| Artículos | 01 JUN 2006

Análisis bancario, o cómo analiza una entidad financiera nuestros balances

Tags: Histórico
José M. Rodríguez y José A. Grande.
Cuando un mayorista, integrador o distribuidor de TI pretende acudir a una entidad financiera en busca de financiación con la que apoyar el desarrollo de su negocio, se encuentra ante la incertidumbre sobre cuánto y qué garantías solicitará el banco para acceder a su petición. Hoy por hoy el análisis bancario es un proceso aún opaco para las empresas que se inician en esta aventura. Por ello hemos querido desgranar los factores clave de los estados financieros que considera una entidad financiera para determinar la concesión o no de financiación a la empresa.

Para ello, hemos contado con la colaboración de José Antonio Grande, economista y a la postre, responsable de análisis de riesgos para España de uno de los principales bancos a nivel mundial por capitalización de activos.
El objetivo de este reportaje no es otro que ofrecer a nuestros lectores una herramienta de valoración previa antes de acudir a su banco en busca de financiación para poder determinar a priori el importe máximo que les será concedido.
En un informe preliminar de presentación de compañía anexo a los reportes que contienen la información económico-financiera de la empresa, es aconsejable suministrar la siguiente información:
A) objetivos de la empresa
- actividad que desarrolla
- estructura jurídica
- detalle de los accionistas
B) mercado en los que opera
- situación y perspectivas
- cuota de mercado que ostenta
- principales competidores

Un paquete completo de información económico-financiera deberá estar compuesto por los siguientes informes:
a) balance de situación y/o sumas y saldos
b) cuenta de resultados
c) presupuesto de tesorería
d) estado de origen y aplicación de fondos; cashflow generado

Balance de situación y/o sumas y saldos
Como bien es sabido, a través de éste se obtendrá el detalle de las principales partidas que componen activo y pasivo de la compañía.
La entidad financiera determina en una primera fase el peso de cada una de las magnitudes patrimoniales respecto del conjunto global. En función de su relevancia solicitará información adicional y de su correcta argumentación dependerá notoriamente el resultado de la decisión crediticia.

Cuenta de resultados; información-detalle sobre su composición
Éste es el modelo de cuenta de resultados generalmente utilizada por las entidades financieras y el detalle de información requerida sobre la composición de sus partidas. Es importante demostrar coherencia entre éstas así como una argumentación firme y estable sobre cualquier variación registrada.

Presupuesto de tesorería
Los datos mostrados suelen cubrir un período fiscal anual, y con él se observa la liquidez que va genera la empresa para cumplir con sus obligaciones de pagos.

Estado de origen y aplicación de fondos; cashflow generado
A través de él se determina la procedencia de recursos y su aplicación. Se distinguen:
a) Los recursos que se generan vía cuenta de resultados (beneficio después de impuestos + amortizaciones).
b) Los recursos que se generan vía cuentas del activo circulante, es decir, las cuentas a cobrar a clientes más la realización de stocks. Con estos recursos la empresa debe poder hacer frente al pago de la deuda bancaria que vence a corto plazo, al pago de proveedores, y al pago de otros acreedores, de tal forma que el resultado final sea que la empresa tiene recursos líquidos positivos, esto es recursos disponibles para hacer inversiones en activos fijos.
c) Las inversiones en activo fijo deben estar financiadas correctamente, es decir, una parte con recursos propios y otra parte con recursos ajenos a largo plazo, de tal forma que (activo fijo + fondo de maniobra) / (recursos propios + deudas a largo Plazo) arroje un resultado mayor que 1.

Se analiza el motivo de por qué la empresa hace inversiones en activos fijos, cuál es la rentabilidad esperada de estas inversiones, y cómo van a redundar en un incremento tanto de la rentabilidad económica (rentabilidad del activo total empleado en el período) como de la rentabilidad financiera (rentabilidad de los capitales propios empleados en el período).

Fuentes de información; contraste de la información aportada por la empresa
Con el fin de comprobar si la información suministrada es veraz y si la empresa cumple rigurosamente con sus obligaciones de pago, la entidad financiera acude al r.a.i. o registro de aceptaciones impagadas. En paralelo se solicitan informes comerciales a empresas especializadas, y si puede ser se solicita información a los bancos con los que trabaja la empresa con el fin de comprobar con aquéllos si atienden los pagos que tienen que efectuar.
Una de las cuestiones fundamentales es que la empresa presente estados financieros auditados, considerando profundamente la opinión que emite el auditor de los mismos. Este punto es altamente importante para el banco que realiza el análisis, llegando a generar una infravaloración de la información remitida por la empresa cliente de hasta el 50 por ciento en caso de manejar estados financieros no auditados.
Otra de las fuentes utilizadas habitualmente es el registro mercantil, de donde se obtiene información histórica con la que se analiza su evolución, si bien en la mayoría de los casos esta información es suministrada por la propia compañía.
Una fórmula también utilizada es pedir referencias/informes tanto a clientes como a proveedores y bancos, para constatar que la empresa a la que se pretende prestar capital es solvente, que genera liquidez suficiente para cumplir con sus obligaciones de pago, que el sector en el que opera es un sector con buenas perspectivas, y que tiene una gran proyección en el mercado

El poder de predicción de los ratios; piedra angular del análisis bancario
En diversos países, sobre todo en estados unidos, se han hecho estudios que demuestran el poder de predicción que tienen los ratios, herramienta muy utilizada por las entidades financieras en este tipo de análisis de crédito junto con la estadística de inferencia.
Un número de expertos han demostrado que a partir del ratio deuda/activo se puede ver si la empresa podría presentar suspensión de pagos antes de 5 años y en caso afirmativo, cuántos años tardaría en llegar a esta situación. Del mismo modo se establece que si la empresa tiene un ratio deuda/activo de 0,65 quiere decir, según el estudio mencionado, que dentro de unos dos años sería susceptible de presentar una suspensión de pagos.
Siguiendo con el mismo estudio, una empresa que tenga el ratio deudas/activo inferior a 0,37 no presentará suspensión de pagos antes de 5 años.
También son utilizados los estudios de Altman para predecir la probabilidad que tiene una empresa de hacer suspensión de pagos. Altman, a través de la investigación de un gran número de empresas, halló un índice que puede ser usado para predecir dicha probabilidad. El índice z se calcula a partir de los ratios siguientes:
Z = 1,2( fondo maniobra/activo) + 1,4 (beneficio retenido)/activo) + 3,3 (bfo. Antes intereses e impuestos/activo) + 0,6 (capitales propios/deudas) + 1 (ventas/activo).

Según el valor de z se puede estimar la probabilidad de suspensión de pagos. Así, si z es mayor que 3 no hay peligro de suspensión. Si z está entre 1,8 y 3 la si
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios