| Artículos | 01 JUN 2003

802.11g ¿para cuándo?

Tags: Histórico
El mercado SoHo es fundamental para la consolidación del estándar
Bárbara Madariaga.
¿Se aprobará finalmente el estándar 802.11g este mes de junio o volverá a sufrir otro retraso? Ésta es la pregunta que tanto fabricantes como usuarios de tecnología inalámbrica se hacen continuamente. A la espera de que el protocolo se apruebe, ya son varios los fabricantes que han decidido lanzar sus soluciones basadas en este pre estándar y tienen preparado un software de actualización para cuando 802.11g sea una realidad. En la contra, otras compañías prefieren esperar, aunque ya dispongan de productos que han sido desarrollados bajo este protocolo. Las ventajas son varias, pero la principal es la compatibilidad que ofrecen con los dispositivos basados en el estándar 802.11b, ofreciendo la misma velocidad que el 802.11a, es decir, 54 Mbps, en la banda de 2,4 GHZ.

Una de las pocas áreas que crece es aquella que gira en torno al estándar de la tecnología inalámbrica 802.11x. Y es que, según Jupiter Research, los dispositivos corporativos desarrollados bajo el protocolo inalámbrico, incluidas las tarjetas de acceso de red y los puntos de acceso, generarán casi 1.000 millones de dólares en el año 2008, un fuerte incremento si se compara con los 14 millones de dólares que, según las predicciones de la consultora, generarán este año. Todos estos datos se traducen en que el radio de crecimiento anual de estos cinco años será del 48 por ciento.
La base del crecimiento hay que buscarla en la consolidación de los estándares. La ratificación del protocolo 802.11g, que ha sufrido numerosos retrasos y que probablemente se produzca este mismo mes de junio (aunque desde algunas fuentes se asegura que ésta ya se ha pospuesto hasta agosto) y del estándar 802.11i, proporcionará a las empresas el respaldo que buscan en temas como la compatibilidad y la seguridad. Además, diferentes jugadores de las industria, como Intel con Centrino, Cisco Systems y la Alianza Wi-Fi, están ayudando a que la interoperabilidad entre los productos de diferentes fabricantes sea una realidad.

Soluciones WLAN
Uno de los factores que ha hecho posible el crecimiento durante el primer trimestre de 2003 de las ventas de unidades de dispositivos WLAN ha sido el desarrollo de soluciones basadas en los nuevos estándares, o, por lo menos, eso es lo que se desprende de un informe realizado y dado a conocer por la consultora Dell´Oro Group. El hecho de que los mencionados protocolos sean más rápidos ha favorecido la venta a nivel mundial de estos dispositivos.
A pesar de que las soluciones WLAN crecieron, durante el primer trimestre, un 6 por ciento, la consultora asegura que si los precios continúan bajando, los beneficios también se van a ver reducidos a pesar del incremento de las ventas.
En comparación con el primer trimestre de 2002, durante los tres primeros meses de este año los ingresos crecieron un 17 por ciento, alcanzando los 352 millones de dólares, y el número de unidades vendidas pasó de los 2,6 millones a los 4,8 millones. En estos resultados se tienen que incluir las tarjetas de acceso de red, los puntos de acceso y los gateway. Otra de las conclusiones de Dell´Oro Group es que, mientras que la ventas en los entornos SoHo aumentaron, la consolidación de los WLAN en las grandes empresas tardará por lo menos un par de años.

El estándar 802.11g crece
Otro de los factores que hay que tener en cuenta es la popularidad que están adquiriendo los productos desarrollados bajo el protocolo 802.11g. Entre las principales características de este nuevo estándar se encuentran la velocidad de transmisión de datos de 54 Mbps o la utilización de la banda de 2,4 GHz, la misma que utilizan los dispositivos basados en el estándar 802.11b. Cabe señalar que ya son muchos los fabricantes que han comenzado a comercializar productos basados en el pre estándar 802.11g, intentando tener disponible el software necesario para actualizar sus soluciones una vez que el protocolo sea aprobado.
“En U.S. Robotics tenemos la solución preparada aunque no la vamos a comercializar hasta que el estándar sea aprobado”, afirmó Javier Gómez, director general de la compañía, que continuó afirmando que “aunque ya existen fabricantes que han sacado productos desarrollados bajo 11g, como SMC o Linksys, estos no están dando más que problemas de rendimiento y de compatibilidad. El porqué hay que buscarlo en el hecho de que el desarrollo que se ha hecho internamente está basado no sobre un estándar sino sobre un entorno propietario. Éste es un problema que supone que si el usuario se decanta por comprar un producto desarrollado bajo 802.11g no está adquiriendo algo estándar, sino un entorno propietario. La posición que se ha adoptado desde U.S. Robotics a nivel mundial y que consideramos oportuna es que nuestras soluciones de 22 Mbps son los únicos productos en el mercado que se pueden actualizar desde un software específico que hemos desarrollado junto a Texas Instruments para que trabaje en rendimiento equivalente a 54, pero es 54 en b. De todas formas, en el momento que se apruebe el estándar 802.11g lanzaremos nuestras soluciones al mercado y las presentaremos con las modificaciones que va a haber sobre el estándar”.
La popularidad de los mencionados productos, que son sólo un poco más caros, según estimaciones del director general de U.S. Robotics, “aumentará el precio un 25 por ciento más o menos”, que los basados 802.11b, también ha condicionado los resultados obtenidos por el sector WLAN en el primer trimestre del año, haciendo que los ingresos aumenten en un uno por ciento con respecto al cuarto trimestre del año pasado.
Según fuentes de la consultora, el mercado SoHo está siendo fundamental para la consolidación del nuevo estándar, “aunque la adopción rápida por parte de los fabricantes también va a ser crucial”, afirmó Vicente Górriz, director de producto de Apple España. Cabe señalar que el 29 por ciento de los puntos de acceso y las pasarelas de banda ancha que se vendieron a la pequeña y mediana empresa estaban basadas en 802.11g.

Ventajas del estándar 802.11g
Las principales ventajas del estándar 802.11g derivan de las limitaciones de sus dos predecesores, es decir, los protocolos 802.11b y 802.11a. El primero de ellos utiliza la tecnologías de transmisión DSSS y cada punto de acceso soporta una velocidad superior a los 11 Mbps en tres canales que se sitúan en la banda de los 2,4 GHz. A pesar de esto, la tecnología tiene algunos inconvenientes. El principal es que, al tener únicamente tres canales, se incrementa la posibilidad de que existan numerosas interferencias entre un punto de acceso y otro.
En lo que respecta al estándar 802.11a, al utilizar una mayor banda y 13 canales (aunque 11 están pendientes de aprobación y se espera que no estén los trece funcionando plenamente hasta dentro de un par de años) se presenta como una mejor opción para aquellos usuarios o aplicaciones que necesiten mayor densidad y mayor velocidad de transmisión de datos. ¿Los inconvenientes? Además de que en la mayoría de los países que conforman Europa tiene problemas, ya que opera en la banda de los 5 GHz (utilizada por la mayoría de los ejércitos), tiene un rango corto y la técnica de modulación, denominada OFDM, no soporta los dispositivos que han sido desarrollados bajo el estándar 802.11b.
Pues bien, en lo que respect
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios