez los PDA integran más servicios y

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información