ACTUALIDAD | Noticias | 29 MAY 2015

La UE avisa: "toda empresa, grande o pequeña, debe pagar impuestos allí donde genere beneficios"

Tags: Actualidad
Aunque Amazon ha anunciado que va a tributar en los países europeos en los que está presente, otras compañías como Google o Apple continúan centralizando sus ventas en Irlanda para evitar pagar impuestos. La UE trabaja para lograr que se grave a las empresas allí donde se generen sus beneficios.
Unión Europea
Bárbara Madariaga

Europa trabaja por crear un marco fiscal más justo, que fomente el crecimiento y que sea transparente. Así lo ha hecho saber la Comisión Europea quien considera que “toda empresa, grande o pequeña, debe pagar los impuestos que le correspondan allí donde genere beneficios” tal y como ha destacado Valdis Dombrovski, vicepresidente de la Comisión y responsable del euro y del diálogo social.

Aunque Dombrovski puntualiza que “el impuesto de sociedades es responsabilidad de los Estados miembros” cree que es imperativo que la Unión Europea establezca “un marco claro y renovado” para crear “un impuesto de sociedades justo y competitivo”.

En este sentido, Pierre Moscovici, comisario de asuntos económicos y financieros, fiscalidad y aduanas, asegura que el actual marco “está desfasado” y que la fiscalidad de las empresas “no se adapta a la realidad actual” marcada por la digitalización y la globalización. “Para obtener una fiscalidad más justa y una menor fragmentación del mercado único, necesitamos revisar de raíz nuestro marco de fiscalidad empresarial en la UE. Sean grandes, pequeñas o medianas, las empresas deben poderse beneficiar por igual del mercado interior”, explica Pierre Moscovici.

En los últimos meses, las políticas fiscales de los países miembros de la Unión Europea han estado en el ojo del huracán debido a las prácticas de algunas multinacionales estadounidenses, como Google, Apple y Starbucks, que contabilizan todas las ventas que realizan en la Unión Europea en países con regímenes fiscales más permisivos, como Luxemburgo, Holanda e Irlanda. Estas prácticas han provocado la apertura de investigaciones contra dichos países y contra empresas como Amazon, quien a principios de esta semana anunció la decisión de comenzar a tributar en cada país en el que opera, entre ellos España.

Otra de las consecuencias fue la decisión de Reino Unido de aplicar tasas especiales para impedir que las compañías utilicen “estructuras elaboradas” para evitar pagar impuestos. Desde el mes de abril, aplica a las multinacionales estadounidenses, sobre todo tecnológicas, una tasa del 25 por ciento sobre los beneficios que estas obtengan por su actividad económica en las islas británicas. 

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha manifestado en más de una ocasión que una de las prioridades es luchar contra el fraude y la evasión fiscal. Su objetivo es lograr que se grave a las empresas allí donde se generen sus beneficios, y que las empresas no eviten pagar los impuestos que les correspondan con una planificación fiscal agresiva.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información