| Artículos | 15 ENE 2001

Año nuevo, ¿vida nueva?

Tags: Histórico
Llevamos quince días en el nuevo año, el que, ésta vez sí, inaugura el siglo, y nos gustaría hacernos eco de la famosa frase “año nuevo, vida nueva”, pero, como ya hemos sido capaces de desmostrarnos una y otra vez a nosotros mismos, la verdad es que el cambio de año no asegura que el resto de las realidades que nos rodean vayan a cambiar. Aquí seguimos, con las mismas tendencias de mercado, los mismos movimientos, las mismas verdades, y las mismas decisiones, ¿o no?
En los quince días que llevamos de año se han producido algunos cambios significativos. El más llamativo y, a la vez, el último en producirse, ha sido la firma del contrato de mayorista que Fujitsu Siemens Computers y Memory Set han realizado. El mayorista aragonés se incorpora a la cartera de socios comerciales del fabricante, que mantiene su intención de consolidarse como una referencia en el mercado del PC en Europa.
El siguiente de la lista de cambios, es el movimiento estratégico emprendido por Cofiman que, a simple vista, no deja de llamarnos la atención. La compañía jienense ha decidido abandonar su negocio mayorista para centrarse en su faceta de fabricante e integrador, porque, como sus propios responsables afirman, no les merece la pena seguir en ese negocio.
Estas decisions parecen contradecirse, lo que nos llevaría a pensar que, a lo mejor, la única salida para seguir en el mercado es la de huir hacia delante de la mano de los cientos de dispositivos que quieren presentarse como una alternativa al PC, porque las nuevas tendencias están haciendo añicos todo lo que conocíamos. Pero el día a día nos muestra que tampoco es así, porque tal y como señala el responsable europero de PYMES de HP en una entrevista que incluimos en este mismo número, el dealer tradicional no sólo no está perdiendo su hueco en el negocio, sino que está afianzándose como el nexo entre el fabricante y la PYME, que no olvidemos que sigue siendo el cliente por excelencia en nuestro país.
Así las cosas, nos encontramos con que el mercado de comienzos del siglo XXI es similar al del último lustro del XX, un micromundo de alternativas y de opciones, tantas como puede ofrecer la tecnología y el tipo de cliente.
Por tanto, pese a haber dicho adiós al cansado 2000 y hola al joven 2001, aquí seguimos, como decíamos al principio, igual que hace quince días, salvo porque estamos, eso sí, un poquito más viejos.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios