| Artículos | 01 FEB 2001

Aprovechar las oportunidades

Tags: Histórico
Mientras finalizaba un mes de enero lluvioso como pocos, llegaban a nuestra redacción los primeros ecos fiables y definitivos del año 2000 en forma de resultados económicos consolidados. El año iniciado bajo los malos augurios provocados por el Efecto 2000 se ha despedido de nosotros con otro guiño desagradable. Los datos negativos que predicen un enfriamiento de la economía norteamericana y el crecimiento de costes provocado por el incremento del precio del petróleo, junto con otras razones más o menos específicas de cada empresa, han provocado que grandes nombres de la industria hayan tenido que revisar a la baja sus previsiones de resultados.
Esto se traduce, en palabras que todos podamos entender, en que las empresas de TI no es que hayan perdido dinero, algo que sólo le ha ocurrido a algunas, sino que han dejado de ganar lo que esperaban.
Pese a que son malas noticias, sobre todo para las empresas implicadas, no es una situación traumática, simplemente un freno que, algunas compañías, han sabido esquivar. Además, esto ha servido para que algunas compañías decidan mirar este año 2001 con más cautela, porque lo de la economía norteamericana parece que no va a ser pasajero y ya se sabe que cuando las empresas recortan gastos uno de los primeros damnificados es la cuenta de gastos en equipamiento informático, pese a todo lo que le podamos decir a favor de la competitividad, la modernidad o el futuro del negocio.
Por este motivo, lo mejor es ponérselo fácil, y es lo que ha intentado el Gobierno con la ley de la que les hacíamos un extenso análisis hace ahora un mes.
Decíamos entonces que la ley necesitaba iniciativas empresariales que permitieran exprimir las posibilidades que ofrecía. Dicho y hecho, porque ya son cuatro las compañías pioneras en estas iniciativas, aunque esperamos que en breve este número quede pequeño y que sean muchas más.
Asimismo, el canal de distribución debe asumir su papel, como le animábamos a hacer hace un mes, para poder obtener negocio en estas iniciativas que se están poniendo y se van a poner en marcha en el futuro.
Si todos cumplimos con nuestra labor en este entramado, es posible que dentro de 365 días podamos sonreir mirando esta página y viendo como se finalizó un año 2001 con unas cifras que no se vieron afectadas ni por el petróleo, ni por la inflación, ni por el enfriamiento de la economía.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios